Los abogados siguen disponibles para ayudarle. Programe una consulta desde su casa hoy mismo. Buscar abogados locales.

¿Cuánto puedo gastar en una casa?

Si usted está buscando comprar una casa, lo más probable es que deba pedir un crédito hipotecario y se pregunte cuánto dinero le prestarán. Según Zillow, una de las reglas que los prestamistas utilizan para decidir cuánto dinero prestar es la regla 28/36, de acuerdo a la cual el pago de la hipoteca no debe superar el 28% del ingreso bruto de quien pide el préstamo y el total de endeudamiento de quien pide el préstamo no puede ser más que el 36% de sus ingresos.

Así, si usted gana $ 50 000, lo máximo que el prestamista aprobará será una hipoteca anual de $ 14 000 (un pago mensual de aproximadamente $ 1 170 al mes), siempre y cuando el total de sus deudas no exceda $ 18 000 al año.

Sin embargo, el hecho de que usted pueda acceder a un cierto préstamo no significa que sea una buena idea pedir prestada la mayor cantidad de dinero posible. Si bien puede que una hipoteca de $ 1 170 no parezca excesiva para una familia con ingresos de $ 50 000, hay que recordar que estamos hablando de ingreso bruto y no líquido. Es decir, a estos $ 50 000 habrá que hacerles los descuentos correspondientes por impuestos federales y estatales al ingreso, Seguro Social, Medicare, seguro de salud, planes de jubilación, etc. y todos los demás gastos que regularmente incurre una familia, como pago de créditos automotrices, gasolina, comida, educación, cuidado de niños y entretenimiento.

Además de lo anterior, una casa nueva implica muchos otros gastos, como por ejemplo:

  • Gastos de inspección, mudanza, reparaciones, mobiliario y otros en que se debe incurrir antes de mudarse a la casa.
  • Gastos mensuales por servicios como agua, gas, electricidad, internet, recogida de basura, etc. Energy Star (en inglés) señala que el promedio por estos gastos llega a $2 060 por año, lo que se traduce a una suma de un poco más de $ 170 por mes.
  • Gastos imprevistos de mantenimiento o reemplazo de techo, estufa, horno, refrigerador, lavadora de platos, lavadora y secadora de ropa, etcThe Balance (en inglés) señala que una regla popular es estimar que el 1% del valor de su casa irá a reparaciones cada año. Así, si su casa costó $ 240 000, se sugiere que considere $ 2 400 al año (o $ 100 al mes) para estos gastos. Si su casa es antigua o está en una zona climática helada, lo más probable es que estos gastos sean mayores.

Qué hacer si no le alcanza con su presupuesto

Si, después de hacer los cálculos, se da cuenta de que su presupuesto no le alcanza para comprar una casa, no se desespere. Hay ciertas medidas que puede tomar para mejorar su situación:

  • Cotice, cotice y cotice. No se quede con lo que le diga el primer banco. Vaya a varios bancos y pregunte qué interés le cobrarían por su hipoteca. Lo mismo aplica para su seguro de propietario (“homeowner's insurance"). Diríjase a varias compañías de seguro y compare tarifas.
  • Mejore su puntaje crediticio (¨credit score¨). Pague sus tarjetas de crédito, préstamos estudiantiles y otras deudas a tiempo. Si está atrasado en sus pagos, negocie un plan de pago con sus acreedores. Esto le permitirá subir su puntaje crediticio y acceder a una mejor tasa de interés. Además, mientras menos deudas tenga, más dinero estarán dispuesto a prestarle los bancos y otras instituciones financieras para que compre su vivienda.
  • Haga un pago de al menos 20% del precio de su vivienda. Si puede, intente ahorrar al menos el 20% del precio de su vivienda. Además, esto hará que tenga que pedir menos dinero prestado y le permitirá eximirse del pago del seguro hipotecario de los prestamistas (¨private mortgage insurance¨) que los bancos exigen si la persona compra una vivienda con un pie, pago inicial o entrada menor al 20% del precio de venta de la propiedad.
  • Considere propiedades en otras áreas. Los precios de los bienes raíces varían no solo de un estado a otro, sino que también de una ciudad a otra e incluso de un barrio a otro. Puede que haya casas similares a las que está buscando en un barrio más asequible. Además de esto, los impuestos a los bienes raíces también varían de un lugar a otro. Si averigua qué lugares cobran menos impuestos a la propiedad, la misma cantidad de dinero le alcanzará para más.

Hable hoy con un abogado calificado en Derecho inmobiliario

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en derecho inmobiliario puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en derecho inmobiliario cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Su Próximo Paso:

Ingrese su lugar para conectarse con un abogado de derecho inmobiliario calificado hoy.

Recursos Adicionales de Derecho Inmobiliario

Búsqueda de Recursos de Derecho Inmobiliario en Abogado.com

Videos de Derecho inmobiliario

Cómo solicitar el divorcio