Leyes sobre la reubicación de niños bajo custodia

Cuando un padre con custodia se reubica con sus hijos, esto puede causar estragos potencialmente en una ya desafiante situación de custodia de niños, la cual con frecuencia obliga a un niño a tener una relación de larga distancia con uno de sus padres.

Si no existe un acuerdo entre las partes, una reubicación puede generar una disputa si el padre sin custodia se opone a la mudanza en función de su efecto potencial en la custodia y visita. Las leyes varían mucho de un estado al otro con respecto a la reubicación del hijo con custodia.

Las leyes estatales con frecuencia detallan los requisitos para reubicarse con un hijo, incluyendo las reglas sobre el aviso, consentimiento y suposiciones, como sigue:

Consentimiento expreso

Varios estados permiten la reubicación de hijos bajo custodia siempre y cuando exista un acuerdo que contenga el consentimiento expreso de reubicarse con un calendario propuesto de visitas. Esto normalmente se lleva a cabo durante los procesos originales de custodia de los hijos, y normalmente está contenido dentro de una cláusula en el plan de custodia del niño.

Aviso y consentimiento

Algunos estados requieren que el padre con custodia dé aviso, (normalmente por escrito) de la mudanza prevista al padre sin custodia dentro de un período de tiempo especificado en la ley (por ejemplo, '30', '60' o '90' días antes de la mudanza prevista). Además del requisito del aviso, algunos estados exigen el consentimiento del padre sin custodia para permitir la mudanza, o pueden objetar al presentar una petición para evitar la reubicación.

Distancia

Algunos estados determinan si permiten la reubicación de un niño bajo custodia en base a la distancia. Por ejemplo, si el nuevo lugar se encuentra a una cierta distancia (“100 millas o más”), aún si está dentro del mismo estado, la corte podría considerarlo en su determinación. Otros estados consideran cualquier mudanza fuera del estado un factor significativo, aún si apenas es cruzando la frontera estatal, y pudieran evitar la mudanza por completo.

Carga probatoria de buena fe

Aún así, algunos estados requieren más detalles, tales como una declaración que describa buena fe; un motivo de la mudanza, especialmente si mudarse con el niño alteraría la estabilidad escolar, emocional y social del niño. Los motivos de buena fe podrían incluir:

  1. mejor costo de vida;
  2. desear estar más cerca de los familiares para ayudar con las responsabilidades de cuidado del niño;
  3. nuevo empleo (oferta real, no “solo estoy buscando”), y
  4. continuación de la educación propia.

Por otro lado, la corte podría oponerse a la mudanza basado en motivos de mala fe, tales como quererse mudar lejos del excónyuge como venganza o represalia.

Algunos estados también podrían considerar los motivos de los padres sin custodia para oponerse a la reubicación de los hijos bajo custodia. Por ejemplo, si el padre que se opone es aquel que regularmente no ejerció sus derechos de visita, o que fue un “padre ausente”, la corte probablemente estaría a favor del padre con la custodia y permitiría la mudanza.

Calendario de visitas, costos de traslado o modificación de la custodia del hijo

En la mayoría de los estados, el padre que se muda debe realizar un calendario de visitas, incluyendo las horas y los lugares de visita con el padre sin custodia en el nuevo lugar. Con frecuencia esto incluye tiempos de visita extendidos en días festivos importantes, vacaciones de primavera y meses de verano.

Además, debido a que la custodia del niño podría invocar un cambio de circunstancias, las partes también podrían solicitar a la corte una modificación de la custodia u orden de visita. En ciertas circunstancias, tales como las situaciones de custodia conjunta, la corte podría reevaluar la custodia del niño entre las partes y sugerir al padre que no se muda que tome la custodia física del niño para mantener tanta estabilidad como sea posible.

En términos de los costos de traslado, algunos estados requieren una división 50-50 en tarifas aumentadas, mientras que otros estados podrían requerir que la parte que se muda incurra en la mayoría de los costos de transporte relacionados con las visitas. Nuevamente, debido a que las leyes varían mucho de un estado a otro, podría ser necesario contactar a un abogado experimentado en custodia infantil en su área que pueda ayudarle a obtener más información sobre las las leyes de custodia infantil en su estado.

Conozca más sobre las leyes de reubicación y custodia infantil de un abogado

Existen varios motivos por los que un padre podría querer mudarse con su hijo, pero cuando existen órdenes de custodia, la libertad para mudarse podría verse obstruida. Si planea reubicarse, pero no sabe cómo afectará a las órdenes de custodia de su hijo, ahora es el momento de solicitar ayuda legal. Así que, comuníquese con un abogado de custodia infantil cerca de usted para tratar la situación específica y saber más sobre las leyes de custodia de reubicación con los hijos en su estado.

Hable hoy con un abogado calificado en Custodia de un menor

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en custodia de un menor puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en custodia de un menor cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Su Próximo Paso:

Ingrese su lugar para conectarse con un abogado de Custodia de un menor calificado hoy.

Recursos Adicionales de Custodia de un menor

Recursos Legales Estatales de Custodia de un menor

Búsqueda de Recursos de Custodia de un menor en Abogado.com

Derechos de visitación de los abuelos

Videos de Custodia de un menor

Más artículos relacionados a Custodia de un menor