La Quinta Enmienda y Su Derecho Contra la Autoincriminación

Incluso si nunca ha estudiado derecho ni rendido un examen para la matrícula de abogado, probablemente haya oído la frase "invocar la quinta". Se ha convertido en parte de nuestra jerga nacional, por lo que la mayoría de los estadounidenses sabe que tienen el derecho de no responder preguntas policiales tanto bajo custodia como ante el tribunal. El derecho contra la autoincriminación se describe en la quinta enmienda a la Constitución de los Estados Unidos y también se extiende a las jurisdicciones estatales y locales. Cuando alguien ejerce este derecho, generalmente decimos que "invocó la quinta".

La Constitución otorga este derecho de forma bastante sencilla: "No se obligará [a ninguna persona]… en ninguna causa penal a atestiguar contra sí misma…". Sin embargo, al igual que sucede con la mayoría de los derechos constitucionales, esto está sujeto a interpretación de los tribunales y suele generar un fuerte debate.

Este artículo se centra en la cláusula de autoincriminación de la quinta enmienda en los procedimientos legales. Es importante obtener información sobre su derecho a guardar silencio bajo custodia policial. Consulte doble enjuiciamiento y cómo funciona un jurado de acusación para conocer más acerca de otras disposiciones de la quinta enmienda.

El origen de la invocación de la quinta

El derecho contra la autoincriminación proviene de la negación de los puritanos a colaborar con los interrogadores en la Inglaterra del siglo XVII. Generalmente se los coaccionaba o torturaba para confesar su afiliación religiosa y se los consideraba culpables si guardaban silencio. El derecho inglés otorgó a sus ciudadanos el derecho contra la autoincriminación a mitad del siglo XVII, cuando una revolución estableció un mayor poder parlamentario.

Los puritanos que escaparon de la persecución religiosa trajeron esta idea a los Estados Unidos, donde eventualmente se convertiría en parte de la Declaración de Derechos. En la actualidad, los tribunales han dictaminado que el derecho contra la autoincriminación incluye evidencia testimonial o comunicativa en interrogatorios policiales y procedimientos legales.

Brindar testimonio en un procedimiento legal

En el juicio, la quinta enmienda le confiere a un acusado el derecho a no testificar. Esto significa que ni el fiscal, ni el juez, ni el propio abogado del acusado pueden forzarlo a subir al estrado contra su voluntad. Sin embargo, un acusado que elija testificar no puede optar por responder algunas preguntas y no otras. Una vez que el acusado sube al estrado de los testigos, se considera que se renunció a este derecho específico de la quinta enmienda durante todo el juicio.

Cuando un acusado invoca la quinta, los miembros del jurado no tienen permitido tomar en cuenta la negación a testificar al decidir sobre la culpabilidad de un acusado. En la causa de 2001 Ohio c/ Reiner, la Corte Suprema de los Estados Unidos. sostuvo que "un testigo puede tener un temor razonable de enjuiciamiento y, sin embargo, ser inocente de cualquier delito. El [derecho de la quinta enmienda contra la autoincriminación] protege al inocente que podría verse incriminado por circunstancias ambiguas". Esta causa reforzó una norma anterior que indicaba que los fiscales no pueden solicitar a un jurado que infiera la culpabilidad en función de la negativa de un acusado de testificar en su propia defensa.

Los acusados también pueden ejercer sus derechos de la quinta enmienda durante juicios civiles si el testimonio los expondría a cargos penales. Sin embargo, no gozan de las mismas protecciones contra el sesgo del jurado con respecto a la responsabilidad. Esto significa que un jurado tiene la libertad de hacer inferencias cuando un acusado elige no testificar en un juicio civil por miedo a la autoincriminación. Los demandados civiles generalmente alegan ignorancia ("no recuerdo") en lugar de invocar la quinta en estos casos.

¿Un testigo puede invocar la quinta?

En un juicio penal, no solo el acusado goza del derecho de la quinta enmienda de negarse a testificar. Los testigos llamados al estrado pueden negarse a responder determinadas preguntas si responderlas los implicaría en algún tipo de actividad penal (no limitado a la causa en juicio). Por ejemplo, los testigos (y los acusados) en juicios por delitos organizados generalmente invocan la quinta enmienda.

Sin embargo, a diferencia de los acusados, los testigos que ejercen este derecho pueden hacerlo de forma selectiva y no renunciar a sus derechos al momento de responder preguntas. Asimismo, a diferencia de los acusados, los testigos pueden verse forzados por ley a testificar (generalmente mediante una citación judicial).

¿La quinta enmienda se aplica a las huellas digitales y los análisis de sangre?

El derecho de la quinta enmienda contra la autoincriminación no se extiende a la recolección de ADN o huellas digitales en relación con una causa penal. La Corte Suprema ha declarado que el privilegio se extiende únicamente a las evidencias comunicativas, y el ADN y las huellas digitales no se consideran evidencias testimoniales.

Si tiene más preguntas acerca de su derecho de la quinta enmienda contra la autoincriminación, o necesita representación, contemple la idea de consultar a un abogado especializado en derecho penal.

Hable Hoy con un Abogado Calificado en Ley Criminal

Este artículo pretende ser útil e informativo. Pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en ley criminal puede atender sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Tome el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en ley criminal cerca de usted para discutir su situación jurídica específica.

Recursos Adicionales de Ley Criminal

Recursos Legales Estatales de Ley Criminal

Búsqueda de Recursos de Ley Criminal en Abogado

Encuentra un abogado en su área

Bufete de Abogados Destacado de Ley Criminal en Ashburn, VA

Louis A. Kleiman,
Attorney at Law

An Experienced Advocate to Stand Up for Your Rights

Captcha Image

Abogados de ley criminal en Ashburn