¿Existe alguna manera de evitar la legalización?

Sí, la mayoría de los Estados tienen un procedimiento sumario mediante el cual se evita la legalización si el valor de sus activos es menor de cierta cantidad, o si el único heredero o beneficiario es su cónyuge. Por ejemplo, en California, si el monto de sus activos es menor de $100,000, la legalización puede ser evitada totalmente. La propiedad poseída en forma conjunta o con la designación de un beneficiario, no se toma en cuenta por esta cantidad de $100,000. También, no más de $10,000 de estos $100,000 pueden ser tenidos en bienes raíces. De lo contrario, necesitará preparar un Fideicomiso a fin de que sus activos sean distribuidos fuera del tribunal de legalización. Es para su mejor interés consultar con un abogado para minimizar las posibilidades de complicaciones legales al tratar de evitar la legalización.

¿Debe evitar la legalización?
El fideicomiso de vivos con frecuencia se comercia como un vehículo que le permite "evitar la legalización" en el momento de su muerte. La legalización es un procedimiento para transferir la propiedad a su muerte, supervisado por el tribunal de acuerdo con los términos de su testamento. Muchas clases de propiedad se transfieren rutinariamente fuera del procedimiento de legalización. Estas incluyen:

· los procedimientos del seguro de vida o plan de retiro que se transfieren a un beneficiario nombrado en su patrimonio

· bienes raíces o bancarios o cuentas de corredores tenidos en forma conjunta con derecho al sobreviviente

Aunque es verdad que la propiedad se transfiere en los términos de un fideicomiso de vivos a la muerte del fideicomitente será una "legalización evitada," debe hacerse notar que puede haber o no un valor real en ese resultado. Las leyes sobre legalización son diferentes en cada Estado. En algunos Estados existen emolumentos ordenados por el tribunal o por el abogado, mientras que en otros, estos emolumentos pueden ser mínimos. Muchos Estados han expeditado o simplificado los procedimientos judiciales haciéndolos eficientes y poco onerosos para aquellos patrimonios pequeños o simples. Un testamento diseñado apropiadamente, puede eliminar en muchos Estados algunos de los pasos que de otra suerte se requerirían en los procedimientos de legalización. En adición muchas de las demoras y burocracia normalmente asociada con la legalización, son un resultado de las leyes fiscales y los requisitos para la presentación de los impuestos, que no pueden eliminarse a través de un fideicomiso de vivos ni evitarse la legalización.

Un fideicomiso de vivos casi nunca puede evitar totalmente la legalización y un testamento simple necesitará "verter" al fideicomiso cualquier propiedad que no ha sido transferida al fideicomiso en vida.

La propiedad que se transfiere al fallecimiento a través de un fideicomiso de vivios revocable, debe primero ser transferida al fideicomiso, administrada por un fideicomisario que puede o no cobrar honorarios, y entonces ser transferida fuera del fideicomiso al beneficiario. Estos costos y costas asociados a la presentación de impuestos son con frecuencia ignorados por los mercaderes del fideicomiso de vivos. Existen otros costos que también dependen de la jurisdicción, tales como los impuestos a la transferencia de bienes raíces. La comparación de costos entre la legalización y un fideicomiso de vivos debe hacerse sobre la base de caso por caso.

Hable Hoy con un Abogado Calificado en Planificación patrimonial

Este artículo pretende ser útil e informativo. Pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en planificación patrimonial puede atender sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Tome el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en planificación patrimonial cerca de usted para discutir su situación jurídica específica.

Recursos Adicionales de Planificación Patrimonial

Búsqueda de Recursos de Planificación Patrimonial en Abogado

Encuentra un abogado en su área