La Cohabitación y la Ley: Lecciones Aprendidas

Las parejas que cohabitan podrían citar muchas razones para no casarse. Algunos dirán que no necesitan un "trozo de papel" para probar que se aman y que existe un compromiso entre ambos. Otros eligen vivir juntos sin casarse para evitar los enredos legales que surgen cuando la relación termina. Las parejas que basan su decisión en este último punto deben tener en mente que, si bien las relaciones de hecho se disuelven de manera muy simple, ese no siempre es el caso.

El caso de Lee y Michelle Triola Marvin es quizás el ejemplo más notorio del pantano legal en el que puede sumergirse una pareja que cohabita cuando su relación llega a su fin. Lee Marvin, el famoso actor, y su pareja Michelle, vivieron juntos durante varios años antes de separarse. Cuando lo hicieron, Michelle reclamó su derecho a sustento y a una división equitativa de los bienes adquiridos durante la relación, pero el actor no estuvo de acuerdo.

Michelle aseguró que ella y Lee tenían un acuerdo oral que estipulaba que, durante la convivencia, "combinarían esfuerzos y ganancias, y que los bienes acumulados producto de dichos esfuerzos y ganancias (ya fueran individuales o conjuntos) se compartirían equitativamente". Según Michelle, el acuerdo también establecía que sus contribuciones serían en forma de servicios, tales como "compañera, ama de casa, ama de llaves y cocinera". Michelle buscó ayuda en los tribunales de California para que se cumpliera con el presunto acuerdo oral, de manera que ella tuviera derecho a la mitad de las propiedades que la pareja había adquirido.

El primer tribunal que entendió sobre la causa falló a favor de Lee Marvin. Sin embargo, Michelle apeló y el tribunal de apelaciones estuvo de acuerdo con ella, al menos en teoría. Concluyó que los adultos que viven juntos son tan competentes como cualquier otro individuo para hacer contratos sobre sus ganancias o propiedades. El hecho de que un contrato no esté por escrito no lo hace inexigible. El tribunal estableció que deben acatarse incluso los contratos implícitos.

Una vez que el tribunal determinó que un contrato implícito relacionado con los derechos de propiedad de los cohabitantes también es exigible, consideró, en un proceso aparte, si había o no un contrato válido en el caso en particular. El tribunal, nuevamente de apelación, concluyó que Lee Marvin no había acordado mantener a Michelle o compartir sus bienes con ella y, por lo tanto, ella no tenía derecho a una "pensión alimentaria".

Aunque pudiera parecer que Lee Marvin salió airoso en este caso, esa libertad le costó más de cinco años de litigio y mucho gasto de dinero, tiempo y energía emocional. Si el tribunal hubiera determinado un acuerdo oral, el resultado habría sido aún más costoso para Lee Marvin, aunque posiblemente más justo para su cohabitante.

Hay una lección que aprender de esta historia. Tal vez la mejor manera de evitar el tipo de situación que enfrentaron los Marvin es llegar a un acuerdo de cohabitación antes de vivir juntos. El acuerdo puede establecer de manera obligatoria las expectativas de las partes, de manera tal que una de las partes no termine con una carga financiera no anticipada o, por otro lado, que la parte a la que se le prometió el sustento a futuro pueda exigir el cumplimiento de dicha promesa. Un abogado especializado puede ayudarlo a escribir un acuerdo de cohabitación que proteja sus derechos e intereses y puede asesorarlo sobre cómo lidiar con los asuntos de dinero y propiedades para que pueda mantener sus derechos.

La cohabitación: Cómo obtener la ayuda de un abogado

Si usted esta viviendo con tu pareja y/o pensando en casarse, un abogado especializado en derecho de familia puede ayudarle con una justa representación de las partes en el proceso. Tu abogado trabajará para obtener el mejor resultado posible. El primer paso es encontrar a un abogado especializado en derecho de familia en su área.

Hable Hoy con un Abogado Calificado en Derecho familiar

Este artículo pretende ser útil e informativo. Pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en derecho familiar puede atender sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Tome el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en derecho familiar cerca de usted para discutir su situación jurídica específica.

Recursos Adicionales de Derecho Familiar

Búsqueda de Recursos de Derecho Familiar en Abogado

Encuentra un abogado en su área