El Comportamiento Reprobable de la Policía Dá Como Resultado Convicciones Equivocadas

Aunque hay muchos funcionarios ejecutores de la ley honestos y éticos en el sistema judicial de los Estados Unidos, también existen otros que, desafortunadamente, tienen comportamientos reprobables en relación con los delitos que investigan. Estos funcionarios no solamente impactan sobre la credibilidad de otros funcionarios honestos, sino que literalmente destruyen la vida de las personas que son acusadas erróneamente y aun convictas de delitos. Desde los detectives que no testifican con la verdad, a los agentes de la policía que fabrican, destruyen, y/o ocultan pruebas, y aun ejecutores de la ley que impropiamente influyen en la identificación efectuada por testigos y en la confesión de los sospechosos, existen muchas instancias en las que el comportamiento reprobable de la policía ha tenido como resultado la convicción de inocentes.

El Comportamiento Reprobable de la Policía Como Base de las Apelaciones

El papel del consejero defensor en un caso penal es hacer surgir una duda razonable en la mente de los jurados. Cualquier clase de mala conducta de los funcionarios ejecutores de la ley, o cualquier evidencia que impacta negativamente la credibilidad de las pruebas presentadas por la policía, puede constituir una duda suficientemente razonable que puede dar como resultado que un jurado no llegue a una decisión unánime o a una absolución categórica. En esos casos, el sistema judicial trabaja como debería.

Sin embargo, en otros casos, el comportamiento reprobable de la policía no es aparente para el jurado, o la defensa no está en condiciones de probar definitivamente durante el juicio que ocurrió algún comportamiento reprobable. Estos son los casos en los que una persona puede ser -y ha sido- convicta erróneamente de un delito. Afortunadamente, las convicciones penales están sujetas a su revisión en apelación, lo que puede dar como resultado que salga a la luz dicho comportamiento. Si un tribunal de apelación al revisar un caso de convicción penal determina que el comportamiento reprobable de la policía tuvo lugar de tal manera que violó los derechos constitucionales del acusado o le impidió la posibilidad de tener un juicio justo, o que la prueba ofrecida fue insuficiente para apoyar una convicción, entonces el tribunal de apelaciones tiene la facultad de revocar la convicción penal.

Falso Testimonio Rendido por la Policía

Aunque existen literalmente miles de ejecutores de la ley honestos, también hay algunos agentes de policía que no lo son tanto. Ya sea que su deshonestidad se origine por la intención de cubrir el trabajo mal hecho de la policía, una falta de voluntad de efectuar su trabajo completa y apropiadamente, o, a veces, por un simple deseo de declarar convicto a los sospechosos que ellos estiman culpables, los agentes de policía rinden testimonios que son exagerados, imprecisos, y/o simplemente fabricados. Debido al respeto y la credibilidad que muchos miembros de la comunidad atribuyen a los funcionarios ejecutores de la ley, es fácil constatar como el falso testimonio de un policía puede dar como resultado una convicción equivocada.

Inapropiado Manejo de las Pruebas por la Policía

Los funcionarios ejecutores de la ley, típicamente, son los principales responsables de un delito, y así, son responsables de la reunión apropiada, la preservación y la documentación de la evidencia que más tarde debe ser utilizada en el proceso de un perpetrador de un delito. En consecuencia, existe la posibilidad no solamente de un error humano de parte de los agentes de la policía, sino también de un comportamiento reprobable intencional. Por una variedad de razones, la policía mal maneja, suprime, altera o fabrica evidencias. Algunos agentes de la policía también desean cubrir un error u omisión que hayan cometido durante la investigación inicial. Otros agentes de la policía se encuentran convencidos de que cierto sospechoso es culpable de un delito, y eligen manipular inadecuadamente la evidencia a fin de construir un caso más sólido contra el sospechoso. En cualquier caso, el comportamiento reprobable de la policía en relación con la evidencia en un caso penal puede dar como resultado convicciones erróneas, y dar pie a que sean revocadas en la apelación.

Coerción de la Policía Sobre los Testigos y los Sospechosos

Como parte de sus deberes, los ejecutores de la ley tienen la tarea de interrogar a los testigos, provocando confesiones, y entrevistando a los testigos de los delitos. Durante este proceso, los agentes de policía pueden influir inadvertidamente o deliberadamente en las declaraciones de ambos: testigos y sospechosos. Por ejemplo, un agente de policía que estima que un sospechoso es culpable de un delito, puede ejercer presión indebida o inadecuada en el sospechoso para que confiese un delito que no cometió. Igualmente, un agente de policía que muestra un arreglo de fotos a un testigo o administra una línea de sospechosos de manera que sugiera al testigo qué persona es el sujeto en cuestión. Tácticas impropias de la policía tales como las mencionadas, solamente pueden dar como resultado convicciones erróneas, pero también pueden constituir puntos apelables que posteriormente conduzcan a la exoneración del sospechoso

Hable Hoy con un Abogado Calificado en Ley Criminal

Este artículo pretende ser útil e informativo. Pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en ley criminal puede atender sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Tome el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en ley criminal cerca de usted para discutir su situación jurídica específica.

Recursos Adicionales de Ley Criminal

Recursos Legales Estatales de Ley Criminal

Búsqueda de Recursos de Ley Criminal en Abogado

Encuentra un abogado en su área

Bufete de Abogados Destacado de Ley Criminal en Ashburn, VA

Louis A. Kleiman,
Attorney at Law

An Experienced Advocate to Stand Up for Your Rights

Captcha Image

Abogados de ley criminal en Ashburn