Registros e Incautaciones Ilegales: Preguntas Frecuentes

Aquí le presentamos las preguntas más frecuentes acerca de sus derechos en el supuesto de que la policía lo registre a usted, su hogar o su automóvil.

¿En qué momento se considera que la policía lo "registra" durante una investigación?

En general, un tribunal hará dos preguntas para determinar si una investigación de la policía se convirtió en un registro. En primer lugar, el tribunal preguntará si la persona cuya vivienda o bien estaba siendo investigado/registrado esperaba un grado de privacidad. A continuación, el tribunal preguntará si esa expectativa de privacidad era razonable. Esta pregunta se responde a la luz de la sociedad, es decir que la cuestión gira en torno a si la sociedad reconocería algún tipo de privacidad en el asunto en cuestión.

Para que una investigación se convierta en un registro, un tribunal debe determinar que la investigación invadió o se entrometió en la "expectativa legítima de privacidad" de una persona. Esto se determina cuando la respuesta a las dos preguntas anteriores es afirmativa. Si cualquiera de estas preguntas puede contestarse de forma negativa, es decir, la persona registrada no tenía nada que mantener en privado o la expectativa de privacidad no era razonable, entonces no hubo registro.

¿Mi propiedad privada es realmente privada?

Los bienes dentro de su hogar o en su inmueble generalmente se consideran privados. Si la policía debe entrar a su propiedad con el fin de echar un vistazo a las pruebas o a otros bienes que desee utilizar en el tribunal, necesita una orden de registro para hacerlo. Sin embargo, hay ciertas situaciones, como la de evitar que un sospechoso destruya pruebas, en cuyo caso la policía puede registrar e incautar sus bienes en su hogar sin una orden judicial. Esto se debe a que la situación en sí misma exige la pronta intervención de la policía.

Ahora que tenemos la regla general, ¿cómo lo afecta esto? En la mayoría de situaciones, los funcionarios del orden público tienen permitido tomar fotografías desde el aire por encima de su vivienda o espiar sus conversaciones con el fin de recabar suficiente información como para obtener una orden judicial. Sin embargo, mientras escucha conversaciones, la policía no puede utilizar equipos de alta tecnología en ninguna de estas circunstancias sin convertir a la escucha en un registro e incautación ilegal.

En términos generales, cuanto más sofisticado es el equipo de escucha o de fotografía, más probable es que la policía deba obtener una orden antes de llevar a cabo el registro. Sin embargo, si usted presta consentimiento a que un oficial registre su hogar, renuncia a todo derecho de objetar un registro sin orden. Asimismo, si un oficial está en su inmueble por un motivo legítimo (quizás persiguiendo a un ladrón), este puede incautar todo contrabando que esté a simple vista, incluso sin una orden de registro.

La policía me dijo que tiene una orden de registro, ¿qué es y qué debió hacer para obtenerla?

Una orden de registro es una orden judicial emitida por un juez o magistrado que confiere permiso y autoriza a la policía o a otros agentes del orden público a llevar a cabo un registro de un lugar o persona e incautar toda evidencia de un delito penal. La orden de registro está dirigida a la persona sujeta al registro o a la persona propietaria del inmueble sujeto al registro e informa al destinatario que el juez que emite la orden ha considerado razonablemente probable que se encuentre determinada evidencia allí.

En términos generales, los oficiales de policía u otros agentes del orden público deben solicitar una orden de registro antes de llevar a cabo el registro de la persona o inmueble en cuestión. Si se realiza un registro sin una orden, se presume que es irracional y probablemente se considere un registro e incautación ilegal. Si se objeta dicho registro, la policía o las partes que lo realizaron deberán explicar y justificar sus motivos para llevar a cabo el registro, además de explicar por qué no se emitió una orden antes de hacerlo.

Normalmente, la policía debe hacer una mínima demostración ante el juez que emite la orden de registro para que este tome la decisión de concederla. La policía debe demostrarle al juez:

  • que existe causa probable de la comisión de un delito; y
  • que es más que probable que la evidencia o el contrabando vinculado a ese delito se encuentren en un determinado lugar en el inmueble o persona en cuestión.

A fin de demostrarle esto al juez, la policía deberá brindar información que esté basada en sus propias observaciones o en las observaciones de terceros, inclusive informantes. Sin embargo, si la policía se basa únicamente en las observaciones de terceros, inclusive informantes, al solicitar una orden de registro, la policía debe ser capaz de probarle al juez que la información es confiable. Esto abarca desde la corroboración policial de las observaciones de segunda mano hasta el historial confiable de observaciones de un informante conocido.

¿Qué facultades obtiene la policía con una orden de registro?

Una orden de registro le brinda a la policía la autoridad legal de ingresar a un inmueble sin el permiso del propietario para registrarlo en busca de las evidencias detalladas en la orden en los lugares autorizados por la orden. Por ejemplo, si la orden de registro permite que la policía busque drogas ilegales en el baño de una vivienda, debe limitar su búsqueda al baño.

Sin embargo, existen determinadas excepciones a esta norma sobre la orden de registro que permiten a la policía llevar a cabo búsquedas más amplias que lo permitido por la orden de registro. En general, la policía puede buscar más allá del alcance de la orden de registro a fin de garantizar su propia seguridad y la seguridad de terceros. Asimismo, la policía puede ampliar su búsqueda para evitar la destrucción de evidencia, para buscar evidencia más allá del alcance de la orden de registro original debido a que su registro inicial reveló que puede haber más evidencia en otros lugares del inmueble, o para hallar más evidencia en función de lo que se observa a simple vista.

