¿Mi orientación sexual me impedirá adoptar un niño?

Aunque la ley sobre adopción puede parecer complicada para cualesquiera padres que buscan adoptar, llega a ser más compleja si los padres adoptantes en prospecto son una pareja del mismo sexo, o si el padre adoptante en prospecto es homosexual y soltero. Cada Estado tiene diferentes leyes acerca de la adopción por parte de parejas del mismo sexo e individuos homosexuales; por ejemplo, en algunos estados, la ley no permite que las personas solteras adopten, lo que en muchos estados, automáticamente deja fuera a las parejas del mismo sexo y a los individuos homosexuales, mientras que en otros estados, puede haber una ley específica que prohíba que las parejas del mismo sexo adopten. En consecuencia, si usted se encuentra en una relación con una persona de su mismo sexo o si usted es un individuo homosexual, y está considerando la adopción, asegúrese de conocer los derechos que usted pueda tener en su Estado. Los abogados en su área que se especializan en la ley sobre adopción en general, podrían guiarlo acerca de sus leyes estatales específicas y que caminos de adopción se encuentran abiertos –y no abiertos- para usted y su pareja del mismo sexo o para un homosexual individual.

Las buenas noticias son que unos cuantos estados como Colorado, claramente permiten que las parejas del mismo sexo o los homosexuales individuales, adopten niños, y otros pocos estados, en que tales adopciones no son claras. Desafortunadamente, este no es el caso de la mayoría de los estados.

Hasta muy recientemente, Florida fue el único Estado con una ley que barrió con las adopciones por homosexuales, ya sea en forma individual o en pareja. Debido en gran parte al hecho de que Florida no permite que los homosexuales individualmente o en pareja lleguen a ser padres adoptantes, un juez del tribunal estatal recientemente resolvió que es inconstitucional la eliminación de tales excepciones durante 30 años, y que ese caso todavía sigue su curso a través del proceso de apelación.

Uno de los escenarios más comunes para las parejas del mismo sexo que desean adoptar a un niño, es conocido como “paternidad segunda” o adopción por “paternidad en participación”. Esta puede ser la ruta más fácil que puede seguir una pareja homosexual cuando el Estado no le permite la adopción a un soltero o a una pareja del mismo sexo; por lo menos 21 estados han permitido las adopciones por paternidad en participación. En esta situación, una de las dos personas que forman la pareja del mismo sexo sigue el procedimiento legal a fin de adoptar al niño como suyo. Una vez terminada esa adopción, entonces la otra persona solicita la adopción del niño, pero sin que se den por terminados los derechos paternales de la primera persona. A este respecto, las adopciones por paternidad segunda son similares a las adopciones de parte de los padrastros; el padrastro llega a ser el padre legal del niño, pero no se produce efecto legal alguno en la relación paternal ya existente entre el niño y su madre o padre. De esta manera, una pareja del mismo sexo puede alcanzar el objetivo de la paternidad adoptiva del niño.

Aunque existen otros arreglos mediante los cuales un homosexual individual o una pareja del mismo sexo puede adquirir la paternidad de un niño, ninguno de estos arreglos tiene los efectos vinculantes de una adopción. Por ejemplo, muchos estados permiten que las parejas del mismo sexo y un individuo homosexual lleguen a ser padres adoptantes, que pueden conducir a una relación de paternidad de muy largo plazo. Las parejas del mismo sexo también pueden adquirir la tutoría de un niño, lo que equivale a un arreglo de custodia legal. Sin embargo ambas designaciones de tutor y adoptante, están sujetas siempre a su terminación, dando como consecuencia que la adopción es el único medio permanente para que un individuo homosexual o una pareja del mismo sexo puedan obtener la paternidad de un niño.

Hable Hoy con un Abogado Calificado en Derecho familiar

Este artículo pretende ser útil e informativo. Pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en derecho familiar puede atender sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Tome el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en derecho familiar cerca de usted para discutir su situación jurídica específica.

Recursos Adicionales de Derecho Familiar

Búsqueda de Recursos de Derecho Familiar en Abogado

Encuentra un abogado en su área