¿Qué es la ley del buen samaritano?

La ley del buen samaritano también es conocida como ley de protección a voluntarios. En un principio esta ley se creó para evitar que los proveedores de asistencia médica como doctores, paramédicos, enfermeros, bomberos y personal de rescate, no puedan ser demandados, cuando proporcionan ayuda a una persona necesitada en una situación de emergencia.

Sin embargo, la protección legal del buen samaritano (good samaritan law en inglés) se ha extendido a transeúntes que pasan cerca de un accidente y tratan de ayudar a los afectados. Pero solo bajo determinadas circunstancias y de acuerdo con la ley del estado.

Aunque las leyes del buen samaritano varían por estado, la mayoría de las jurisdicciones normalmente ejecutan estas protecciones cuando los socorristas actúan:

  • Para ofrecer asistencia de emergencia de forma voluntaria.
  • Ejecutan la ayuda de buena fe.
  • Tienen intención de auxiliar a otra persona justo en la escena de la emergencia.
  • La persona lesionada no pone objeción a recibir la ayuda.

Las leyes del buen samaritano además requieren que cuando se preste la ayuda, se haga conservando un cuidado razonable. De lo contrario los “buenos samaritanos” puede ser responsables de daños causados y lesiones personales.

¿Qué significa asistir a otro con cuidado razonable?

Siempre que alguien utilice un cuidado razonable para asistir a una persona en un accidente o situación de emergencia, y de acuerdo con los recursos que tenga disponibles en ese momento, el individuo que presta el auxilio no puede ser demandado por las lesiones personales que esa persona sufra durante el incidente o el rescate.

  • Ejemplo: Si un individuo es bombero retirado y posee entrenamiento en RCP (reanimación cardiopulmonar o CPR en inglés) y está en una tienda mientras alguien padece un ataque al corazón, el bombero puede decidir practicarle RCP mientras llega la ambulancia. Pero, el rescatista no puede ser demandado si actúa con el cuidado esperado de una persona razonable, aunque quizá le cause otra lesión leve como un hematoma en el pecho.

Si en una escena de un accidente está presente un médico, enfermero, paramédico, o alguien entrenado que decide proporcionar atención de emergencia a otro, este rescatador debe actuar de acuerdo con los estándares de su práctica.

Pero, si un transeúnte o voluntario no posee adiestramiento relacionado con cuidados de emergencia, entonces el deber es solicitar ayuda, pero no prestar directamente cuidados médicos o de primeros auxilios sin conocimiento. Sin embargo, en este punto las leyes de los estados varían ampliamente. Algunos estados ofrecen más protecciones que otros.

¿A quién protege la ley del buen samaritano?

Si usted suministra ayuda a una persona que se encuentra en estado de emergencia, de acuerdo con la ley del buen samaritano, el auxiliante debe tener el mismo cuidado y tratamiento que normalmente emplea cuando ejerce esa asistencia normalmente.

Siempre que un individuo actúe razonablemente con los recursos que le ofrecen las circunstancias, y se mantiene dentro de las normas profesionales, el rescatista no será considerado responsable de los daños.

Sin embargo, la simple existencia de la ley del buen samaritano, no significa al ciento por ciento que alguien con buena intención no pueda ser demandado. Si la persona que brindó el auxilio actúa con negligencia grave o descuido porque no siguió las normas de su entrenamiento, es muy posible que pueda ser responsable por daños y lesiones personales.

¿Estoy obligado a ayudar en caso de accidente?

Las leyes del buen samaritano son leyes estatales y no federales. En consecuencia, una ley del buen samaritano estatal no lo protegerá de una responsabilidad en una demanda federal de derechos civiles.

Adicionalmente, algunas versiones estatales de esta ley pueden considerarlo responsable si usted no actúa o no hace nada para asistir a otra persona durante una emergencia.

En cualquier caso, usted debe ser cauteloso acerca del tipo de asistencia que vaya a dar en una emergencia. Además, debe asegurarse de actuar o no, de forma que no tenga responsabilidad de acuerdo con los estatutos del buen samaritano que rijan en ese estado.

¿Cómo varía la ley del buen samaritano en los estados?

En los 50 estados de los EE. UU. existen leyes del buen samaritano, pero su alcance es diferente. Las leyes del buen samaritano típicamente no se extienden a los profesionales médicos y de la salud, mientras están brindando servicio en su lugar y horario de trabajo.

Por ejemplo, si usted es un enfermero que trabaja en un centro médico, cualquier acción que usted lleve a cabo en una sala de emergencia como parte del personal médico no está cubierta por la ley del buen samaritano. Pero si usted está en camino a su casa y presencia un accidente automovilístico y decide ayudar a alguien, si está cubierto por la ley.

Mientras la mayoría de las leyes estatales del buen samaritano protegen a todas las personas que brindan ayuda en una situación de emergencia, otros estados solamente protegen al personal entrenado de rescates.

Algunos ejemplos estatales (enlaces en inglés):

  • Virginia, Pennsylvania y Delaware: Todas las personas que presten ayuda en una emergencia están cubiertas por sus leyes del buen samaritano.
  • Alabama: La ley solamente protege a los rescatistas con entrenamiento y a aquellos que trabajan en las escuelas públicas. Pero existe una excepción, si la emergencia es un ataque al corazón, todos los individuos están cubiertos por la ley del buen samaritano.
  • Oklahoma: En este estado la ley del buen samaritano protege a los transeúntes que asistan con CPR o para parar una hemorragia.
  • MinnesotaLouisianaRhode Island y Vermont: Tienen leyes que castigan la falla por no actuar (¨failure-to-act laws¨ en inglés). Esto significa que transeúntes y gente de paso tienen el deber legal de ofrecer ayuda en caso de emergencia. En Minnesota, la falta por no proveer asistencia razonable puede ser considerado un delito menor y acarrear una multa de hasta $300.
  • California: Ninguna persona, actuando de buena fe y sin intención de percibir una compensación, que brinde atención médica o no médica de emergencia en un lugar donde ocurra una emergencia no será responsable de daños civiles que resulten de cualquier acto realizado u omisión. La escena de una emergencia no incluye una sala de emergencia donde generalmente se ofrece atención médica.

En consecuencia, es importante conocer si la ley de buen samaritano de su estado lo protegería en caso de enfrentarse a situaciones de emergencias médicas. Ahora, si considera que está en problemas por haber asistido a alguien durante un accidente, no dude en consultar a un abogado.

Le recomendamos leer:

Hable hoy con un abogado calificado en Lesión Personal

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en lesión personal puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en lesión personal cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Su Próximo Paso:

Ingrese su lugar para conectarse con un abogado de Lesión Personal calificado hoy.

Recursos Adicionales de Lesión Personal

Búsqueda de Recursos de Lesión Personal en Abogado.com