Leyes y defensas sobre conducción en estado de embriaguez (DWI) en New York

Con la prevalencia de los anuncios de servicio público en Nueva York, es probable que todas las personas sepan que no es aceptable conducir en estado de embriaguez dentro del estado. Las leyes que regulan los cargos por conducir en estado de embriaguez son muy estrictas. Si bien la mejor manera de evitar cargos por conducir en estado de embriaguez es no ponerse al volante de un vehículo después de haber consumido alcohol, hay algunos casos en los cuales las personas podrían conducir ebrias. En esos casos, es de vital importancia conocer bien las leyes sobre la conducción en estado de embriaguez (DWI) y las estrategias de defensa.

Disposiciones sobre conducción en estado de embriaguez (DWI) en Nueva York

Para que a un conductor se lo acuse de conducir en estado de embriaguez en Nueva York, se debe determinar el porcentaje de concentración de alcohol en sangre del conductor. Se puede acusar a un conductor de 21 años o más de conducir en estado de embriaguez si su concentración de alcohol en sangre (BAC) es del 0,08 por ciento o más. El límite para un conductor menor de edad es del 0,20 por ciento, y el límite en un conductor de vehículos comerciales es del 0,04 por ciento. Nueva York también tiene leyes que clasifican las concentraciones de alcohol en sangre que exceden el porcentaje de 0,18 como excesivas, lo cual puede llevar a un cargo agravado por conducir en estado de ebriedad o intoxicación por estupefacientes (DWI).

Sanciones para las condenas

Las sanciones para las condenas por conducir en estado de embriaguez dependen de la cantidad de condenas que el conductor tenga durante el período de eliminación de registro de infracciones previas. Este período es de 10 años en Nueva York. Si bien la primera condena en un período de 10 años es un delito menor en Nueva York, las condenas posteriores dentro de los 10 años constituirán cargos por delitos graves. Una segunda condena en 10 años es un delito grave de Clase E, una tercera condena es un delito grave de Clase D.

Desde la promulgación de la Ley Leandra, es posible la imposición de sanciones y cargos más severos para las personas que llevan menores de 16 años en el vehículo cuando se las detiene por conducir en estado de embriaguez. Si el menor estaba en el vehículo, la primera condena se convertirá en un delito grave de Clase E. También aumentará la pena si el menor resulta herido o muere por la comisión del delito de conducir en estado de embriaguez.

Encarcelamiento, libertad condicional y servicio comunitario

Cualquier persona que es declarada culpable del delito de conducir en estado de embriaguez enfrentará penas de prisión. Ante la primera infracción, la pena de prisión es de hasta un año. Una segunda condena en 10 años puede dar lugar a un mínimo de 10 días en prisión o a 60 días de servicio comunitario. Las condenas posteriores tienen una pena de prisión mínima de 10 días con un máximo de cuatro a siete años.

Suspensión de la licencia, multas y otras sanciones

Todas las condenas por conducir en estado de embriaguez traen asociadas la suspensión de la licencia del conductor. Una primera condena conlleva una suspensión de un mínimo de seis meses y las condenas posteriores tienen una suspensión de un año, como mínimo. Además, se exigirá el uso de dispositivos de bloqueo de encendido del automóvil para la segunda condena y las condenas posteriores. Las multas oscilan entre USD $500 y $10 000, según la condena. Además, se pueden exigir evaluaciones y tratamientos para el consumo de alcohol.

Prohibición de aceptación de culpabilidad para lograr una pena menor

En casos de conducción en estado de embriaguez, Nueva York no permite la admisión de culpabilidad para obtener una pena por un cargo menor. Esto significa que, incluso ante una primera infracción, el conductor no podría presentar una declaración de admisión de culpabilidad por un cargo menor por conducción imprudente, en lugar de la admisión de culpabilidad por conducir en estado de embriaguez.

Las personas que se enfrentan a cargos por conducir en estado de embriaguez en Nueva York deberán obtener la mayor cantidad de información posible. Obtener la ayuda de un abogado con experiencia en casos de conducción en estado de embriaguez (DWI) podría ayudar a las personas que se enfrentan a cargos de DUI y DWI en Nueva York.

Hable Hoy con un Abogado Calificado en Defensa por conducir ebrio

Este artículo pretende ser útil e informativo. Pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en defensa por conducir ebrio puede atender sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Tome el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en defensa por conducir ebrio cerca de usted para discutir su situación jurídica específica.

Recursos Adicionales de Defensa Por Conducir Ebrio

Búsqueda de Recursos de Defensa Por Conducir Ebrio en Abogado

Encuentra un abogado en su área

Abogados de defensa por conducir ebrio