Cómo tratar los asuntos médicos

Los problemas importantes de la salud pueden ser devastadores de diversas maneras para las familias. Si un miembro de la familia llega a estar gravemente enfermo, los asuntos como la pérdida del empleo o de los ingresos, la pérdida del seguro médico, y la incapacidad para pagar las cuentas médicas, todas pueden llegar a tener un impacto negativo en la familia. Aun más, el padre o el cónyuge que está a cargo del miembro enfermo de la familia puede experimentar sus propios problemas al abandonar el empleo, obtener el seguro medico para la familia cuando la cobertura del seguro ha concluido, y tomar decisiones financieras por la familia. Finalmente, los asuntos relacionados con los cuidados a la salud que involucran embarazo y parto, pueden tener implicaciones para la familia, asimismo, en términos de la cobertura del seguro médico y del abandono del trabajo.

 Su derecho de obtener y conservar un seguro médico

 Si usted tiene acceso a un plan de seguro medico patrocinado por el empleador debido a su empleo o el de su cónyuge, usted tiene derecho de acuerdo con la ley federal llamada La Ley de Seguridad del Ingreso por Retiro de parte del Empleador de 1974 (“ERISA”). ERISA requiere que usted proporcione cierta información acerca de su plan de salud, tal como el límite de una cobertura, costos, y reglas que usted debe cumplir. ERISA también prevé que a usted se le proporcione información acerca del procedimiento de apelación de la negativa de su reclamación de cuidados médicos que usted ha presentado para usted y/o miembro(s) de su familia. 

 Si usted es un miembro de la familia que se encuentra cubierto por un plan de seguro, tal como el caso de un diagnóstico de cáncer, la Ley de Contabilidad y Transferencia de Seguros de la Salud (“HIPAA”) prohíbe a las compañías de seguros discriminarlo en manera alguna. Por ejemplo, una cobertura de seguro no debe cobrar diferentes primas o cuotas para una persona enferma como opuesta a una persona saludable, negarle cobertura para su tratamiento, o de alguna otra manera excluirlo de la cobertura. Similarmente, la cobertura de un seguro no debe prohibirle inscribirse en un plan de seguro medico si usted está enfermo o no reúne ciertos estándares de salud. Igualmente, HIPAA requiere que su plan de seguro de salud le dé la oportunidad adicional de inscribirse u obtener cobertura de acuerdo con un plan, si usted ha sufrido el cambio de ciertas circunstancias, tales como su casamiento, divorcio, si dió a luz o adoptó a un niño, si se muere su cónyuge que es el que le proveyó la cobertura del seguro médico, o si perdió otra cobertura de seguros (a través del empleo del cónyuge). 

 HIPAA también le otorga ciertos derechos en términos de servicios cubiertos. HIPAA modificó ERISA para imponer límites sobre la exclusión de condiciones médicas preexistentes, o de aquellas condiciones médicas por las cuales usted recibió algún tipo de tratamiento durante un período de seis meses previo a su inscripción al plan de seguro médico del empleador. Muchas pólizas de seguros excluyen la cobertura para el tratamiento relacionado con condiciones médicas preexistentes, pero HIPAA requiere que las compañías de seguros limiten sus períodos de exclusión de condiciones médicas preexistentes a 12 meses, y que le acrediten cualesquiera períodos de la cobertura de otros seguros médicos que haya tenido durante ese período de 12 meses.

 Si usted pierde su seguro medico debido a que perdió su trabajo, o ya no puede trabajar muchas horas debido a su enfermedad, o a la enfermedad de un miembro de la familia, usted tiene algunos derechos para conservar la cobertura de su actual seguro médico de acuerdo con la Ley de Reconciliación Presupuestal Omnibus Consolidada (“COBRA”). COBRA se aplica a todos los empleadores que ocupan 20 o más empleados, y requiere que usted pueda comprar seguro medico a través de su antiguo empleador al mismo precio hasta por los 18 meses siguientes de la pérdida de su empleo. Aunque puede ser costoso conservar la cobertura médica de acuerdo con COBRA debido a que usted debe pagar la parte de su empleador correspondiente a la prima de su seguro, junto con su propia participación en el pago de dicha prima, todavía así será típicamente más barato que intentar adquirir una póliza de seguro privado.

 

Alternativas al seguro medico proporcionado por el empleador

 

Existen algunas alternativas del seguro médico privado, si ya no tiene acceso a él a través de su empleo. La gente que está auto-empleada, por ejemplo, las personas desempleadas, que no tienen acceso a planes de seguro de salud patrocinados por el empleador. Usted puede adquirir pólizas de seguro privadas, pero son de costos prohibitivos, y llevan consigo muchos deducibles. Aun más, estas pólizas de seguro privadas pueden no cubrir ciertas condiciones médicas, aun cuando sean necesarias. 

 

Si usted o un miembro de su familia esta sufriendo de una condición de salud grave que se espera que durará algún tiempo, usted puede analizar los programas disponibles en su Estado para la cobertura de seguros de salud públicos. Si se reúnen ciertos requisitos financieros de elegibilidad, la mayoría de los hijos son elegibles para quedar cubiertos por los programas Medicaid estatales. De la misma manera, los adultos que están discapacitados pueden ser elegibles para seguro médico a través de los programas Medicaid estatales. Los requisitos para la elegibilidad así como de la cobertura, varían ampliamente de Estado a Estado, y dependen de la ley de cada Estado así como de las reglamentaciones que gobiernan estos programas. 

