¿Para el mejor interés de quién?

Si usted es abuelo y no se lleva bien con los padres de su nieto, ¿tiene usted derecho a ver a su nieto aún cuando los padres del niño no lo quieran? Antes de 2000 la respuesta era un resonante sí. Pero ahora es complicado.

Antes de 2000 muchos Estados tenían ordenamientos que permitían a los abuelos pedir a un tribunal una orden de visita para ver a sus nietos, si los padres de éstos no lo permitían. En 2000 la Suprema Corte requirió que algunos Estados modificaran sus leyes sobre visitas debido a que pisoteaban los derechos constitucionales de los padres.

Regla de la Suprema Corte
En Troxel v. Granville, la Corte derribó una regla estatal que daba a los abuelos el derecho de visitar pasando por alto la objeción para ello de los padres del niño. La Corte sostuvo que un Estado no puede obligar a un padre a permitir la visita de un abuelo debido a que viola los "derechos fundamentales de los padres y los intereses de la libertad … para tomar decisiones acerca del cuidado, custodia y control de sus hijos” de acuerdo con la Enmienda Catorce. La Corte dictaminó que los Estados pueden permitir las visitas en ciertas circunstancias, pero ello no puede crear un derecho a las visitas en todas las situaciones.

En Troxel, el juez del juicio permitió la visita debido a que el padre no demostró que esa visita de los abuelos pudiera dañar a los niños. Para derribar la decisión del tribunal del juicio, la Suprema Corte estableció que existe una presunción en el sentido de que “un padre adecuado toma decisiones para el mejor interés de su hijo.” Después de esa decisión, algunas legislaturas estatales tuvieron que revisar sus ordenamientos acerca de las visitas de los abuelos, para cumplir con esa nueva regla de la Corte. Los ordenamientos tuvieron que ser reformados debido a que los abuelos deben ahora probar que la decisión de los padres de rehusarse a las visitas no es para el mejor interés de los hijos.

Prueba de los Dos Pasos de California
Por ejemplo, en California si ha fallecido un padre, al abuelo puede otorgársele la visita si el tribunal encuentra que será para el mejor interés del niño. Pero si ambos padres viven, pero están separados o divorciados, un tribunal debe ir a través de un segundo paso o análisis antes de conceder los derechos de visita al abuelo. La Sección 3104 del Código Familiar requiere que un tribunal encuentre: 1) una relación pre-existente entre el niño y el abuelo y que la visita es para el mejor interés del niño, para conservar esa relación, y 2) el interés del niño en su relación con un abuelo, supera el interés del padre en el ejercicio de su autoridad paternal sobre el niño.

Opciones
¿Qué pueden hacer los abuelos para asegurar la visita a sus nietos sin tener que recurrir a una orden del tribunal? Algunos Estados requieren que los padres divorciados asistan a una sesión de mediación sobre la visita del niño, previamente a la audiencia del tribunal. El própósito es que los padres lleguen a un acuerdo con un mediador profesional en lugar de que un juez decida. Aunque los abuelos usualmente no asisten a la mediación, los padres incluyen el punto de la visita de los abuelos en la sesión de mediación. Si se llega a un acuerdo, éste llega a ser parte de la orden de visitación.

Un abogado en derecho familiar experimentado puede decirle si su Estado permite las órdenes de visita para los abuelos y los requisitos para conseguirlas.

Hable Hoy con un Abogado Calificado en Derecho familiar

Este artículo pretende ser útil e informativo. Pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en derecho familiar puede atender sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Tome el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en derecho familiar cerca de usted para discutir su situación jurídica específica.

Recursos Adicionales de Derecho Familiar

Búsqueda de Recursos de Derecho Familiar en Abogado

Encuentra un abogado en su área