Conducción en estado de ebriedad: Pruebas de sangre y aliento

En los casos de conducción en estado de ebriedad (de alcohol o drogas), la policia suelen realizar una serie de análisis. Lo hacen para determinar si las facultades del conductor se encontraban o no disminuidas al momento de conducir un vehículo. Muchas leyes estatales sobre conducción en estado de ebriedad permiten el uso del alcoholímetro y los análisis de sangre para medir el nivel de concentración de alcohol en sangre de un conductor presuntamente ebrio.

El examen del alcoholímetro se realiza cuando el conductor presuntamente ebrio sopla dentro de una máquina mecánica y la lectura obtenida medirá la cantidad de concentración de alcohol que se encuentra en el aliento o en los pulmones de una persona.

Por otra parte, puede obtenerse una muestra de sangre cuando resulte imposible para la policía obtener una lectura del alcoholímetro, o bien, según lo establezca la ley estatal, puede realizarse una prueba independiente, como una muestra de sangre, a pedido del sospechoso.  Sin embargo, existen pautas legales habituales que rigen las circunstancias bajo las cuales se puede extraer una muestra de sangre.

Un Ejemplo:

Oficiales del orden público hicieron que el acusado detenga el vehículo y lo estacione a un costado por sospecha de conducción en estado de ebriedad. Aunque la prueba del aliento realizada dio como resultado 0,16 %, lo cual duplica el límite legal permitido en esta jurisdicción, conforme a las leyes estatales de donde ocurrió el arresto del acusado de conducir ebrio, los oficiales del orden público deben informar al acusado que podría ser sometido a una prueba independiente.

El oficial que lo arresta le ha informado al acusado de su derecho a una prueba independiente que incluya una muestra de sangre. El acusado considera que el resultado obtenido del examen con alcoholímetro es poco fiable y por lo tanto solicita una muestra de sangre independiente.

Claro está que hay otras circunstancias en las cuales un sospechoso de conducir ebrio puede solicitar una muestra de sangre independiente. Asimismo, muchas leyes estatales también permiten tomar muestras de sangre sin el expreso consentimiento del acusado. No obstante, si experimenta una situación de arresto por conducir ebrio, debe informarle al oficial del orden público que, antes de la prueba, desea consultar con un abogado especializado en casos de conducción en estado de ebriedad. Muchas leyes estatales le permitirán consultar con un abogado antes de la prueba, pero solo dentro de un corto plazo, inmediatamente después del arresto.

¿Qué significa negarse a una prueba de sangre y/o aliento?

Todos los estados han promulgado leyes de consentimiento implícito, lo que básicamente significa que en caso de que la policía detenga su vehículo porque tiene razones suficientes para creer que usted está conduciendo ebrio, la ley le exige que presente una prueba de sustancias químicas que medirá su nivel de concentración de alcohol en sangre . Este tipo de leyes se denominan “leyes de consentimiento implícito” porque, para el gobierno, conducir un vehículo es un privilegio y no un derecho. Por lo tanto, como condición a ese privilegio usted y otros conductores acuerdan presentar una prueba de sustancias químicas a la solicitud de un oficial del orden público durante una investigación de conducción bajo los efectos de drogas o alcohol.  Si usted se niega a realizar el examen con alcoholímetro o a proporcionar una muestra de su sangre, la mayoría de los estados permiten una revocación administrativa o una suspensión de su privilegio de conducir por el Departamento de Vehículos Motorizados (DMV).

Sin embargo, tras una revisión de la mayoría de los casos de conducción en estado de ebriedad en los Estados Unidos, los abogados especializados en derecho penal han descubierto que los oficiales del orden público omiten informar correctamente al conductor presuntamente ebrio sobre sus derechos, o comprenden mal o desconocen las leyes de consentimiento implícito de sus estados y los efectos sobre la decisión del acusado de si presenta o no la prueba.

Un Ejemplo:

El acusado fue detenido por un policía estatal mientras conducía intoxicado. El policía le informa al acusado que si no presenta la prueba del alcoholímetro, su licencia será suspendida por seis meses. Sin embargo, según las leyes estatales del lugar donde ocurrió el supuesto hecho de conducción en estado de ebriedad, las leyes exigen una suspensión obligatoria de la licencia por doce meses en los casos en que el sospechoso se niegue a presentar una prueba de conducción en estado de ebriedad. Debido a que el acusado cree que su licencia solo será suspendida por seis meses por el DMV, se niega someterse a una prueba.

En pocas palabras, si se pronuncian las palabras “me niego a someterme a la prueba”, esto confirma la presencia de negación. Sin embargo, una negativa no es siempre tan obvia y lo mejor es consultar con un abogado si usted ha sido imputado por una infracción relacionada con conducción en estado de ebriedad y hay un problema porque se negó a someterse a una prueba.

Si usted o un familiar han sido arrestados recientemente y se han negado a presentar una prueba del alcoholímetro o un análisis de sangre, consulte hoy con un abogado especializado en casos de conducción en estado de ebriedad para analizar sus derechos legales y para saber que defensas legales están a su disposición para impugnar su caso.

Hable Hoy con un Abogado Calificado en Defensa por conducir ebrio

Este artículo pretende ser útil e informativo. Pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en defensa por conducir ebrio puede atender sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Tome el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en defensa por conducir ebrio cerca de usted para discutir su situación jurídica específica.

Recursos Adicionales de Defensa Por Conducir Ebrio

Búsqueda de Recursos de Defensa Por Conducir Ebrio en Abogado

Encuentra un abogado en su área

Bufete de Abogados Destacado de Defensa Por Conducir Ebrio en Ashburn, VA

Louis A. Kleiman,
Attorney at Law

An Experienced Advocate to Stand Up for Your Rights

Captcha Image

Abogados de defensa por conducir ebrio en Ashburn