¿Quién está Protegido de la Discriminación en el Empleo?

La mayoría de los trabajadores estadounidenses son empleados a voluntad. Esto significa que pueden ser desempleados o despedidos por su empleador en cualquier momento por cualquier razón o sin ella. Sin embargo, el derecho del empleador de despedir un empleado, rehusarse a contratar a un empleado o proveer ciertos beneficios, no es ilimitado. El empleador debe atenerse a todas las leyes aplicables al empleo que protejan a los empleados y a los empleados en potencia de la discriminación.

Las Leyes Federales

Desde los años sesenta, se han aprobado varias leyes que tienen como propósito proteger a los empleados de ser discriminados por sus empleadores. Esto incluye salvaguardar las clases de personas protegidas de despidos injustificados, discriminación durante la contratación, salarios injustos, condiciones de trabajo injustas, beneficios injustos, transferencias injustas, asignaciones injustas, acceso injusto a las instalaciones de la compañía y más.

El movimiento hacia la codificación de leyes anti-discriminatorias empezó con la Ley de Pago Igual de 1963. Esta Ley previene a los empleadores de discriminar en el pago de salario entre hombres y mujeres que llevan a cabo un trabajo sustancialmente igual en el mismo establecimiento. La Ley se aplica a casi todo empleador en los Estados Unidos.

En 1964, la iniciativa de la Ley de Derechos Civiles fue aprobada por el Congreso y elevada a ley. El Título VII de esa Ley protege a los empleados de la discriminación basada en la raza, color, religión, sexo y nacionalidad de origen. La Ley se aplica a todos los empleadores que dan trabajo a por lo menos 15 empleados.

Los empleados mayores de edad obtuvieron la protección contra la discriminación al aprobarse la Ley de Discriminación por Edad en el Empleo de 1967. Esa Ley se aplica a los trabajadores de 40 años de edad y más, siempre que el empleador privado tenga 20 o más trabajadores. También se aplica a empleadores públicos, agencias de empleo y grupos de trabajo.

En los setentas, fueron aprobadas dos leyes significativas anti-discriminación. La primera fue la Ley de Rehabilitación de 1973 que prevenía que el gobierno federal discriminara contra empelados que tuvieran discapacidades. En 1978, la Ley de Reforma del Servicio Civil se aprobó y prohibió numerosas prácticas del personal. Esta ley pretendía promover sobre todo la imparcialidad en el área del empleo del gobierno federal.

En 1990, la Ley sobre los Estadounidenses con Discapacidades fue aprobada y disponía la protección de individuos calificados con incapacidades en el sector privado y en los gobiernos locales y estatales, igual que la Ley de Rehabilitación lo había hecho para los empelados federales 17 años antes.

Es importante notar que muchos estados tienen protecciones adicionales para los empleados dentro de su Estado. Esas leyes varían y algunas amplían significativamente las leyes federales. Por ejemplo, algunos estados tienen leyes que protegen a los empleados de la discriminación basada en la orientación sexual. Los estados tienen permitido disponer mayor protección a los empleados pero no pueden reducir la protección que otorga la ley federal. La mayoría de los estados tienen una oficina de igualdad de oportunidades y una comisión de igualdad de oportunidades que pueden proporcionarle información adicional sobre las leyes y protecciones específicas del Estado.

La Responsabilidad de los Empleadores

Los empleadores deben hacer ajustes necesarios para proteger a las clases descritas por la ley estatal o la federal. Esto significa, por ejemplo, que las observancias religiosas de una persona deben ser efectuadas de una manera que no causen daño material al empleador.

Muchos argumentan que la discriminación en el empleo todavía existe, sin embargo, las leyes sobre discriminación en el lugar de trabajo tienen el propósito de disminuir la extensión en que la discriminación afecta a los empleados y ayudar a elevar y equiparar el campo de juego para todos los empleados.

Hable hoy con un abogado calificado en Derecho laboral y de empleo

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en derecho laboral y de empleo puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en derecho laboral y de empleo cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Su Próximo Paso:

Ingrese su lugar para conectarse con un abogado de Derecho laboral y de empleo calificado hoy.

Recursos Adicionales de Derecho laboral y de empleo

Búsqueda de Recursos de Derecho laboral y de empleo en Abogado.com