Escogiendo la Estructura de la Entidad de su Negocio

Los negocios pueden operar en una variedad de estructuras, tales como un sólo propietario, sociedad, sociedad limitada, corporación, o compañía de responsabilidad limitada. Cada una de estas formas de constitución proporcionan ciertos beneficios y también ciertas limitaciones. La estructura legal de un negocio determina cómo es administrado, cómo es gravado, y que reglamentaciones tiene que cumplir.

Así, pues, ¿cómo sabe cuál es la forma de la entidad apropiada para su negocio? Las cosas a considerar, incluyen:

Tamaño de la compañía– ¿Planea conservar su negocio pequeño o planea expanderlo mediante la adición de empleados y localizaciones? ¿Cuántos empleados tiene usted actualmente, cuántos dueños tendrá la compañía, y cada uno de los dueños tendrá una participación igual de acciones? Algunas estructuras corporativas requieren formalidades adicionales. Por ejemplo la forma corporativa requiere un consejo de directores, reuniones anuales, aprobación de los tenedores de acciones, etc. Las compañías más pequeñas pueden considerar formas más flexibles del negocio, tal como una LLC o aun la de un solo propietario.

Objeto del Negocio– ¿Su negocio hará y venderá un producto o proporcionará un servicio? Algunos estados solamente permiten a los proveedores de servicios personales registrarse como LLCs o LLPs.

Responsabilidad –Algunas formas de hacer negocio ofrecen la protección de la responsabilidad limitada, lo que significa que los dueños son solamente responsables por las deudas del negocio. A los negocios a los que se ofrecen la estructura relativa a la protección de la responsabilidad limitada incluyen corporaciones, compañías de responsabilidad limitada (LLCs) y sociedades de responsabilidad limitada (LLPs). Las que tienen un solo propietario y las sociedades, no tienen responsabilidad limitada.

Impuestos – Las ganancias y pérdidas de un negocio son tratadas en forma diferente para cada tipo de entidad de negocios. Las ganancias de los propietarios únicos y las de las sociedades se transfieren a los dueños y son tratadas como ingresos personales. Esto significa que las ganancias son gravadas una vez. Las ganancias de las corporaciones y las compañías de responsabilidad limitada no van necesariamente en forma directa a los dueños, pero se gravan cuando la compañía distribuye dividendos a los dueños. Existen algunas excepciones y alternativas dependiendo de la estructura de la entidad.

Los principales tipos de estructuras de negocios son:

1) Un Propietario Único es un negocio que en su totalidad pertenece a un solo dueño y en el que el negocio no tiene una entidad legal separada. El dueño posee personalmente todos los activos y ganancias y no se le puede requerir que se registre ante el Estado.

2) Una Sociedad es un negocio que tiene dos o más dueños que convienen en participar de las ganancias y que no está registrada formalmente como una corporación, LLC u otro tipo de entidad. La regla general en una sociedad es que cada socio posee una parte igual del negocio, a menos que exista un convenio de la sociedad en la que se dé a uno de los socios una participación mayor. En la mayoría de los estados pueden no requerirse los pasos formales para crear una sociedad, pero usualmente se recomienda cumplir con ciertas formalidades.

3) Una Sociedad de Responsabilidad Limitada (LLP) es un negocio que está organizado y opera exactamente como una sociedad pero en donde se limita la responsabilidad de cada socio. Algunos estados solamente permiten que profesionales con licencia formen una LLP, como arquitectos, contadores o abogados, mientras que otros estados permiten que cualquier persona forme parte de una LLP. La mayoría de los estados requieren que las LLPs se registren y paguen una cuota por el registro, e incluyan la descripción “sociedad de responsabilidad limitada” o “LLP” en el nombre del negocio.

4) Una Corporación es un negocio que tiene una entidad separada de sus accionistas, y puede ser organizada para cualquier propósito del negocio. Los requisitos generales son que debe haber por lo menos un accionista y que la corporación debe tener un(os) director(es), presidente, secretario y tesorero, aunque en algunos estados la misma persona puede tener todas esas posiciones. A diferencia de la sociedad o del propietario único, una corporación continúa existiendo aun cuando su propiedad cambie de manos.

5) Una Compañía de Responsabilidad Limitada (LLC) es un híbrido de una corporación y de una sociedad. A diferencia de la corporación, los propietarios de una LLC son llamados miembros, y LLCs. Las LLCs ofrecen responsabilidad limitada, mientras que requieren menos formalidades que una corporación. Pueden proporcionarse otras características para dotarlas de vida continuada si un miembro muere o vende sus intereses, existe centralización de la administración, y existe libertad para la transmisión de las acciones de un dueño.

Para determinar cuál es la mejor estructura para su negocio usted debe consultar a un abogado.

Hable hoy con un abogado calificado en Elegir una estructura para el negocio

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en elegir una estructura para el negocio puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en elegir una estructura para el negocio cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Su Próximo Paso:

Ingrese su lugar para conectarse con un abogado de Elegir una estructura para el negocio calificado hoy.

Búsqueda de Recursos de Elegir una estructura para el negocio en Abogado.com