¿Se puede manejar y usar teléfono celular al mismo tiempo?

Manejar distraído, es decir, mientras se ejecuta una actividad que pueda distraer al conductor, es una conducta que está prohibida en casi todos los estados.

Ejemplos de conducir distraído hay muchos. Podría ser que el conductor esté poniéndose maquillaje, comiendo, ajustando la radio o mirando al asiento trasero para asegurarse de que sus hijos se estén comportando. Sin embargo, uno de los ejemplos más frecuentes de conducción distraída es aquella que ocurre cuando se usa un teléfono celular.

Si bien en un comienzo el uso de teléfonos móviles se limitaba a llamadas y mensajes de texto, hoy en día estos dispositivos son cada vez más utilizados para otras actividades como revisar correos electrónicos o buscar direcciones. Con ello, aumentan las posibilidades de que su teléfono sea una distracción.

A continuación, se presenta una descripción resumida sobre cómo las legislaciones han decidido abordar el tema del uso de teléfonos celulares y otros dispositivos electrónicos al operar un vehículo.

Leyes sobre conducción distraída en general

Algunos estados tratan la conducción con teléfonos móviles a través de leyes generales que no especifican qué actividades están prohibidas, sino que simplemente establecen parámetros generales. Lo más común es que estas leyes definan el manejo distraído como la ejecución de una actividad mientras se opera un vehículo a motor cuando:

  1. La actividad que se ejecuta no es necesaria para la operación del automóvil.
  2. La actividad que se ejecuta afecta (o se podría razonablemente esperar que afectara) la habilidad del conductor para manejar de forma segura.

Estas definiciones genéricas son maleables y pueden aplicarse a situaciones en que el conductor de un automóvil utiliza un teléfono móvil.

Prohibiciones a distracciones específicas: uso de teléfonos celulares

En los últimos años, muchos estados han legislado para prohibir de forma explícita que las personas hablen por teléfonos móviles sin usar un dispositivo manos libres. Es el caso de los siguientes estados: Arizona, California, Connecticut, Delaware, Georgia, Hawái, Illinois, Maryland, Maine, Minnesota, Nuevo Hampshire, Nueva Jersey, Nueva York, Nevada, Oregón, Rhode Island, Tennessee, Vermont, Virginia Occidental y Washington. Lo mismo aplica en el Distrito de Columbia, Puerto Rico, Guam y las Islas Vírgenes.

Muchos estados prohíben incluso el uso de dispositivos manos libres para conductores menores de dieciocho años o conductores de autobuses escolares. La mayoría de los estados con leyes prohibiendo el uso de teléfonos celulares sin dispositivos manos libres contemplan excepciones para llamadas de emergencia.

Como se mencionó, aun cuando un estado no tenga leyes que prohíban el uso de teléfonos mientras se maneja, puede aplicar las leyes sobre conducción distraída en general para sancionar a quien efectúa una llamada si un dispositivo manos libres.

Enviar mensajes de texto al conducir

Muchos estados prohíben que se mandan mensajes de texto mediante prohibiciones genéricas al uso de dispositivos electrónicos mientras se conduce. Estas prohibiciones genéricas abarcan también otras actividades que se pueden efectuar mediante dispositivos electrónicos, tales como envío de correos electrónicos, navegación por internet o uso de aplicaciones. Además, el concepto de ¨dispositivo electrónico¨ no solo incluye teléfonos celulares, sino que también computadoras portátiles como tabletas o dispositivos con Sistemas de Posicionamiento Global (GPS, por sus siglas en inglés).

Para más detalles sobre la legislación de cada estado, visite el sitio web de la Asociación de Gobernadores para la Seguridad en Carretera (en inglés).

Consecuencias de usar teléfono celular al manejar

Manejar distraído puede traer muchas consecuencias, entre las que se encuentran:

  • Causar accidentes, lesiones o muerte al conductor o a terceros. El Departamento de Transporte (en inglés) estima que el manejo distraído causó 3.166 muertes en el año 2017. Estas situaciones, si la víctima es un tercero, a menudo resultarán en una demanda judicial y el hecho de que el conductor estaba distraído aumenta la posibilidad de que sea hallado responsable por los daños a la víctima, debido a que puede ser considerado como un acto negligente o imprudente.
  • Exponerse a multas de tránsito. Estas multas no solo resultan en el pago inmediato de una suma de dinero a las arcas fiscales, sino que a menudo también conllevan un incremento a la prima del seguro automovilístico del conductor; puesto que las compañías aseguradoras lo verán como un riesgo mayor.

Ante las leyes que prohíben el manejo distraído y las nefastas consecuencias a las que se exponen los conductores que usan dispositivos electrónicos, lo mejor será olvidarse del teléfono celular mientras se esté en el asiento del conductor.

Hable hoy con un abogado calificado en Accidentes de auto

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en accidentes de auto puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en accidentes de auto cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

Su Próximo Paso:

Ingrese su lugar para conectarse con un abogado de Accidentes de auto calificado hoy.

Recursos Adicionales de Accidentes de auto

Recursos Legales Estatales de Accidentes de auto

Búsqueda de Recursos de Accidentes de auto en Abogado.com

¿Qué clase de abogado me puede ayudar después de un accidente de automóvil?

Videos de Accidentes de auto