Las Convicciones Erróneas son el Resultado de Confesiones Falsas

En un número sustancial de casos que involucran convicciones penales injustas, los acusados inocentes se someten a la negociación de su culpabilidad, o de alguna manera confiesan el delito que les cargan. Aunque parezca que va contra la lógica que una persona normal se confiese culpable de un delito que no cometió, los acusados inocentes a veces erróneamente admiten culpabilidad por un número de razones, incluyendo el temor o la intimidación, la coerción o la dureza, discapacidad, o simple ignorancia.

Cuando una persona confiesa falsamente un delito, es probable que esa persona sea convicta del mismo, aun cuando posteriormente se retracte de la confesión falsa. En consecuencia, la confesión falsa ciertamente puede dar lugar a convicciones injustas. Si la base subyacente de la confesión falsa es el temor, la coerción, la discapacidad, o la ignorancia, sin embargo, entonces podrán existir bases para revocar la convicción injusta en una apelación.

Apelación de una Convicción Injusta Basada en una Confesión Falsa

Cualquiera de las razones que se encuentran detrás de una confesión falsa y que se describen más adelante con mayor detalle pueden constituir suficiente evidencia para exonerarlo a usted, aún en el caso de que haya confesado falsamente. Particularmente en los casos en que su confesión fue el resultado de una coerción ilegal o inapropiada de la policía, o si usted estaba discapacitado en el momento de su confesión falsa, existe la posibilidad de que su convicción sea revocada por un tribunal más alto.

Típicamente, la primera etapa de la apelación de una convicción es presentar una apelación formal ante el tribunal de apelaciones en el Estado en que fue declarado convicto. Aunque usted tiene la opción de pedirle al juez del juicio que reconsidere su convicción penal antes de presentar una apelación formal, no necesariamente es un prerrequisito para presentar una apelación. Si, después de presentar su apelación, el tribunal correspondiente todavía confirma su convicción penal, entonces usted puede apelar posteriormente su caso ante un tribunal estatal más alto, o ante la suprema corte del Estado.

El Temor o la Intimidación Da Lugar a una Confesión Falsa

Cuando una persona es acusada por funcionarios ejecutores de la ley de haber cometido un acto delictuoso, y, particularmente, un acto delictuoso grave o violento, uno no puede subestimar la reacción humana a tal acusación. Por ejemplo, una persona que no ha tenido mucha interacción con la ejecución de la ley puede asustarse o sentirse intimidada por sus preguntas y actitud. Similarmente, una persona que no ha tenido múltiples encuentros u otras experiencias negativas con la ejecución de la ley, puede reaccionar de manera desconfiada y aun temerosa. En otros momentos, una persona acusada de tal delito puede haber sido amenazada por el (o los) perpetrador(es) real(es) del delito, y en consecuencia, cree que si dice la verdad, solamente dará como resultado daños o violencia para el y/o su familia. Como resultado de estas emociones humanas bastante normales, a veces, la gente confiesa, y resulta convicta, de delitos que simplemente no ha cometido.

Confesiones Falsas Coaccionadas por la Policía

Una persona acusada de un delito puede experimentar coerción o intimidación, particularmente en el contexto de un interrogatorio ante los oficiales ejecutores de la ley. Cuando la policía cree que una persona ha cometido un delito, pondrá en práctica sus mejores esfuerzos al interrogar a esa persona a fin de obtener que diga la verdad acerca del hecho cometido, ese es su trabajo. A veces, sin embargo, las técnicas de interrogación utilizadas por la policía, incluyendo la detención de un sospechoso por un período largo de tiempo, formular al sospechoso las mismas preguntas repetidamente, y aun privarlo de comida, bebida, y/o sueño, pueden dar como resultado una confesión falsa. Los oficiales ejecutores de la ley pueden exagerar las evidencias contra el sospechoso, o bien decirle mentiras, a fin de coaccionarlo para que confiese un delito.

Discapacidades que Dan Como Resultado Confesiones Falsas

Otra clase de personas que están propensas a hacer confesiones falsas, incluyen a las personas jóvenes, la gente con discapacidades mentales, y las personas que se encuentran bajo la influencia del alcohol o de las drogas. Todas estas clases de personas son más vulnerables a las insinuaciones de los ejecutores de la ley a fin de que confiesen delitos que no han cometido. Por ejemplo, los niños y las personas con discapacidades mentales, en relación con los policías, gente que tiene autoridad, tienden a dar respuestas que ellos piensan que agradarán o con las que estarán de acuerdo sus interrogadores, aun cuando éstos no sean veraces. Igualmente, las confesiones hechas por esta clase de personas tienden a no ser confiables debido al riesgo inherente de manipulación por la policía y aun de otros adultos en general. Por ejemplo, los niños pueden creer que podrán volver a ver a sus padres o regresar a casa, solamente con decir a la policía lo que ellos creen que quieren oír.

Ignorancia y Confesiones Falsas

Finalmente, algunas personas que son acusadas erróneamente de delitos, son simplemente ignorantes de la ley y de sus derechos. Una persona puede creer a un oficial de la policía que le dice que invocando el derecho a un abogado durante el interrogatorio, solamente dará como resultado la aplicación de una sanción más alta. Una persona puede pensar que si confiesa el delito, entonces recibirá una sentencia más leve. Una persona puede creer que se le dejará en libertad si únicamente admite algún involucramiento en el delito. Aunque se exige a la policía dar a conocer sus derechos a los sospechosos en ciertos aspectos, no siempre ocurre como debería ser, o no siempre los sospechosos comprenden sus derechos, aun cuando se los den a conocer. Como resultado, algunas personas confiesan falsamente delitos por pura ignorancia.

Hable hoy con un abogado calificado en Apelaciones de convicciones criminales

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en apelaciones de convicciones criminales puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en apelaciones de convicciones criminales cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Su Próximo Paso:

Ingrese su lugar para conectarse con un abogado de Apelaciones de convicciones criminales calificado hoy.

Recursos Adicionales de Apelaciones de convicciones criminales

Búsqueda de Recursos de Apelaciones de convicciones criminales en Abogado.com