Los abogados siguen disponibles para ayudarle. Programe una consulta desde su casa hoy mismo. Buscar abogados locales.

¿Qué hacer si compré un producto con tarjeta de crédito y la letra chica trajo sorpresas?

Un comercial en Facebook promociona una crema para el cuidado de la piel a un precio muy bajo o sin cargo alguno: "Pague sólo los gastos de envío y le enviaremos la crema totalmente gratis", afirma el anuncio.

Entonces cuando usted va al sitio web para realizar su compra, llena los datos con su dirección, la información de su tarjeta de crédito y acepta los términos y condiciones.

Efectivamente, usted paga en ese momento sólo $5 por el envío.... y a las dos semanas o al mes, se encuentra con que se le debitaron de su tarjeta de crédito otros $200 dólares.

Resulta que los términos y condiciones decían que si usted no devolvía la crema en los próximos quince días de recibida, se le cobraría el total del producto y una suscripción a un plan mensual. Es decir, que ahora la empresa de cremas le cobrará todos los meses $100 dólares y usted recibirá la falsa crema "gratuita" por un año.

Si bien es cierto que es un error no leer en detenimiento los términos y condiciones al comprar un producto, no es cierto que por ello usted deba estar atado a una suscripción eterna a algo que ni siquiera quería.

Este tipo de compras engañosas están a la orden del día, incluso hasta existen grupos de Facebook con gente que ha sido engañada por estas compañías donde se denuncian sus nombres.

He aquí una serie de estrategias para, en primer lugar, evitar caer en estas trampas y luego para solucionar el problema si hemos sido engañados.

Para evitar caer en fraudes:

  • Realice una búsqueda. La gente deja su opinión en internet y la mayoría de estas compañías que operan fraudulentamente están desenmascaradas en más de un foro. Pruebe buscar el nombre de la compañía en cuestión seguida de la palabra "scam", "scheme", "fraud" o engaño, estafa, fraude o similares y verá con qué se encuentra. También puede consultar el sitio web de Información al Consumidor (en inglés) del gobierno que cuenta con alertas de fraude.
  • Observe que el sitio web esté actualizado y existan datos de contacto. Vaya hasta abajo de la página para ver el año de la última actualización del sitio web del comerciante y busque números telefónicos, direcciones físicas y direcciones de correo electrónico del comerciante.
  • Lea los términos y condiciones. Sí, son largos, pero la letra chica es la que dice toda la verdad sobre esa oferta que parece un regalo.
  • No comparta los datos de su tarjeta de crédito, especialmente si alguien le llama por teléfono para venderle algún producto o si dice ser un representante de soporte técnico de Google, Facebook, el Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés) o Microsoft.

Si usted ya realizó la compra

El primer paso es contactar al comerciante. En el mejor de los casos, un comerciante honesto le reintegrará su dinero o reemplazará el producto defectuoso.

En el caso de que se le niegue el reembolso de su dinero o el reemplazo del producto defectuoso, o que el número de atención al cliente no exista o dé siempre ocupado, es hora de llamar a la compañía de nuestra tarjeta de crédito. Muchas compañías dan la opción de realizar la disputa en línea, enviando carta por correo o también puede llamar al número telefónico detrás de su tarjeta.

Sea detallista y explique a su compañía de tarjeta de crédito por qué el producto que recibió era defectuoso o engañoso y que intentó en repetidas oportunidades comunicarse con el comerciante sin obtener respuesta u obteniendo una respuesta negativa.

La ley de Facturación Justa del Crédito (en inglés Fair Credit Billing Act) brinda protección a los consumidores que realizan compras con tarjeta de crédito e indica que se cuentan con 60 días desde que se facturó el cargo para reclamar el reembolso. La compañía de tarjeta de crédito actúa como mediador e investigador y, evaluando el caso, decidirá a favor suyo o del comerciante.

Además, en el caso de las suscripciones indeseadas, la buena noticia es que su compañía de tarjeta de crédito puede bloquear nuevos intentos de débito de ese comerciante, por lo cual es vital actuar con rapidez y emitir una orden de cese del pago apenas se detecta que estamos suscriptos a pagos recurrentes sin quererlo.

El sitio web de la Oficina pro Honradez Comercial o BBB (en inglés, Better Business Bureau) dice expresamente que es ilegal esconder términos claves en la letra chica u otro lugar donde es poco probable que las víctimas los vean. La última opción si ni el comerciante ni su compañía de tarjeta de crédito responden a su favor, es realizar un reclamo ante la BBB en esta página (en inglés)... y recuerde desconfiar la próxima vez que vea una oferta demasiado buena para ser verdad.

Hable hoy con un abogado calificado en Protección al Consumidor

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en protección al consumidor puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en protección al consumidor cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Su Próximo Paso:

Ingrese su lugar para conectarse con un abogado de protección al consumidor calificado hoy.

Recursos Adicionales de Protección Al Consumidor

Recursos Legales Estatales de Protección Al Consumidor

Búsqueda de Recursos de Protección Al Consumidor en Abogado.com