¿Qué es la ley de derecho al voto?

La ley de derecho al voto (VRA, por sus siglas en inglés) fue aprobada en 1965, poco después de la aprobación de la ley de derechos civiles. Esta ley (VRA) prohibió la discriminación al votar en base a la raza, color o pertenencia a un grupo minoritario; también hizo obligatorio que se entregue la información electoral en otros idiomas además del inglés en varias jurisdicciones a nivel nacional.  

Marco histórico

El congreso de los Estados Unidos aprobó la ley de derecho al voto en 1965, como se mencionaba anteriormente, el objetivo de esta ley fue prohibir la discriminación que muchos estados todavía practicaban rutinariamente en relación con el voto.

El congreso, concluyó que la actual Enmienda 15 y las leyes antidiscriminatorias eran inadecuadas para ejecutar uniformemente los derechos al voto a un nivel nacional y actuó con urgencia junto con el presidente Johnson para sobreponerse a la continua resistencia de algunos estados del Sur para ampliar los derechos al voto.

La VRA contiene algunas disposiciones específicas que fueron diseñadas para enfocarlas en áreas del país donde la discriminación relacionada con el voto continuó en forma problemática, por ejemplo, la VRA dispone que no se puede negar a una persona el derecho al voto con base en su alfabetización.

Igualmente y de acuerdo con la Sección 5 de la VRA, algunas jurisdicciones y/o municipalidades no tuvieron libertad de cambiar algún aspecto de los derechos al voto y autonomía a menos que el Fiscal General o el Tribunal de Distrito de los EE. UU. para el Distrito de Columbia determine que los cambios no tienen efectos discriminatorios y/o la intención de tenerlos.

El objetivo de esta disposición era señalar las áreas del país donde la discriminación electoral seguía siendo parte de estas, a pesar de las leyes federales antidiscriminatorias existentes.

La disposición se extendió por 25 años más en 2006, y es objeto de una demanda actualmente pendiente ante la Corte Suprema de los EE. UU. sin embargo, existe una disposición de “rescate” que permite a las jurisdicciones cubiertas obtener una sentencia declaratoria que las exime de los requisitos de la Sección 5, sobre la base de que no se han producido acciones de votación discriminatorias en los diez años anteriores, y que la jurisdicción ha tomado medidas afirmativas para fomentar el voto de las minorías.

Además de las disposiciones de la VRA, en 1966, la Corte Suprema de los EE. UU. determinó específicamente que los impuestos a las encuestas eran inconstitucionales, lo que rompió otra barrera discriminatoria para los derechos de voto a nivel nacional.

Hubo una serie de decisiones judiciales adicionales durante los próximos diez años donde también demostraría ser crucial para continuar frustrando los intentos encubiertos de ciertas jurisdicciones de socavar el VRA, incluida la prohibición de ciertos cambios estructurales y el control de la toma de decisiones por diferentes distritos electorales para diluir la efectividad y/o impacto de los nuevos votantes de las minorías.

Enmiendas a la VRA

El Congreso aprobó varias enmiendas a la VRA (1970 y 1975), en base a la evidencia continua de discriminación del voto que ocurre en muchas jurisdicciones en todo el país. También se agregaró más protección a los ciudadanos con barreras idiomáticas que buscaban ejercer su derecho al voto.

El conjunto más reciente de enmiendas a la VRA se aprobó en 1982. Estas renovaron ciertas disposiciones de la VRA y agregaron una disposición según la cual el demandante podría establecer una violación de la VRA sin mostrar ningún propósito discriminatorio.

En 2006, el expresidente George W. Bush extendió el VRA por otros veinticinco años con sus disposiciones originales intactas, a pesar de la oposición de los legisladores conservadores.

En particular, algunos miembros del Congreso se opusieron al requisito de que la jurisdicción con grandes poblaciones de idiomas minoritarios proporcione papeletas bilingües. Sin embargo, la extensión se aprobó sin cambios en el texto sustantivo de la VRA. 

 

Hable hoy con un abogado calificado en Derecho de voto

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en derecho de voto puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en derecho de voto cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Su Próximo Paso:

Ingrese su lugar para conectarse con un abogado de Derecho de voto calificado hoy.

Recursos Adicionales de Derecho de voto

Búsqueda de Recursos de Derecho de voto en Abogado.com