Asalto y la Agresión: Descripción General

En la mayoría de los estados, el asalto o la agresión tienen lugar cuando una persona: 1) intenta golpear o golpea físicamente a otra o 2) actúa de forma amenazante para intimidar a otra ante la posibilidad de un daño inmediato.

Muchos estados declaran que un asalto o agresión más grave o "agravado" se produce cuando alguien: 1) intenta causar o causa lesiones graves a otra persona o 2) provoca lesiones mediante el uso de un arma mortal. Los asaltos y las agresiones también pueden denunciarse mediante leyes civiles (frente a las penales).

La idea de asalto y agresión trae a la mente peleas o pleitos típicos, y en algunos estados se combinan ambos delitos. Sin embargo, los términos en realidad constituyen dos conceptos legales independientes con elementos característicos. En pocas palabras, un asalto es un intento o amenaza de lesionar a otra persona, mientras que una agresión sería tener un contacto real con otra persona de naturaleza perjudicial u ofensiva. A continuación se ofrece una mirada más detallada de ambos delitos y sus elementos, la cual ayuda a explicar cómo se vinculan tan estrechamente.

Asalto: Definición

La definición de asalto varía en función del estado, pero generalmente se define como un intento de lesionar a otra persona, y en algunas circunstancias puede incluir amenazas o conductas amenazantes contra terceros. Una definición frecuente sería un intento intencional, mediante violencia o fuerza, de lesionar o dañar a otra persona. Otra forma directa en que se define el asalto es como un intento de agresión. De hecho, en forma general, la distinción principal entre un asalto y una agresión es que no es necesario que haya contacto para un asalto, mientras que debe ocurrir un contacto ofensivo o ilícito para que haya agresión.

Asalto: Requisito del Acto

Si bien generalmente no es necesario que haya contacto para constituir un delito de asalto, una condena por asalto requiere un "acto" delictivo. Los tipos de actos que integran la categoría de asalto pueden variar ampliamente pero, por lo general, un asalto requiere un acto manifiesto o directo que infundiría en una persona razonable miedo por su seguridad. Las palabras por sí solas no serán suficientes como acto para constituir un asalto a menos que el infractor las refuerce con un acto o con acciones que infundan en la víctima un miedo de daño inminente.

Asalto: Requisito de Intención

A fin de cometer un asalto, una persona solo necesita tener una "intención general". Lo que esto significa es que, si bien nadie puede cometer un asalto hacia otra persona de forma accidental, es suficiente con demostrar que el infractor tuvo la intención de llevar a cabo las acciones que constituyen un asalto. Entonces, si una persona actúa de forma tal que se considere peligrosa para los demás, eso puede ser suficiente para justificar cargos por asalto, incluso si no pretendía infligir un daño particular a una persona en particular. Asimismo, la intención de asustar a otra persona puede ser suficiente para establecer cargos por asalto.

Agresión: Definición

Si bien las leyes que definen la agresión variarán según la jurisdicción, una definición típica de la agresión es el contacto ofensivo o perjudicial intencional con otra persona sin su consentimiento. Según esta definición general, un delito de agresión generalmente requiere todo lo siguiente:

  • contacto intencional;
  • el contacto debe ser perjudicial u ofensivo;
  • no debe haber consentimiento de la víctima.

Agresión: Requisito de Intención

Puede sorprender que un acto de agresión no siempre requiere intención alguna de dañar a la víctima (si bien dicha intención por lo general existe en los casos de agresión). Por el contrario, una persona solo necesita tener la intención de entrar en contacto o de generar un contacto con otra persona. Asimismo, si alguien actúa con imprudencia o negligencia delictiva que resulta en dicho contacto, esto puede constituir un asalto. Como resultado, chocar accidentalmente con alguien, por más ofensivo que la "víctima" lo considere, no constituiría una agresión.

Agresión: Requisito del Acto

El acto delictivo requerido para la agresión se resume a un contacto ofensivo o perjudicial. Esto puede oscilar desde la agresión evidente, en la que se produce un ataque físico tal como un golpe o una patada, hasta incluso un mínimo contacto en algunos casos. Generalmente, no es necesario que la víctima sufra una lesión o daño para que se produzca una agresión, siempre que haya habido un contacto ofensivo. En un ejemplo clásico, escupir a alguien no lo daña físicamente, pero no obstante puede constituir un contacto ofensivo suficiente como para que haya agresión. Si un contacto en particular se considera ofensivo, generalmente se evaluará desde la perspectiva de la "persona corriente".

Algunas jurisdicciones han combinado el asalto y la agresión en un solo delito. Debido a que los dos delitos están tan estrechamente relacionados y que por lo general se producen en conjunto, esto no es ninguna sorpresa. Sin embargo, los conceptos básicos detrás del delito siguen siendo los mismos.

Hable Hoy con un Abogado Calificado en Ley Criminal

Este artículo pretende ser útil e informativo. Pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en ley criminal puede atender sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Tome el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en ley criminal cerca de usted para discutir su situación jurídica específica.

Recursos Adicionales de Ley Criminal

Recursos Legales Estatales de Ley Criminal

Búsqueda de Recursos de Ley Criminal en Abogado

Encuentra un abogado en su área

Bufete de Abogados Destacado de Ley Criminal en Ashburn, VA

Louis A. Kleiman,
Attorney at Law

An Experienced Advocate to Stand Up for Your Rights

Captcha Image

Abogados de ley criminal en Ashburn