Los abogados siguen disponibles para ayudarle. Programe una consulta desde su casa hoy mismo. Buscar abogados locales.

Solicitar la bancarrota en Montana

Solicitar cualquier tipo de bancarrota es algo que se debe abordar con cuidado y se debe pensar con detenimiento, pues las decisiones que tome ahora afectarán su futuro. Hay dos tipos de bancarrota: el capítulo 7 y el capítulo 13.

La diferencia entre la bancarrota del capítulo 7 y la bancarrota del capítulo 13 es que el capítulo 7 es un proceso relativamente corto que dura algunos meses. La bancarrota del capítulo 13 puede durar de tres a cinco años. La razón es porque en el capítulo 13, se contemplan pagos mensuales regulares que deben hacerse al administrador de la deuda.

En la bancarrota del capítulo 7, que es una bancarrota de liquidación, todos los bienes, excepto los que estén exentos, se venden y todas las ganancias de la venta sirven para pagar a los acreedores. Por ejemplo, si tiene una hipoteca sobre su casa y se acoge al capítulo 7, se venderá su casa y las ganancias irán al banco con el que tiene la hipoteca.

En Montana, el costo de ambos tipos de bancarrota es relativamente bajo, de manera que el capítulo cuesta $299 y el capítulo 13 cuesta $274. No obstante, si no puede permitirse estas cifras, lo que no sería raro, puede solicitar una dispensa de los honorarios.

Hay ciertos requisitos que se deben cumplir para solicitar una dispensa de los honorarios. En Montana, las personas que se acogen al capítulo 7 tienen que pasar una prueba de recursos para su solicitud se admita. El tribunal mide el promedio de sus ingresos de seis meses comparándolo con el tamaño de su familia. Una persona sola puede tener un ingreso promedio de hasta $39,979. Otra opción es pagar los honorarios en cuotas, llegando a un acuerdo con el tribunal.

Para acogerse al capítulo 13, necesita tener una fuente de ingresos estable y verificable.

Formas de utilizar el capítulo 13 en Montana:

  • Para detener la ejecución hipotecaria de su vivienda
  • Para compensar los pagos no realizados de un vehículo
  • Para compensar los pagos no realizados de una hipoteca
  • Para ponerse al día con los impuestos
  • Para detener la acumulación de intereses de su deuda estatal, local o federal
  • Para preservar posesiones no exentas

Montana tiene algunas exenciones específicas que incluyen granjas o caseríos de hasta $250,000; y que no tengan más de 320 acres de granja, 1 acre fuera de la ciudad y ¼ acres dentro de los límites de la ciudad. No hace falta decir que la granja o caserío debe estar registrado antes de que tenga lugar la audiencia de bancarrota. Ciertos tipos de seguros pueden estar exentos también, incluyendo de discapacidad, de grupo y de vida, entre otros.

Otra área en la que en Montana está exenta de bancarrota son los pagos por manutención de menores y pensión alimenticia o de manutención conyugal. Están estrictamente prohibidas. En cuanto a cualquier tipo de pago surgido a partir de los divorcios, en Montana las leyes son bastante estrictas.

Su pensión también está protegida hasta cierto punto. Una pensión ERISA (ley de seguro de ingresos por jubilación del empleado – Employee Retirement Income Security Act) que se haya concedido más de un año antes de haber solicitado la bancarrota y que suponga más del 15 por ciento de los ingresos anuales del solicitante, está exenta. Asimismo, la pensión de los bomberos, guardas de caza, oficiales de patrulla de autopistas, sheriffs, maestros, cualquier empleado del sistema universitario, jueces y oficiales de policía, también está exenta.

El objetivo final de solicitar la bancarrota es empezar de nuevo, estar limpio y construir su futuro. Si aún no ha quedado claro, el proceso está diseñado para ayudarle. El estado de Montana lo hace permitiéndole preservar las herramientas de trabajo que necesite para obtener ingresos. Estas pueden ser una computadora, su escritorio, el mobiliario de oficina o recinto que necesite para obtener ingresos. Por ejemplo, si usted es un agente de seguros, necesita su oficina, su computadora, su teléfono celular, incluso hasta su escritorio para ganarse la vida.

El capítulo 7 o el capítulo 13 pueden ser complicados, por lo que su mejor opción es llamar a un profesional para que lo guíe en el proceso. La lista arriba mencionada le da una idea general de lo que puede esperar cuando solicite la bancarrota si vive en Montana. Para que pueda tomar una buena decisión, recuerde que hay una gran diferencia entre las dos formas de solicitar la bancarrota.

Hable hoy con un abogado calificado en Bancarrota

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en bancarrota puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en bancarrota cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Su Próximo Paso:

Ingrese su lugar para conectarse con un abogado de bancarrota calificado hoy.

Recursos Adicionales de Bancarrota

Búsqueda de Recursos de Bancarrota en Abogado.com