Derechos de visitas de los abuelos en EE.UU.

El derecho de visitas de los abuelos en los Estados Unidos es un asunto complicado.

Por un lado, todos los estados (en inglés) tienen leyes reconociendo el derecho de los abuelos a pedir visitas con los niños.

Por otra parte, la Corte Suprema de los Estados Unidos ha reconocido el derecho preferente de los padres de tomar decisiones respecto a la vida de sus hijos menores de edad. Y en ese contexto, se les permitiría negar o restringir las visitas de los abuelos.

Limitación de las visitas de los abuelos por parte de la Corte Suprema

La Corte Suprema reconoce el derecho de los padres a tomar las decisiones relativas al cuidado, custodia y control de sus hijos. Este es un derecho constitucional garantizado por la décimocuarta enmienda.

En el caso de Troxel v. Granville, del año 2000, la madre de dos niñas decidió limitar las visitas de sus hijos con sus abuelos paternos a una vez al mes. El padre de las niñas había muerto.

Los abuelos demandaron a la madre en un tribunal de Washington. La demanda se basaba en una ley en ese estado que permitía a cualquier persona demandar a los padres si querían visitas con los hijos. El tribunal aumentó las visitas de los abuelos. La madre apeló.

El caso llegó a la Corte Suprema de los Estados Unidos, que estuvo de acuerdo con la madre. Además, declaró inconstitucional la ley de Washington. También señaló que, al tomar decisiones de custodia y visitas con terceros que no son los padres, las cortes deben darle un ¨peso especial¨ a lo que digan los padres.

Leyes estatales

El reconocimiento de la Corte Suprema del derecho de los padres a limitar las visitas ha hecho que los derechos de los abuelos queden en un lugar incierto.

Por una parte, la Corte Suprema declaró inconstitucional la ley de Washington que permitía ir en contra de los deseos de los padres. Pero por otra, existen estados con leyes similares a las de Washington que no han sido declarados inconstitucionales, puesto que la Corte Suprema se limitó a analizar la ley de Washington.

En vista de lo que señaló la Corte Suprema en Troxel v. Granville (en inglés), las cortes de los otros estados han sido muy cuidadosos en los casos en que los abuelos demandan para tener visitas con sus nietos. En circunstancias normales, se le darán un gran peso a la opinión de los padres.

Las cortes que deciden sobre las visitas deben determinar qué es lo que va en el mejor interés de los niños.

El mejor interés del niño

Los tribunales tienen en cuenta los siguientes factores para determinar el mejor interés de los niños cuando los abuelos solicitan visitas:

  • Las necesidades del niño, incluyendo consideraciones sobre su salud física y emocional, seguridad y bienestar emocional.
  • La capacidad de los padres y abuelos de satisfacer las necesidades del niño.
  • Los deseos de los padres y abuelos.
  • Los deseos del niño, si es que este es capaz de tomar decisiones por sí mismo.
  • La fuerza y duración de la relación entre los abuelos y el nieto.
  • Evidencias de abuso o descuido por parte de padres y abuelos.
  • Evidencia de uso de drogas y alcohol por parte de padres y abuelos.
  • La adaptación del niño a su hogar, escuela o comunidad.
  • La habilidad de padres y abuelos de dar amor y afecto al niño.
  • La distancia entre el niño y sus padres y abuelos.

Las opiniones de los padres tienen un gran peso en la definición de lo que constituye el mejor interés de los niños.

Cuándo se puede ir en contra de los deseos de los padres

Si los padres son capaces de cuidar de sus niños, sus decisiones tendrán gran peso y, por ello, será difícil que las cortes vayan en contra de su oposición de que sus hijos vean a los abuelos.

Sin embargo, las cosas cambian cuando los padres no están en condiciones de tomar decisiones sobre la crianza de sus hijos. En estos casos, sus opiniones tendrán menos peso a la hora de decidir qué va en favor del mejor interés de los niños. Un ejemplo sería un padre adicto a las drogas o que ha descuidado o maltratado a sus hijos.

Le recomendamos leer:

Hable hoy con un abogado calificado en Derecho familiar

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en derecho familiar puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en derecho familiar cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Su Próximo Paso:

Ingrese su lugar para conectarse con un abogado de Derecho familiar calificado hoy.

Recursos Adicionales de Derecho familiar

Búsqueda de Recursos de Derecho familiar en Abogado.com