Conducción en estado de embriaguez (OUI) en Maine: Defensas

Si se encuentra en Maine, es importante conocer las leyes que rigen acerca de conducir en estado de embriaguez. Después de todo, es posible que usted o sus amigos y familiares deseen beber alguna bebida con alcohol durante la temporada de vacaciones. Sin embargo, seguramente no deseen verse involucrados en problemas legales. Si conoce las leyes que rigen los casos de conducción bajo la influencia de alcohol o drogas (OUI) en Maine, puede evitar tales problemas.

Por ejemplo, puede suponer que es aceptable tomar unos cuantos tragos con alcohol y luego conducir si no se siente perturbado ni considera que su capacidad para tomar decisiones se ha visto afectada. Sin embargo, en virtud de diversos factores, puede ser culpable de conducir bajo la influencia de alcohol o drogas en el estado Maine después de consumir lo que considera apenas una pequeña cantidad de alcohol.

De hecho, los menores de 21 años, no pueden contar con ninguna concentración de alcohol en sangre, también conocida como BAC (por sus siglas en inglés). La concentración de alcohol en sangre debe ser 0,00 si se trata de menores de 21 años, ya que Maine es un estado de tolerancia cero. Esto significa que, en función de la ley, no existe tolerancia para los menores que consumen bebidas alcohólicas y luego conducen.

Si se trata de personas de 21 años o mayores, las leyes del estado de Maine estipulan que se les pueden imponer cargos por conducir bajo la influencia de alcohol o drogas (OUI) si la concentración de alcohol en sangre es 0,08 o superior. Para evaluar si la concentración de alcohol en sangre se encuentra en ese nivel o no, puede observar algunas de las tablas disponibles. Esas tablas brindan cierta información acerca de cómo la concentración de alcohol en sangre se ve afectada por una cantidad determinada de bebidas alcohólicas según el rango de peso.

Sin embargo, esas tablas son solo una pauta general y servirán de ayuda si lo acusan de conducir bajo la influencia de alcohol o drogas después de haberse comprobado mediante las pruebas correspondientes que la concentración de alcohol en sangre ha alcanzado el límite legal o lo ha superado. Por esa razón, es importante utilizar un buen criterio. Si tiene alguna duda acerca de su condición después de haber consumido bebidas con alcohol, se recomienda optar por la seguridad y no conducir. También puede resultar útil consultar la opinión acerca de su condición a un amigo que no haya bebido. Un amigo puede llevarlo en su vehículo a fin de que no ponga su vida o la de otras personas en situación de riesgo.

Si conduce un vehículo profesional al momento en que lo detienen para un control, la concentración de alcohol en sangre solo puede ser de 0,04. Es importante conocer esta diferenciación ya que, por momentos, las personas pueden conducir un vehículo particular y, por otros, un vehículo comercial.

Asimismo, no existe la opción de negarse a realizar una prueba para medir la concentración de alcohol en sangre. El estado de Maine cuenta con una ley de consentimiento tácito. Esto significa que si un agente de policía lo detiene por un control y luego lo arresta por sospechar que conduce bajo la influencia de alcohol o drogas (DUI), el policía tiene derecho a realizarle una prueba. En esencia, su consentimiento para acceder a la prueba es tácito o implícito. En la mayoría de los casos, esta prueba se llevará a cabo con un analizador del nivel de alcohol en aliento. La prueba debe llevarse a cabo lo más pronto posible después de que se ha solicitado a la persona que se detenga. De tal modo, es posible obtener un registro exacto del nivel de alcohol en sangre del conductor al momento de conducir.

Técnicamente, puede negarse a que le realicen la prueba. El agente de policía no lo obligará a realizar la prueba a menos que se presenten ciertas condiciones muy concretas. Entre ellas, se incluyen los accidentes que provocan muertes o lesiones que son tan graves que el policía puede suponer que pueden provocar la muerte. También se incluye cualquier ocasión en la que un agente de policía cuente con motivos para sospechar del consumo de estupefacientes. Si no se cumplen estas condiciones, el agente de policía que lo arresta no puede obligarlo a realizarse la prueba para determinar la concentración de alcohol en sangre.

Sin embargo, si usted se niega, estará sujeto a sanciones específicas de conformidad con las leyes del estado de Maine. Una sanción clave es la posibilidad de perder su licencia de conducir hasta por seis años. Además, la negación puede utilizarse a nivel legal en su contra si la causa queda sujeta a la decisión de un tribunal. Si lo encuentran culpable de operar un vehículo bajo la influencia de alcohol o drogas (OUI), oponerse a realizar una prueba puede provocar la adición de tiempo a la condena. El agente de policía encargado de la detención debe informarle todas estas cuestiones al momento del control policial; de lo contrario, no se aplicarán. Independientemente de las circunstancias, se recomienda estudiar cada caso particular con un abogado a fin de comprender todas las opciones legales disponibles.

Hable Hoy con un Abogado Calificado en Defensa por conducir ebrio

Este artículo pretende ser útil e informativo. Pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en defensa por conducir ebrio puede atender sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Tome el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en defensa por conducir ebrio cerca de usted para discutir su situación jurídica específica.

Recursos Adicionales de Defensa Por Conducir Ebrio

Búsqueda de Recursos de Defensa Por Conducir Ebrio en Abogado

Encuentra un abogado en su área