Leyes y defensas sobre conducción en estado de embriaguez (DUI) en Nevada

Nevada es conocida por sus leyes más flexibles que severas con respecto al juego y otras actividades, pero cuando se trata de conducir bajo la influencia del alcohol o las drogas, adopta una postura firme, posiblemente más severa que otros estados con respecto a estas cuestiones. La condena seguramente tendrá como consecuencia una suspensión de la licencia, así como posibles multas y una condena a prisión. En el estado de Nevada, se considera que los conductores están bajo la influencia de alcohol si la concentración de alcohol en sangre es de 0,08; de 0,04 si son mayores de 21 años y conducen un vehículo comercial; y de 0,02 si son menores de 21 años.

Una persona puede ser acusada de conducir bajo la influencia de alcohol o drogas (DUI), incluso con una concentración de alcohol en sangre debajo del nivel legal, si el oficial que lo arresta cree que el conductor presenta disminuidas sus habilidades para conducir. Esto significa que las personas que tienen una baja tolerancia al alcohol podrían enfrentar cargos por conducir bajo la influencia de alcohol o drogas incluso si solo tomaron una copa. Nevada también cuenta con una disposición sobre envases abiertos, la cual establece que no puede haber ningún envase de alcohol abierto en el vehículo mientras se está utilizando dicho vehículo. También existe una disposición de consentimiento tácito, que indica que cualquier persona que conduzca dentro del estado acepta someterse una prueba de alcohol en sangre, si se solicita. La negativa a realizar la prueba podría dar lugar a la inmediata entrega de la licencia de conducir y la consecuente detención.

Cuándo podrían hacerlo detener el vehículo

Los oficiales encargados de hacer cumplir la ley en Nevada saben qué examinar para identificar y detener a los conductores que están bajo la influencia de drogas o alcohol. Si se identifica a un conductor manejando de modo errático, detenido en medio de la carretera sin ninguna razón aparente, o zigzagueando entre los carriles de la carretera o fuera de esta, el oficial puede solicitarle al conductor que se detenga. Luego, el oficial observará a la persona para obtener más pruebas que respalden el cargo por conducir bajo la influencia de alcohol o drogas:

  • Se detecta la presencia de alcohol en el aliento del conductor
  • El conductor arrastra las palabras o tiene un habla pastosa
  • El rostro del conductor está sonrojado
  • El conductor muestra un aspecto sucio y desaliñado

Posibles sanciones en caso de ser condenado

Ni bien se arresta al conductor, se suspende su licencia. Si se trata de una primera infracción, la persona podría enfrentar lo siguiente:

  • Suspensión de la licencia por 90 días con la posibilidad de conservar derechos especiales para conducir hasta el trabajo y desde este después de los 45 días
  • Hasta seis meses de prisión o 96 horas de servicio comunitario
  • Multa de USD $1000
  • Asistencia obligatoria a una institución que ofrece programas para casos de conducción bajo influencia de alcohol o drogas
  • También podría resultar obligatoria la asistencia a un programa de tratamiento contra las drogas

En el caso de una segunda infracción:

  • Se suspende la licencia por un año sin que se otorguen privilegios especiales
  • Hasta seis meses de prisión
  • Una multa máxima de USD $1000
  • 200 horas de servicio comunitario
  • Institución con programas sobre DUI
  • Un programa de tratamiento contra las drogas

Los infractores reincidentes reciben una suspensión de la licencia de tres años, entre uno y seis años de prisión, multas no inferiores a USD $2000 y de hasta $5000, y la posibilidad de que se pueda suspender el registro del vehículo. Y en el trágico suceso de que se mate a una persona en un accidente relacionado con el consumo de alcohol, el conductor en estado de ebriedad podría recibir de dos a 20 años de prisión, una multa de hasta USD $5000 y la pérdida de la licencia por tres años.

Defensa contra los cargos

Toda persona acusada de conducir bajo la influencia de alcohol o drogas tiene derecho a crear una defensa enérgica contra los cargos impuestos. Los profesionales legales saben cómo presentar objeciones al modo de realizar las investigaciones y a la precisión de sus resultados. Por ejemplo, inicialmente, se puede objetar la forma en que se realizó la prueba de sobriedad, así como las razones del oficial de policía para detener al conductor. Un profesional legal también advertirá si se ha preservado la integridad de las pruebas y podrá determinar si la prueba de concentración de alcohol en sangre se manipuló de manera inadecuada o se alteró.

Otro enfoque consiste en ofrecer una defensa creíble del motivo por el cual el conductor estaba detrás del volante. Por ejemplo, se puede argumentar como defensa que el acusado intentaba huir de una situación que era más peligrosa que conducir en estado de embriaguez o se encontraba ante la amenaza de sufrir lesiones físicas si se negaba a conducir.

Hable Hoy con un Abogado Calificado en Defensa por conducir ebrio

Este artículo pretende ser útil e informativo. Pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en defensa por conducir ebrio puede atender sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Tome el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en defensa por conducir ebrio cerca de usted para discutir su situación jurídica específica.

Recursos Adicionales de Defensa Por Conducir Ebrio

Búsqueda de Recursos de Defensa Por Conducir Ebrio en Abogado

Encuentra un abogado en su área

Abogados de defensa por conducir ebrio