 

Igualmente, si usted o un miembro de su familia se encuentra discapacitado permanentemente y/o es mayor de 65 años de edad, usted o el miembro de su familia pueden tener derecho a la cobertura del seguro médico de acuerdo con Medicare, que es un programa federal público de seguro de la salud. No existen límites de ingreso en la cobertura Medicare, pero usted debe hacerse responsable de algunas primas mensuales y las que deben pagarse conjuntamente, exactamente como si usted estuviera cubierto por una póliza del seguro de salud privado.

 

Finalmente, si usted necesita cuidados médicos de emergencia y usted no tiene acceso a programas de seguro público privado, usted todavía puede recibir cuidados médicos de emergencia. De acuerdo con la Ley de Trabajo Activo y Tratamiento Médico de Emergencia (“EMTALA”), todas las instalaciones de cuidados a la salud deben evaluar a las personas que solicitan tratamientos médicos de emergencia, incluyendo a las mujeres embarazadas que se encuentran en labor de parto, para determinar si existe una condición de emergencia, y llevar a cabo acciones para estabilizar la condición médica de emergencia. La ley dispone que existe una condición médica de emergencia cuando los síntomas son tan severos que el hecho de no proporcionar o demorar un tratamiento médico razonablemente podría dar como resultado un grave daño. Aunque EMTALA requiere que todas las instalaciones de cuidados a la salud proporcionen los tratamientos de emergencia que se necesiten, ello no implica que proporcionen tratamientos médicos que vayan más allá de los requeridos por la emergencia, incluyendo los seguimientos necesarios o el cuidado médico continuo. Sin embargo, a algunos hospitales lucrativos se les requiere, por sus propias políticas, proporcionar en algún grado cuidados de emergencia de caridad, de tal manera que usted puede tener otros programas mediante los cuales usted puede recibir tratamiento médico que no sea de emergencia a costo reducido o sin costo alguno.

 

Tomando tiempo de su trabajo – Sus derechos de acuerdo con la Ley de Abandono por Razones Médicas y Familiares

 

Si usted llega a estar gravemente enfermo y necesita tomar tiempo de su empleo, o si un miembro de su familia se enferma y usted necesita ese tiempo a fin de cuidar a ese miembro de su familia, usted tiene el derecho de hacerlo de acuerdo con la Ley de Abandono Médico por Razones de Trabajo y Familiares (“FMLA”). La FMLA puede proporcionarle una forma de abandono de su empleo en el evento de una enfermedad, siempre que trabaje para un empleador que esté cubierto, o trabaje dentro de 50 millas de una localidad en la que existan por lo menos 50 empleados, y usted haya trabajado para su empleador durante un período de por lo menos 1,250 horas durante un período de por lo menos seis meses. Si usted está cubierto por FMLA, usted es elegible para tomar un abandono del trabajo sin pago hasta por 12 semanas, aunque su empleador puede requerir que usted utilice cualquier tiempo disponible por enfermedad, asuntos personales o vacaciones que usted haya acumulado para los propósitos del abandono de FMLA antes de que se le autorice el abandono sin paga.

 

El abandono está permitido de acuerdo con FMLA si usted o un miembro de su familia está padeciendo una condición de salud crónica grave que lo haya dejado a usted o al miembro de su familia incapacitado, que continúe en esa situación por un período de tiempo extenso, y que requiera tratamiento médico periódico. Sin embargo, según se requiera, usted puede tomar tiempo de abandono de FMLA en incrementos; no se requiere que su abandono sea en forma consecutiva.  

 

Embarazo y adopción

 

La cobertura de FMLA también está disponible para progenitores que hayan tenido un nuevo hijo, ya sea a través de un parto o de adopción. Aunque una madre puede tomar hasta 12 semanas de abandono de FMLA para recuperarse del embarazo y/ o parto, y para cuidar a su recién nacido, también se permite que un padre tome la misma cantidad de abandono a fin de cuidar a su esposa incapacitada y/o a su hijo. Nuevamente, este abandono del trabajo no es pagado, y a usted se le podrá requerir que agote todo el tiempo del abandono al que tiene derecho antes de tomar el abandono de acuerdo con FMLA. 

 

Sin embargo, si usted elige tomar el abandono de su empleador de acuerdo con la FMLA, su empleador puede requerir que usted le proporcione una certificación de un profesionista médico acerca de la condición de salud grave y crónica que le está afectando a usted o a un miembro de su familia. Su empleador podrá requerir que actualice esta certificación por lo menos cada seis meses. Aunque no se le requiere que divulgue su información médica privada a su empleador de acuerdo con Salud, usted tiene que proporcionar la certificación médica solicitada por su empleador.

Hable hoy con un abogado calificado en Seguro médico

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en seguro médico puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en seguro médico cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Su Próximo Paso:

Ingrese su lugar para conectarse con un abogado de Seguro médico calificado hoy.

Recursos Adicionales de Seguro médico

Búsqueda de Recursos de Seguro médico en Abogado.com

Beneficios de salud bajo COBRA

Videos de Seguro médico