Convenios Prenupciales

El matrimonio es para siempre. O esa es la intención cuando dos personas prometen amarse y sostenerse una a la otra hasta que la muerte los separe. Sin embargo, a veces la vida no ocurre como se planea y, por cualquier razón, una pareja casada busca un divorcio.

La tasa de divorcio en Norteamérica con frecuencia se aproxima al 40-50%. Esa tasa es significativamente más alta si los cónyuges están en su segundo o tercer matrimonio. Sabiendo que las posibilidades de divorcio son estadísticamente significativas, muchas parejas deciden celebrar convenios prenupciales previamente al día de la boda.

Un convenio prenupcial puede explicar cómo se dividirá la propiedad de la pareja entre los cónyuges en el caso de un divorcio y explica que la responsabilidad de cada cónyuge será continuar apoyando financieramente al otro cónyuge después del divorcio.

¿Los Convenios Prenupciales son Válidos?

Los convenios prenupciales son reconocidos en cada Estado de la unión y se les honrará si están correctamente redactados y ejecutados. A fin de que sean considerados por el tribunal en un procedimiento de divorcio, deben figurar por escrito y haberse celebrado voluntariamente. El convenio debe ser ejecutado de acuerdo a los requerimientos específicos de la ley estatal. Muchos estados requieren que un notario público testimonie el convenio.

Si el cónyuge impugna la validez o aplicabilidad de un convenio prenupcial, entonces el tribunal necesitará decidir si se debe dar cumplimento al convenio. Es probable que un convenio correctamente ejecutado sea puesto a un lado si el tribunal encuentra que existe cualquiera de las dos circunstancias siguientes. Primero, si alguna de las partes no se produjo en forma total y honesta en el momento de ejecutar el convenio prenupcial, entonces éste puede ser puesto a un lado. Ninguno de los cónyuges puede mentir u omitir información acerca de activos, ingresos o cualquier cosa que afecte su valor neto. Segundo, si cualquier parte en el convenio es inconsciente, entonces el convenio puede ser desechado.

¿Qué hay de los Hijos?

Es importante enfatizar que los convenios prenupciales se aplican solamente a los cónyuges. Los asuntos relacionados con cualquiera de los hijos del matrimonio, tales como su sostenimiento, visitación y custodia, no pueden ser determinados en un convenio prenupcial. La razón es que el juez en el procedimiento de divorcio se encuentra bajo la obligación de tomar determinaciones sobre los hijos teniendo en cuenta sus mejores intereses.

¿Necesito un Convenio Prenupcial?

Esta es una pregunta intensamente personal que depende de sus propias circunstancias. Muchos abogados recomiendan los convenios prenupciales a sus clientes que son adinerados, que están celebrando un segundo o subsiguiente matrimonio o que tienen hijos u otros miembros de la familia para quienes desean proveer en el futuro. Sin embargo, aun los jóvenes que celebran su primer matrimonio al acabar de salir de la escuela y no tienen dinero ni dependientes pueden decidir que un convenio prenupcial es importante para su unión.

Sucede que los convenios prenupciales tenían un estigma adherido a ellos. La gente acostumbraba asumir que una pareja no estaba comprometida a permanecer juntos para siempre si ejecutaban un convenio prenupcial. Actualmente, ese estigma ha desaparecido y los convenios prenupciales son aceptados como parte del proceso del matrimonio.

Hable Hoy con un Abogado Calificado en Derecho familiar

Este artículo pretende ser útil e informativo. Pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en derecho familiar puede atender sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Tome el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en derecho familiar cerca de usted para discutir su situación jurídica específica.

Recursos Adicionales de Derecho Familiar

Búsqueda de Recursos de Derecho Familiar en Abogado

Encuentra un abogado en su área