La bancarrota en Maine: Leyes y procesos

La bancarrota es un proceso federal que se rige por las leyes federales. Sin embargo, el proceso se puede ver influenciado por el estado en el que viva. Por esta razón, es importante que las personas que se enfrenten a problemas de deudas, consulten con un abogado para determinar

  1. Si el proceso de bancarrota es adecuado para su caso,
  2. Qué tipo de bancarrota es más apropiada,
  3. Qué estado regirá su bancarrota, y
  4. A qué tipo de exenciones de bancarrota se puede acoger.

Lo que tiene que saber antes de solicitar la bancarrota en Maine

Hay dos ciudades en Maine que cuentan con tribunales federales de bancarrota. Estas son Bangor y Portland. El condado en el que resida determinará en cuál de estos tribunales deberá presentar su solicitud. Puede buscar su condado en el sitio web del U.S. Bankruptcy Court (tribunal de bancarrota de los Estados Unidos) para ver si se debe dirigir a Bangor o a Portland para presentar su solicitud.

Hay limitaciones de ingresos que no permiten que ciertas personas solicitar la bancarrota. Si su nivel de ingresos es menor a los ingresos medios mensuales en el estado de Maine, entonces podrá acogerse al capítulo 7 para solicitar una bancarrota. De lo contrario, es posible que tenga que acogerse al capítulo 13 al solicitar su bancarrota, a menos que cumpla con los estándares de la estricta prueba de recursos.

En el capítulo 7, sus bienes no exentos pasarán a estar bajo la custodia del tribunal y serán vendidos para pagar sus deudas. En el capítulo 13, se puede quedar con sus bienes, pero se creará un plan de pagos de sus deudas aprobado por el tribunal, que deberá tener una duración de 36 meses, a menos que el tribunal apruebe una extensión de hasta 60 meses. En el caso de que sus ingresos mensuales excedan los ingresos mensuales promedio de Maine, su plan de pagos generalmente será de 60 meses.

¿Qué está exento en el capítulo 7 de bancarrota en Maine?

La ley federal permite a los estados crear sus propios estatutos en cuanto a las exenciones de bancarrota. Algunos estados permiten a las personas que solicitan una bancarrota elegir entre las leyes federales y las estatales (o una combinación de ambas) en cuanto a exenciones. No obstante, Maine es uno de los estados que sólo le permite acogerse a las exenciones específicas de ese estado.

Exenciones comunes de bancarrota en Maine:

  • Viviendas y parcelas de cementerio con un valor de hasta $45,000 (si un menor de edad vive en la vivienda, si usted tiene 60 años o más o si tiene una discapacidad, el límite es de $95,000 para las viviendas)
  • Un vehículo motor de un valor de hasta $5,000
  • Ropa, electrodomésticos y muebles de un valor de hasta $200
  • Joyas de hasta $750
  • Herramientas para trabajar y libros profesionales de un valor de hasta $5,000
  • 5 toneladas de carbón o 10,000 galones de aceite de calefacción (o su equivalente)
  • Hornos y estufas
  • Suministros para 6 meses de semillas y alimentos, y/o suficientes herramientas y comida para una temporada agrícola
  • Equipamiento comercial agrícola, una embarcación de pesca o equipamiento de explotación forestal
  • Intereses obtenidos de un seguro de vida de hasta $4,000, incluyendo dividendos
  • Cualquier material sanitario MEDICAMENTO? recetado
  • Beneficios de pensiones y discapacidad (incluye varios programas de beneficios del gobierno, así como pagos de pensión, cuentas IRA, pensión por alimentos y otros)
  • Asignaciones legales a víctimas de delitos y pagos por lesiones personales
  • Otros bienes de un valor de hasta $400

Cómo empezar con la bancarrota en Maine

Es habitual que los residentes de Maine completen el proceso de bancarrota sin contar con ayuda profesional, pero en la mayoría de los casos, bien vale la pena contratar a un abogado de bancarrota. Por ejemplo, la ayuda de un abogado de bancarrota puede ser inestimable para que usted pueda quedarse con tantos bienes como sea posible en el proceso judicial del capítulo 7. Su abogado le puede ayudar a decidir entre solicitar la bancarrota o elaborar otra estrategia de pago de deudas. Asimismo, puede ayudarle en determinar qué tipo de bancarrota es la más apropiada en su situación.

Hable hoy con un abogado calificado en Bancarrota

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en bancarrota puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en bancarrota cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Su Próximo Paso:

Ingrese su lugar para conectarse con un abogado de Bancarrota calificado hoy.

Recursos Adicionales de Bancarrota

Búsqueda de Recursos de Bancarrota en Abogado.com