Procedimientos de la sucesión del patrimonio

En Texas, aún si alguien no escribió su testamento, el patrimonio no revertirá al Estado (conocido como "escheat") a menos que no tenga herederos. El patrimonio paga los costos de la búsqueda de herederos y los costos asociados con el “abogado ad litem" que es un abogado designado por el tribunal para representar a los herederos perdidos y desconocidos. Usualmente, el tribunal designa un Administrador para manejar el patrimonio. El Administrador debe adherirse a la supervisión del tribunal y solicitarla antes de efectuar cualquier acción. Una vez que el tribunal ha autorizado esa acción y el Administrador la ha efectuado, debe reportar al tribunal lo que se hizo efectivamente. El patrimonio paga todos los costos de la administración. Si sobreviven al difunto el cónyuge e hijos que no sean del matrimonio (o sea los hijos del difunto pero no del cónyuge sobreviviente) el patrimonio se distribuye como sigue: El cónyuge obtiene un tercio de la propiedad poseída por separado (tanto real como personal.) Los hijos reciben dos terceras partes de la propiedad poseída por separado (tanto real como personal) y una mitad de la propiedad poseída en común (tanto real como personal). Si no sobreviven al difunto hijos, pero si un cónyuge y los padres del difunto, el cónyuge recibe una mitad de la propiedad poseída por separado y toda la propiedad personal poseída por separado así como la propiedad poseída en común (tanto real como personal). La mitad remanente de la propiedad poseída por separado va a los padres en partes iguales. Si ellos ya no viven, va a los hermanos del difunto o a los descendientes de los hermanos. Si el difunto no era casado y no le sobrevivieron hijos, pero si los padres, una mitad del patrimonio va al padre y la otra mitad a la madre. (En este caso no hay propiedad en común, dado que la propiedad en común solo existe cuando en una propiedad participan esposos y esposas.) Si un padre ha fallecido, la porción del mismo es dividida entre los hermanos del difunto o los hijos de los hermanos. Si el difunto falleció estando viudo o viuda, pero le sobreviven hijos, la totalidad del patrimonio se divide en partes iguales entre los hijos. Si sobreviven al difunto el cónyuge y los hijos del matrimonio, la totalidad del patrimonio va al cónyuge sobreviviente. Los hijos adoptivos son tratados como hijos naturales y pueden heredar tanto de sus padres naturales como de los adoptantes. Los hijos del cónyuge sobreviviente, pero no del difunto, no pueden heredar del patrimonio, a menos que el difunto los hubiere adoptado.

Hable Hoy con un Abogado Calificado en Leyes sobre adultos mayores

Este artículo pretende ser útil e informativo. Pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en leyes sobre adultos mayores puede atender sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Tome el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en leyes sobre adultos mayores cerca de usted para discutir su situación jurídica específica.

Búsqueda de Recursos de Leyes Sobre Adultos Mayores en Abogado

Encuentra un abogado en su área

Leyes sobre adultos mayores Videos

Negligencia médica