Conducción en estado de embriaguez (DUI) en Arizona: Defensas

Al igual que en otros estados americanos, la legislación sobre conducción bajo la influencia de alcohol o drogas (DUI) de Arizona impone sanciones severas por conducir en estado de embriaguez. Más precisamente, la ley establece que es ilegal tanto conducir como estar al control de un vehículo motorizado en estado de embriaguez. En Arizona también se aplica la ley de "consentimiento implícito", que significa que los conductores aceptan automáticamente someterse a las pruebas de medición de la concentración de alcohol o drogas en sangre cuando solicitan y obtienen la licencia de conducir. Si se detiene al conductor por conducir bajo la influencia de alcohol o drogas, este consentimiento implícito permite a los policías exigir al conductor que se someta a una prueba de alcoholemia en sangre, orina o aliento para verificar la concentración de sustancias en el organismo. El límite legal en Arizona para la concentración de alcohol en sangre es del 0,08 por ciento y cualquier valor por encima del 0,15 por ciento puede dar origen a cargos muy graves por conducir bajo la influencia de alcohol o drogas.

Las sanciones asociadas con conducir en estado de embriaguez en Arizona varían según factores tales como las circunstancias de la detención y si el acusado es un infractor reincidente. Actualmente, estas sanciones son las siguientes.

Primer delito por DUI en Arizona: Normalmente, los acusados deberán pasar 10 días consecutivos en prisión y pagar una multa de, al menos, USD $1250. La ley también establece que los condenados por el primer delito de DUI deben acudir a programas de formación, evaluación y tratamiento para el consumo de alcohol y drogas, y colocar en los vehículos motorizados un dispositivo de bloqueo de encendido certificado o aprobado. Ante el primer delito, también deberán participar en los programas de servicio comunitario de Arizona.

Segundo delito DUI y posteriores reincidencias en Arizona: Los acusados que cometan más de un delito deberán pasar, por lo menos, 90 días en prisión. También deberán pagar multas de, al menos, USD $3000. Además se revocará la licencia de conducir de los condenados por un período de 12 meses; asimismo, los condenados deberán participar obligatoriamente en programas de formación, evaluación y tratamiento sobre consumo de alcohol. Como era de esperar, los vehículos motorizados de estos conductores deben contar con un dispositivo de bloqueo de encendido. La participación en actividades de servicio comunitario es otra de las penas comunes tras la condena por reincidencia de delitos DUI.

Los conductores condenados por casos de DUI extremos en los cuales las pruebas confirman una concentración de alcohol en sangre superior a 0,15 por ciento recibirán las sanciones más severas. Tras el primer delito, el infractor recibirá una pena de prisión de 30 días consecutivos, sin derecho a libertad condicional o suspensión de la pena, y multas de, al menos, USD $2500. Esto se suma a las penas de uso de un dispositivo de bloqueo de encendido y de trabajo comunitario antes mencionadas. Las penas por condenas de casos de DUI más extremos incluyen más tiempo en prisión (por lo menos 120 días) y multas más elevadas (por lo menos USD $3250), la pérdida de los privilegios de conducción por un año completo, además de las sanciones mencionadas anteriormente.

Un caso de DUI agravado, que se produce cuando un conductor es detenido con una licencia suspendida o revocada, cuando es menor de 15 o cuando se niega a realizar una prueba de alcohol, entre otras razones, conllevará las penas más severas. Los acusados suelen ser condenados a una pena de dos años de prisión y se revocará la licencia de conducir por tres años. Todo esto es suma a las típicas sanciones impuestas en un caso de condena por conducción bajo la influencia de alcohol o drogas en Arizona.

A pesar de la severidad de las leyes Arizona relativas a la conducción en estado de embriaguez, un abogado experimentado en casos de conducción bajo la influencia de alcohol o drogas (DUI) puede ayudar a los acusados a lograr una buena defensa. Un abogado con experiencia sabe cómo investigar todos los aspectos de la detención a fin de garantizar que no se hayan violado las garantías constitucionales del acusado (derechos Miranda) y que las pruebas de alcoholemia se hayan realizado correctamente. El abogado tendrá una amplia gama de recursos y técnicas para utilizar en nombre del cliente con el fin de evitar la condena más dura y las penas correspondientes.

Hable Hoy con un Abogado Calificado en Defensa por conducir ebrio

Este artículo pretende ser útil e informativo. Pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en defensa por conducir ebrio puede atender sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Tome el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en defensa por conducir ebrio cerca de usted para discutir su situación jurídica específica.

Recursos Adicionales de Defensa Por Conducir Ebrio

Búsqueda de Recursos de Defensa Por Conducir Ebrio en Abogado

Encuentra un abogado en su área

Abogados de defensa por conducir ebrio