Algunos ejemplos pueden aclarar estos puntos. Si la policía ha obtenido una orden para registrar el garaje de una vivienda, puede recorrer la vivienda para llegar al garaje y llevar a cabo su registro. Si en su camino al garaje para buscar drogas la policía escucha la descarga de un inodoro en el piso de arriba, puede ampliar su registro a fin de revisar los baños en busca de drogas ilegales que probablemente hayan sido arrojadas al inodoro. Otro ejemplo es un registro de un comedor que puede expandirse a la cocina si la policía escucha que se carga un arma junto al refrigerador.

Por último, cabe destacar que la policía puede incautar evidencia que esté a simple vista si la policía está allí por un motivo legítimo. Por ejemplo, si de camino para registrar el garaje, la policía observa cuatro bolsas de marihuana sobre la mesa de café, puede incautar las drogas.

¿Las órdenes de registro son necesarias para todos los registros?

Como puede inferir de lo anterior, la respuesta a esta pregunta es que no todos los registros son ilegales sin una orden. Aquí presentamos algunos de los ejemplos principales en los que la policía u otros agentes del orden público no necesitan una orden de registro para llevar uno a cabo:

  • Consentimiento. Si la policía toca a su puerta y le pregunta si puede pasar para buscar drogas y usted presta consentimiento, entonces la policía no necesita una orden.
  • Emergencia. Si el registro de la policía es en una situación de emergencia, podría no necesitar una orden de registro. Por ejemplo, si la policía está en busca de un sospechoso armado que ha desaparecido en un pequeño vecindario, podría no necesitar una orden de registro para registrar las casas porque el sospechoso está poniendo en riesgo a los residentes.
  • Registros secundarios a un arresto. Después de que una persona es arrestada por la policía, los oficiales del orden público pueden llevar a cabo un registro de la persona y su entorno inmediato en busca de armas que podrían ser peligrosas para los oficiales o para terceros.
  • Simple vista. La policía no necesita una orden de registro para incautar evidencia que está a simple vista en donde la policía está legalmente autorizada a estar.

Mi arrendatario/compañero de apartamento dio permiso a la policía para registrar mis pertenencias, ¿ha sido un registro e incautación ilegal?

En términos generales, la persona a cargo de un área tiene la facultad de otorgar permiso a la policía para registrar esa área. Entonces, si usted comparte un apartamento con un compañero, este último probablemente tenga la facultad de otorgar permiso a la policía para registrar áreas comunes del apartamento, tales como el comedor o la cocina, pero no su habitación personal.

De la misma forma, su arrendatario no puede dar permiso a la policía para registrar ninguna parte de su apartamento, excepto áreas comunales comunes, como un cuarto de lavado/secado en un edificio. Sin embargo, debe recordar que, si la policía considera que el registro constituye una emergencia, no se considera un registro e incautación ilegal aunque registre su departamento sin permiso.

Durante un control de tránsito, ¿la policía puede registrar mi automóvil y cachearme?

En general, la policía tiene permitido registrarlo y cachearlo durante un control de tránsito de detenerlo si tiene una sospecha razonable de que usted está armado. Esto no es un registro e incautación ilegal. Además de cachearlo en busca de armas, la policía también puede cachearlo en busca de material de contrabando, como drogas. Una sentencia reciente de la Corte Suprema modificó las leyes que permiten que un oficial de policía registre un automóvil después de un control de tránsito. La Corte Suprema determinó que un registro del compartimiento del pasajero de un automóvil solo se permite si:

  • el conductor/arrestado está dentro de una distancia de alcance del compartimiento del pasajero al momento del registro (lo cual significa que la policía no puede registrar su automóvil si lo arrestan en la parte posterior de un automóvil patrulla); o
  • es razonable creer que el vehículo contiene evidencias del delito por el cual lo arrestan (lo cual significa que la policía no puede registrar su automóvil en busca de armas a menos que lo arresten por un delito violento o por posesión ilegal de armas).

Remolcaron y confiscaron mi automóvil, ¿la policía puede registrarlo?

En pocas palabras, sí. Si la policía ha remolcado y confiscado su automóvil, tiene la facultad de registrarlo. Este registro puede ser tan completo como lo desee la policía, y lo más probable es que incluya la apertura de los compartimientos cerrados o de las cajas presentes en su automóvil. No importa el motivo por el cual hayan remolcado y confiscado su automóvil, podría ser algo tan simple como una infracción de estacionamiento o tan grave como el robo de un automóvil. Independientemente de eso, la policía puede registrar su automóvil si lo ha confiscado.

Sin embargo, la policía no puede remolcar y confiscar su automóvil con el único fin de registrarlo. La policía debe seguir procedimientos estrictos cuando se trata de este tipo de registros.

Hable Hoy con un Abogado Calificado en Ley Criminal

Este artículo pretende ser útil e informativo. Pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en ley criminal puede atender sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Tome el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en ley criminal cerca de usted para discutir su situación jurídica específica.

Recursos Adicionales de Ley Criminal

Recursos Legales Estatales de Ley Criminal

Búsqueda de Recursos de Ley Criminal en Abogado

Encuentra un abogado en su área

Bufete de Abogados Destacado de Ley Criminal en Ashburn, VA

Louis A. Kleiman,
Attorney at Law

An Experienced Advocate to Stand Up for Your Rights

Captcha Image

Abogados de ley criminal en Ashburn