Lesión Cerebral Taumática

Las lesiones cerebrales traumáticas son las responsables de casi un tercio de todas las muertes por lesiones en los Estados Unidos y representaron aproximadamente un 2.5 millones de visitas al hospital tan solo en el año 2010. Esta afección potencialmente mortal puede ser consecuencia de un golpe grave en la cabeza, una lesión cerebral penetrante o incluso negligencia médica. Cuando una lesión de esta naturaleza es consecuencia de las acciones imprudentes, dolosas o negligentes de otra persona u organización, un abogado especializado en lesiones personales calificado puede ayudar a la víctima a comprender mejor sus opciones legales.

Una lesión cerebral traumática puede ocasionar una dificultad económica importante en forma de facturas médicas, salarios no percibidos e incluso la pérdida del empleo. Las lesiones más graves pueden ocasionar también dificultades que trascienden lo financiero, como la pérdida de autonomía, una incapacidad de por vida e incluso la muerte. Si se establece un vínculo directo o indirecto entre la lesión y las acciones de la otra parte, esa parte puede ser hallada responsable de todo o parte de los daños que resulten de la lesión.

Causas de una lesión cerebral traumática

Entre las causas más comunes de una lesión cerebral traumática se incluyen las caídas, los choques entre vehículos motorizados y los asaltos. Las lesiones ocasionadas por el deporte y las actividades recreativas representan a miles de casos cada año, en los cuales muchos las víctimas tienen menos de 19 años. Las contusiones son el tipo más común de lesiones cerebrales traumáticas. Si bien los Centros de Control y Prevención de Enfermedades las clasifican como una forma leve de lesión cerebral, las contusiones pueden tener efectos a largo plazo e incluso mortales, especialmente cuando son múltiples. Por ejemplo, en casos excepcionales, una contusión puede hacer que se formen coágulos sanguíneos peligrosos en el cerebro.

Las lesiones cerebrales traumáticas y la mala praxis médica

Los reclamos legales por una lesión cerebral traumática se pueden iniciar contra los proveedores médicos si se considera que la lesión o el alcance de la lesión fue consecuencia de negligencia médica. En términos legales, la negligencia es no proporcionar el mismo nivel de atención que una persona razonable habría proporcionado en las mismas condiciones. También se puede caracterizar por acciones u omisiones impropias.

Por ejemplo, la negligencia puede ser un factor cuando el paciente sufre un deterioro cognitivo después de una cirugía de cerebro. También puede ser un factor cuando el daño cerebral es consecuencia de un aneurisma o un accidente cerebrovascular no diagnosticado. El ejemplo de la cirugía de cerebro describe una acción directa, y el aneurisma no diagnosticado describe un descuido o una omisión. Pero ambos, en teoría, pueden elevarse al nivel de la negligencia.

Los reclamos por negligencia médica pueden surgir de actos tales como:

  • no diagnosticar una lesión cerebral,
  • prescribir un medicamento en exceso que causa daño neurológico,
  • administrar de forma incorrecta la anestesia.

Reclamos por mala praxis médica

La mala praxis médica es un reclamo legal aparte de la negligencia médica. La diferencia entre las dos causas de acción puede ser confusa. La diferencia es que, en los casos de mala praxis médica, tanto el proveedor médico como el centro de atención médica que emplea al proveedor pueden ser acusados.

En los reclamos de mala praxis médica la ley de prescripción establece un plazo más breve que en los reclamos por lesiones personales. Por ejemplo, California suele permitir una ventana de 2 años para los reclamos por lesiones personales según lo establece el Código Procesal Civil de California en su artículo 335.1. No obstante, el artículo 340.5 estipula que los demandantes deben iniciar un reclamo por mala praxis en el plazo de un año luego de descubierta la lesión. De igual modo, Nueva York permite 3 años para los reclamos generales por lesiones personales conforme al artículo 214 de la Ley de Práctica Civil de Nueva York, pero 2 años y 6 meses para los reclamos de mala praxis (214-a).

Hable hoy con un abogado calificado en Lesión cerebral

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en lesión cerebral puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en lesión cerebral cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Su Próximo Paso:

Ingrese su lugar para conectarse con un abogado de lesión cerebral calificado hoy.

Búsqueda de Recursos de Lesión Cerebral en Abogado