¿Qué es un asalto?

Asalto y agresión es una frase que habitualmente escuchamos en las novelas policiales en televisión. Pero la agresión viene generalmente acompañada de un asalto. La principal diferencia entre asalto y agresión es la intención y si la víctima resulta herida o no.

Asalto

En algunas jurisdicciones, el asalto se define como el acto realizado con la intención de causar temor a sufrir un daño corporal o un contacto ofensivo. No requiere que haya habido contacto físico. En otras jurisdicciones, no obstante, el asalto se define como el intento de herir a otra persona.

Más allá del contacto físico, el asalto requiere un acto intencional. Las amenazas verbales por sí solas normalmente no son suficientes para constituir un asalto. No obstante, un puñetazo (no importa si hay contacto) podría considerarse un asalto.

En cuanto a la intención, no significa necesariamente la intención de causar daño a otra persona. La persona solo debe haber tenido la intención de realizar el acto amenazante. La intención de simplemente asustar a la otra persona puede, en algunos casos, considerarse un asalto.

Agresión

Si bien asalto se refiere simplemente a la intención de dañar a otra persona, la agresión normalmente se define como el contacto físico intencional ofensivo o dañino. Conforme a las definiciones generales, la víctima no debe haber consentido el acto que se considerará agresión.

La agresión no necesariamente tiene que causarle un daño real a la víctima. Los actos simplemente deben ser intencionales, no consensuados y ofensivos. Escupir a otra persona, por ejemplo, podría considerarse agresión en algunos casos. El contacto ofensivo o dañino no tiene que ser directo. Arrojar intencionalmente un objeto a alguien, por ejemplo, también podría considerarse agresión.

La agresión además requiere que haya intención de tocar físicamente a la víctima. La intención, en una agresión, no necesariamente debe ser la de causar un daño a la víctima. Por ejemplo, si la persona toma intencionalmente a la otra por la muñeca para evitar que se vaya en medio de una discusión, eso podría considerarse una agresión. Incluso si, al tomarla, su intención no es herirla. En algunos casos, los actos negligentes o imprudentes también pueden ser catalogados como agresión.

Asalto agravado

Algunas jurisdicciones, como Nueva York, separan el asalto en varios niveles. El nivel más grave es el asalto en primer grado, a menudo denominado asalto agravado. El asalto agravado, en la mayoría de las jurisdicciones, requiere el uso de un arma peligrosa o la intención de cometer un delito grave. El asalto, por lo general, también implica la indiferencia extrema hacia la vida humana y un daño corporal grave a la víctima.

En otras jurisdicciones, la identidad de la víctima puede elevar el cargo de asalto al de asalto agravado. El asalto contra un oficial de policía o un bombero, por ejemplo, podría considerarse agravado. Asimismo, los asaltos basados en el estado de la víctima como perteneciente a una clase protegida, ya sea por su raza, religión u orientación sexual, puede clasificarse en la categoría de delitos motivados por el odio, los cuales constituyen asalto agravado.

Asalto en segundo y tercer grado

El asalto en segundo grado, que no es tan grave como el asalto agravado, también puede implicar el uso de un arma peligrosa. No obstante, la intención detrás del asalto es a menudo lo que marca la diferencia entre asalto agravado y asalto en segundo grado. Asimismo, el nivel de daño corporal en el asalto en segundo grado puede ser menor que en el asalto agravado.

El asalto en tercer grado se considera el nivel menos grave de este delito. El asalto en tercer grado puede implicar una lesión que no es física, como un trauma mental o emocional, que puede ocasionar TEPT o un trastorno por estrés. El asalto en tercer grado también puede implicar intentos fallidos de lastimar a otra persona.

Asalto simple

En los estados que no separan el asalto en tres niveles, como California y Texas, el delito puede simplemente estar dividido en dos categorías: asalto agravado y asalto simple. Si al acto le faltan factores que lo clasifican como asalto agravado, entonces se lo considera simple, y por lo general queda reducido a un delito menor.

Hable Hoy con un Abogado Calificado en Ley Criminal

Este artículo pretende ser útil e informativo. Pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en ley criminal puede atender sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Tome el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en ley criminal cerca de usted para discutir su situación jurídica específica.

Recursos Adicionales de Ley Criminal

Recursos Legales Estatales de Ley Criminal

Búsqueda de Recursos de Ley Criminal en Abogado

Encuentra un abogado en su área

Bufete de Abogados Destacado de Ley Criminal en Ashburn, VA

Louis A. Kleiman,
Attorney at Law

An Experienced Advocate to Stand Up for Your Rights

Captcha Image