Abuso sexual

Transcripción del vídeo

Todos hemos oído hablar del divorcio con culpa y sin culpa. Si bien es cierto que muchas leyes estatales establecen una variedad de motivos basados en la culpa para el divorcio, como el adulterio, crueldad o abandono. Casi todos los Estados también establecen algún tipo de divorcio sin culpa. El lenguaje varía un poco en los distintos Estados, pero los típicos motivos del divorcio sin culpa es que ha habido una ruptura irremediable del matrimonio, o bien, que los cónyuges tienen diferencias irreconciliables. En un caso sin culpa, uno de los cónyuges necesita solamente alegar que el matrimonio está irremediablemente roto, y no es necesario demostrar ningún tipo de culpa contra el otro. Esto también significa que el otro cónyuge no puede detener el divorcio, incluso si no lo quiere. Considerando que en los divorcios con base en culpa, si el otro cónyuge objeta el divorcio y el cónyuge que lo solicita no puede probar la culpa en contra del otro cónyuge, el divorcio no puede ser concedido. Una de las razones principales para la adopción de motivos de divorcio sin culpa en las leyes estatales, fue facultar a cualquiera de los cónyuges a abandonar el matrimonio si así lo desea, y para hacer el proceso de divorcio un poco más fácil.

Búsqueda de Recursos de Abuso sexual en Abogado

Bufete de Abogados Destacado de abuso sexual en Ashburn, VA