Mudarse o llevarse a un hijo sin consentimiento del padre: ¿Necesito permiso?

La mayoría de los estados tienen leyes sobre la custodia de los hijos, que prohíben a los padres mudarse fuera del estado o país con sus hijos, sin avisar al tribunal y al otro padre.

Estas leyes fueron diseñadas para evitar que los padres con custodia compartida (patria potestad) o el custodio primario puedan llevarse a un hijo sin consentimiento del padre, porque esta acción podría impactar negativamente el bienestar del menor, debido a que limitaría el contacto, y la oportunidad de convivir con el otro progenitor.

Antes de iniciar una mudanza con su hijo, usted debe consultar la ley de su estado sobre la reubicación de familias con niños bajo regímenes de custodia y visitas, si no lo hace es posible que afronte cargos por secuestro parental u otras sanciones graves.

Las leyes estatales con frecuencia detallan los requisitos para mudarse con un hijo, y se fundamentan en el mejor interés del menor. Por lo general antes de mudarse usted debe:

  • Avisar a la corte, a su abogado y al otro padre o madre.
  • Obtener el consentimiento.
  • Justificar la mudanza, según el mejor interés del niño.
  • Acordar un plan y calendario de visitas con el otro progenitor.

¿Cómo un padre o madre se puede llevar a su hijo a otra ciudad?: Leyes sobre niños bajo custodia

Si no existe un acuerdo entre los padres, una mudanza a otra ciudad o estado puede generar disputas con su expareja. El padre con la custodia debe realizar ciertos pasos legales antes de iniciar un cambio de residencia fuera del estado, o a otra ciudad dentro del mismo estado. Por ejemplo, en casi todos los estados se exige lo siguiente:

  • Obtener el consentimiento expreso: Varios estados permiten la mudanza de los hijos bajo custodia siempre y cuando exista un acuerdo que contenga el consentimiento expreso de ambos padres sobre el lugar de la reubicación, y sin que esto afecte el calendario de vistas. Normalmente, esta decisión es incluida en las cláusulas del plan original del acuerdo de custodia del niño. Sin embargo, el padre puede evitar la mudanza si obtiene una orden de la corte.
  • Avisar con días de anticipación: Casi todas las jurisdicciones requieren que el padre avise por escrito sobre el plan de la mudanza al padre sin la custodia principal, y dentro del plazo especificado por la ley; por ejemplo, 30 días, o 60, o 90. Esto varía según la ley estatal
  • Considerar la distancia de la nueva ubicación: La distancia de la nueva residencia puede determinar si las leyes del estado le permitirán su mudanza. Por ejemplo, ciertos estados son muy estrictos, y si el nuevo lugar se encuentra a 100 millas o más de la residencia habitual, aún si está dentro del mismo estado, la corte de familia podría reconsiderar su aceptación. Otros estados consideran cualquier mudanza fuera del estado como un factor significativo, y aunque solo sea para cruzar la frontera estatal, es posible que las leyes le eviten la mudanza por completo.
  • Justificación de “buena fe” de la mudanza: Algunos estados exigen además que el padre ofrezca detalles sobre el porqué del cambio del lugar de residencia, con una declaración de buena fe (en inglés). Allí debe exponer de la mejor manera, el motivo de la mudanza, por ejemplo, mejoras en el costo de vida, cercanía de los familiares y otros parientes que pueden ayudar con la crianza del niño, una oferta concreta de empleo o continuación de la educación del padre. También debe indicar, si el mudarse alteraría la estabilidad escolar, emocional y social del niño.
  • Elaborar y respetar el calendario de visitas: En la mayoría de los estados, el padre que se muda debe realizar un calendario de visitas, donde incluya horas y lugares de visita con el padre sin la custodia física en el nuevo lugar; también debe especificar el plan durante el fin de semana, días festivos importantes, como Navidad y día del padre, de la madre, otras vacaciones y meses de verano.
  • Modificación de la custodia del hijo: Debido a que la custodia del niño significa un cambio de las circunstancias de todas las partes involucradas, también se debe solicitar a la corte una modificación de la orden de custodia y del régimen de visitas. En estos casos el tribunal reevalúa la custodia del niño, es posible que apruebe el nuevo plan, o, por el contrario, que sugiera la cancelación de la mudanza, o que el otro padre tome la custodia física del niño para mantener la estabilidad del menor.
  • Costos de traslados y otros gastos: Algunos estados requieren una división a partes iguales de los gastos de traslados para las visitas, otros incluso requieren que el padre que se muda sea quien pague la mayoría de los costos de visitación.

Nuevamente, debido a que las leyes varían en cada estado es necesario contactar a un abogado con experiencia en derecho de familia en su área.

¿Qué pasa si me mudo con mi hijo sin permiso del padre?

Todo depende de la ley de su estado, pero antes piense su decisión dos veces, usted no desea exponerse a perder la custodia de su hijo.

Los padres que desean mudarse con sus hijos menores de edad y que se encuentran sujetos a una orden de custodia deben seguir y cumplir los requisitos de la ley estatal; de otro modo, el tribunal puede:

  • Ordenar su regreso a su estado original con el hijo.
  • Prohibir que abandone el estado con su niño.
  • Ordenar que pague los honorarios de los abogados del otro padre.
  • Quitarle la custodia de su hijo.

Como puede ver, la sustracción de menores tiene consecuencias graves, aunque sean sus propios hijos.

También es recomendable considerar cuidadosamente las razones que le motivan a esa mudanza; aunque los tribunales tienden a aprobar razones válidas y razonables para mudarse, como un nuevo empleo, a veces no miran con buenos ojos otras motivaciones, como irse a vivir con su nueva pareja, si esto implica alejar al hijo de un entorno ya establecido de amigos y familiares.

El tribunal también considera los posibles efectos negativos que la mudanza puede causar a la relación entre el hijo y el padre sin la custodia. Por ejemplo, si el juez percibe “mala fe”, porque usted está motivado por venganza y represalias, y se muda para mantener al otro padre lejos de la vida del niño, entonces es probable que no apruebe la reubicación.

Algunos estados también toman en cuenta qué tan activo es el padre sin la custodia en la vida del niño. Por ejemplo, si el padre que se opone a la mudanza no ejerció sus derechos de visita, o fue un padre ausente, entonces la corte probablemente estará a favor del cambio de domicilio. Igualmente, cuando la mudanza es justificada por violencia doméstica, el tribunal le puede otorgar permiso pleno.

Le recomendamos leer:

Hable hoy con un abogado calificado en Custodia de un menor

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en custodia de un menor puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en custodia de un menor cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Su Próximo Paso:

Ingrese su lugar para conectarse con un abogado de Custodia de un menor calificado hoy.

Recursos Adicionales de Custodia de un menor

Recursos Legales Estatales de Custodia de un menor

Búsqueda de Recursos de Custodia de un menor en Abogado.com

¿Qué es la custodia de los hijos?

Videos de Custodia de un menor

Más artículos relacionados a Custodia de un menor