Ebriedad en Público

Cada estado y municipalidad puede establecer sus propias leyes sobre ebriedad en público, también denominado "Ebriedad y conducta escandalosa". Los cargos y las sanciones pueden variar mucho de un lugar a otro. En Nevada y Misuri, por ejemplo, no existen los cargos estatales por ebriedad en público. Las leyes sobre ebriedad en público, por lo general, tienen la finalidad de proteger la seguridad no solo del público, sino también de la persona a la que se acusa.

El cargo de ebriedad en público, por lo general, alega que la persona está visiblemente ebria o bajo la influencia de drogas en un lugar público. Generalmente, se trata de un delito menor, pero si a eso se le suman cargos como el de vandalismo, pueden imponerse sanciones más severas.

Los elementos del delito

Los elementos involucrados en un cargo por ebriedad/conducta escandalosa son dos. Primero, la persona debe estar en un “lugar público.” La definición de lugar público es algo que depende de los tribunales; no hay una sola definición. Algunas jurisdicciones consideran lugar público a bares y restaurantes, por ejemplo, mientras que otros los consideran un lugar privado. Las áreas comunes de complejos de apartamentos y calles en áreas residenciales también pueden considerarse lugares públicos en algunos estados.

Segundo, su conducta o comportamiento debe mostrar claramente que parece estar en estado de ebriedad. Cabe destacar que conforme a determinadas leyes, puede ser condenado incluso si no está ebrio. El mero hecho de parecer estar ebrio o drogado y su comportamiento pueden ser suficientes para recibir una condena, lo que implica que en general no es necesario hacer un análisis de alcohol en sangre.

Algunas leyes además exigen que la persona cause una amenaza a otros para ser considerada culpable de ebriedad en público. Un ejemplo puede ser el de una persona ebria que arroja objetos o quiere pelear con los transeúntes. Esto también puede aplicarse cuando la persona resulta una amenaza para ella misma.

Como ejemplo, un hombre en un parque público que está ebrio, se tambalea y grita muy fuerte podría enfrentar el cargo de ebriedad en público. Si ese mismo hombre no estuviera ebrio pero gritara fuerte y se tambaleara, podría acusárselo igualmente. No obstante, si estuviera ebrio pero calmo y sin generar disturbios o si estuviera en su casa, probablemente no se lo consideraría ebriedad en público.

Penas y defensas

Una acusación de ebriedad en público, especialmente si viene con un cargo adicional, como conducta escandalosa o vandalismo, no debe tomarse de forma liviana. Aunque la mayoría de las jurisdicciones consideren la ebriedad en público como un delito menor, las sanciones pueden quedar registradas en sus antecedentes penales. Posibles castigos: multas, libertad condicional, servicio comunitario e incluso pena de prisión. Muchos jueces además exigen que los condenados asistan a un centro de tratamiento para el abuso de alcohol.

Los factores agravantes pueden agravar las penas. Por ejemplo, una persona que tiene antecedentes penales o ha sido citada por ebriedad y conducta escandalosa anteriormente puede recibir una pena más estricta. En Iowa, por ejemplo, el tercer delito se considera ebriedad en público agravada y es punible con hasta dos años en prisión.

No obstante, existen muchas defensas contra los cargos de ebriedad en público que un abogado puede interponer para combatirlos. Algunos ejemplos:

  • Usted no estaba ebrio ni actuando como si lo estuviere.
  • La ebriedad en público no es un delito en la jurisdicción donde lo arrestaron.
  • Lo arrestaron en un ámbito privado.
  • La policía lo obligó a ir a un lugar público y luego lo arrestó.
  • Su comportamiento se debió a los medicamentos que estaba tomando en la dosis recetada.

Derechos legales y opciones

Cuando se lo acusa de ebriedad y conducta escandalosa, usted puede combatir el cargo y ganar en los tribunales con ayuda de un abogado penalista. Una vez que haya discutido todos los detalles específicos del caso, el abogado sabrá cómo asesorarlo lo mejor posible respecto de cómo proceder. Para algunas personas, esto puede implicar llegar a un acuerdo de culpabilidad con el fiscal para que se elimine la marca de “ebriedad en público” de sus antecedentes. En otras circunstancias, puede ser mejor crear una defensa sólida contra los cargos para evitar a toda costa una condena.

Hable hoy con un abogado calificado en Intoxicación pública

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en intoxicación pública puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en intoxicación pública cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Su Próximo Paso:

Ingrese su lugar para conectarse con un abogado de intoxicación pública calificado hoy.

Búsqueda de Recursos de Intoxicación Pública en Abogado.com

Abogados de intoxicación pública en Ashburn