¿Cuáles son los tipos de estafas y fraudes comunes relacionados con los procesos de inmigración?

Muchas personas en su desesperación por obtener un estatus legal en los Estados Unidos o por no consultar la información adecuada resultan víctimas de fraudes y estafas.

Si le ofrecen tramitar su caso de inmigración “sin correr riesgo", o que su familia obtendrá la visa “en pocas semanas", o le garantizan un “permiso de trabajo de inmediato", o que “contactos internos agilizarán sus papeles", probablemente se encuentre en una situación que concluirá en estafa o fraude.

De acuerdo con la Oficina de Servicios de Inmigración y Ciudadanía (USCIS por sus siglas en inglés) y la Comisión Federal de Comercio (FTC por sus siglas en inglés) las siguientes son las formas más comunes que los estafadores emplean para timar a sus víctimas con casos de inmigración.

Estafas solicitando el TPS

Se han detectado estafas cuando personas se hacen pasar por representantes o profesionales de la ley y se ofrecen para tramitar el formulario de solicitud del Estatus de Protección Temporal (TPS por sus siglas en inglés). El TPS es un beneficio para algunos ciudadanos de determinados países, por lo tanto, no todos califican. Los estafadores cobran una tarifa por descargar el formulario y además por llenarlo sin importarle si califica o no para el TPS.

La trampa de “la visa de los diez años"

Otra treta es el ofrecimiento de visa o estatus legal rápido si el cliente ha permanecido en los EE. UU. por más de 10 años. Existen oficinas de abogados, representantes legales, o “notarios públicos" que garantizan legalizar a ciertos inmigrantes a través de la visa de los 10 años (en inglés).

La mayoría de las veces piden una suma de dinero muy grande por su servicio, entre 7 y 25 mil dólares en promedio dependiendo de la complejidad del proceso. Algunos de los practicantes incluso elaboran un expediente falso que nunca llega a tener respuesta y se transforma en una larga espera, hasta que el cliente se cansa y da por perdido su dinero. Otros han fabricado casos de asilo y las víctimas han terminado enfrentando la deportación. Muy famoso y reseñado en los medios fue la historia de Edith Duran.

Supuestos notarios públicos expertos en leyes

En los Estados Unidos los notarios públicos no son abogados, ni están autorizados para representar casos relacionados con inmigración. Los notarios públicos son funcionarios que hacen otras ocupaciones, como autenticar la firma de un documento.

En algunos países de Latinoamérica los notarios públicos poseen cierta experticia legal y desempañan algunas labores relacionadas con la jurisprudencia, pero en los EE. UU no es así.

Es un tipo de fraude común cuando un notario público se promociona como un representante legal de la inmigración y le ofrece asesoría para resolver su caso, cobrándole además como si fuera un abogado certificado.

Engaño a las familias de niños migrantes que viajan solos

Se trata de embaucadores que contactan a las familias de niños que han cruzado la frontera a los EE. UU solos, le hablan en español y se identifican como una agencia sin fines de lucro que trabaja por los derechos de los inmigrantes.

Durante la conversación notifican que han encontrado a un menor de edad que dice ser miembro de su familia y que además saldrá pronto de los centros para refugiados. Luego solicitan dinero para emprender los trámites legales y pagar el viaje del niño.

FTC recomienda no enviar dinero a personas desconocidas y señala además que las agencias del gobierno no solicitan dinero vía telefónica. Si es familiar de un niño migrante que está bajo los cuidados de la Oficina para Reasentamiento de Refugiados y desea saber sobre su situación llame al 1-800-203-7001.

Solicitud de pagos de tarifas por teléfono o correo electrónico

De acuerdo con USCIS si lo llaman por teléfono o le envían un email exigiendo dinero para pagar las cuotas de servicios de inmigración, se trata de una estafa y corre el riesgo de perder su dinero.

Los representantes de USCIS no llaman para pedir pagos por teléfono, ni por correo electrónico, ni usando compañías como Western Union o MoneyGram. Se recomienda verificar los procedimientos y las tarifas de presentación de los formularios de USCIS antes de enviar dinero a través de desconocidos.

Fraude con la lotería de visas o programa de diversidad de visas

El Programa de Diversidad de Visas (DV por sus siglas en inglés) es administrado por el Departamento del Estado de los EE. UU. (DOS por sus siglas en inglés). Para lograr este beneficio necesita enviar una solicitud y no debe pagar por ello.

Si gana la lotería, DOS no le va a enviar una carta o email notificándole que resultó electo, ni le va a solicitar dinero para continuar los trámites de su visa. La única forma de saber si fue seleccionado es verificando el estatus de su DV directamente en el sitio web de DOS.

Sitios web falsos que se promocionaban como gubernamentales

Existen compañías cuyas páginas webs se presentan como afiliadas a USCIS y sus diseños tienden a confundir a los usuarios porque se parecen mucho a los sitios web oficiales del gobierno. Las páginas verídicas tienen la terminación “.gov" y, además, no le van a solicitar pagos por descargar los formularios, ni le van a pedir información personal, ni suscripciones para recibir más información sobre su caso.

Ofertas de trabajos irreales

Otra forma de engaño es el ofrecimiento de un empleo vía email de una supuesta compañía en los EE. UU., la cual además está dispuesta a patrocinarle una visa de trabajo. Acompañando a este correo electrónico también vendrá una solicitud de dinero para poder arreglar su caso.

USCIS expone que las compañías de los EE. UU no deben pedirle dinero para darle un empleo, ni para tramitar una visa de trabajo, y si lo hacen es ilegal o falso. Incluso, si llegara a recibir una oferta de trabajo por correo electrónico de una empresa en los EE. UU., antes de aceptarla, considere que necesita el permiso de trabajo, o tarjeta de residencia, o una visa temporal de trabajo relacionada con la oferta de empleo.

Engaños a estudiantes extranjeros

Cuando un estudiante de otro país desea ingresar a los EE. UU. para continuar un programa académico necesita obtener una visa de estudiante. Y solamente las universidades y colegios autorizados (en inglés) por el Departamento de Educación de los Estados Unidos le pueden ayudar a tramitar el formulario I20 y los documentos necesarios para sacar su visa.

Hay casos de fraude cometidos por compañías gestoras que ofrecen sus servicios para tramitar visas de estudiante y solicitan al aplicante dinero por sus servicios. Muchas veces los documentos que obtiene el estudiante son falsos y su visa resulta negada.

Pagos para acelerar y garantizar su solicitud

Existen sitios webs que se promocionan como agentes que le van a ayudar a agilizar su proceso de aplicación con USCIS, ya que poseen vínculos especiales o influencias internas. Para iniciar la movilización del expediente piden dinero que supuestamente servirá para adelantar su turno de espera, o para garantizar que su aplicación obtenga una respuesta afirmativa. Este tipo de servicio no es legítimo. La única forma de saber el estado de su caso es verificándolo en la página oficial de USCIS.

¿Cómo reportar un fraude de inmigración?

Hable hoy con un abogado calificado en Inmigración

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en inmigración puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en inmigración cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Su Próximo Paso:

Ingrese su lugar para conectarse con un abogado de inmigración calificado hoy.

Recursos Adicionales de Inmigración

Búsqueda de Recursos de Inmigración en Abogado.com

Abogados de inmigración en Ashburn