Recursos Legales en Indiana

Panorama general del sistema judicial de Indiana

El sistema judicial de Indiana está compuesto por tribunales de cuatro niveles: los de competencia limitada, los de competencia general, los de segunda instancia (intermedio) y el tribunal de última instancia. Existen dos tipos de tribunales de competencia limitada: los tribunales de la población y los de la ciudad. Se ocupan de asuntos similares, como las infracciones de tránsito, las violaciones de los reglamentos y el código de la ciudad y los delitos menores.

Los tribunales de competencia general son los de circuito y los superiores. Ambos se ocupan de asuntos civiles y penales, pero en los tribunales de circuito generalmente se resuelven asuntos más graves, mientras que en los tribunales superiores se resuelven asuntos que comúnmente no llegan a los de circuito.

Los tribunales de segunda instancia (intermedios) son los tribunales de apelación y el tribunal fiscal. Ante el tribunal de apelación se presentan las apelaciones respecto a fallos emitidos por los tribunales del nivel inferior, y los fallos pueden modificarse o confirmarse en él. El tribunal fiscal cuenta con competencia original sobre las apelaciones de los fallos emitidos por el gobierno del estado o de la localidad respecto a cuánto debe pagar usted de impuestos, por ejemplo.

El tribunal que representa el último recurso es el Tribunal Superior de Justicia, en el que se resuelven las apelaciones de los fallos emitidos por los tribunales de segunda instancia (intermedios). También se ocupa de las tareas administrativas en relación con el sistema judicial de Indiana.

Abogados en Indiana

Cuando se presenta un asunto legal, contactar a un abogado con experiencia siempre es la mejor opción. En Abogado.com, usted puede buscar un abogado en Indiana que esté preparado y cuente con la certificación de Lead Counsel, por zona y por especialidad. Tenemos abogados en Indiana que se dedican a ramas específicas del derecho, por lo que usted podrá encontrar no solamente abogados, sino abogados expertos que le ayudarán a resolver los asuntos legales específicos de los que necesite ocuparse.

Emprender un negocio en Indiana

Al emprender un negocio en Indiana, es recomendable considerar tanto las consecuencias legales como la magnitud de los beneficios posibles. Usted deberá respetar las normas y reglamentos correspondientes durante el proceso de establecer su empresa.

El primer paso es decidir qué clase de empresa desea tener. Existen diferentes posibilidades, desde la opción más informal que representan las sociedades unipersonales hasta la opción altamente regulada de las empresas o corporaciones de responsabilidad limitada. Su elección dependerá de las metas a futuro que establezca para su negocio. El siguiente paso es decidir el nombre de la empresa: usted deberá consultar el sitio web de la Secretaría del Estado de Indiana para asegurarse de que el nombre que eligió no haya sido registrado antes por otra empresa.

Si piensa establecer una estructura empresarial más formal, necesitará presentar los documentos correspondientes, como el acta constitutiva. Todas las empresas deben registrarse para que les sea asignada una clave de identificación fiscal y para cubrir todos los impuestos correspondientes a nivel local.

Estadísticas empresariales de Indiana

Las pequeñas empresas son un motor clave entre los que impulsan la economía de Indiana: cerca de 488,000 de ellas dieron empleo a 1.2 millones de trabajadores en 2010, lo cual corresponde al 48.2 por ciento de los empleos en el estado. De acuerdo con la BLS, el desempleo osciló alrededor del 8.4 por ciento durante la mayor parte del 2013. Entre tanto, las grandes empresas (las que tienen más de 500 empleados en Indiana), representaron el 2.6 por ciento del total de empresas del estado.

Algunas de las grandes organizaciones empresariales más notables que han establecido sus oficinas principales en Indiana son las compañías listadas en Fortune 500 Eli Lilly (LLY), WellPoint (WLP) y Steel Dynamics (STLD).