Defendiéndose de Un Cargo Penal

Cada caso es diferente, pero aquí presentamos algunas de las defensas más comunes ante un cargo penal.

Con el fin de condenarlo de un cargo penal, el fiscal debe probar su culpabilidad más allá de toda duda razonable. Este es un estándar bastante alto, y durante cualquier juicio, el acusado puede presentar una defensa con el fin de plantear una duda razonable. La mayoría de las defensas integra una de dos categorías: (1) Yo no lo hice o (2) Lo hice, pero no debería ser considerado responsable.

[Si se lo acusa por un delito, es importante que se comuniquen con un abogado penalista de inmediato para proteger y analizar sus derechos.]

1. Yo No Lo Hice

La defensa más básica ante cualquier cargo de carácter penal es simplemente demostrar que usted no lo hizo.

Inocente hasta que se demuestre lo contrario

Una de las características distintivas del sistema legal estadounidense es la presunción de que todos son inocentes hasta que se demuestre lo contrario. Esto no es solo un ideal, es una presunción legal real, lo que significa que el juez y el jurado deben suponer que usted es inocente hasta que se demuestre lo contrario. Es por esto que un acusado puede "alegar la quinta enmienda", permanecer en silencio y no ofrecer una evidencia alguna para apoyar su declaración de inocencia y aun así salir airoso. Es el trabajo de la fiscalía probar que un acusado es culpable, no el trabajo del acusado probar que es inocente. Entonces, ¿qué tiene que demostrar un fiscal?

Más allá de una duda razonable

El fiscal debe demostrar al juez o al jurado que no hay ninguna duda razonable de su culpabilidad. En caso de que pueda demostrarse una duda razonable, alguna en absoluto, el fiscal ha fallado y usted debe ser declarado inocente. Debido a que este estándar es tan alto, la mayoría de los acusados ??se concentra en elaborar dudas razonables a los alegatos de la fiscalía.

Tengo una coartada

Una de las principales formas en que los acusados ??establecen que no lo hicieron es demostrando que no pudieron haberlo hecho. Una defensa de coartada consiste en evidencia de que estaba en otro lugar, a menudo con otra persona, y que, por lo tanto, no podría haber sido el autor del delito. Al demostrar a un juez o jurado que es probable que usted no estuviera presente en la escena del delito, dará lugar a una duda razonable de su culpabilidad.

2. Lo Hice, Pero No Debería Ser Considerado Responsable

Muchos acusados ??admiten que cometieron el acto, pero declaran que por una razón u otra no deben ser considerados responsables. Aquí hay algunos ejemplos de este tipo de defensa:

Defensa propia

Se trata de una defensa común cuando alguien es acusado de causar algún tipo de violencia física (asalto, agresión, etc.). El acusado invierte la historia y demuestra que en lugar de ser el agresor, en realidad era la víctima y estaba actuando para protegerse de algún daño.

La defensa propia es una antigua defensa que existe en la mayoría de los sistemas jurídicos, y se basa en la creencia de que las personas tienen derecho a defenderse de una lesión física. Demostrar esta defensa puede ser complicado, ya que un acusado generalmente tendrá que demostrar que la defensa propia era necesaria, que la creencia de un posible daño físico era razonable y que la respuesta era razonable. Por ejemplo, si usted le dispara un atacante en respuesta a la amenaza de golpearlo, es casi seguro que esto sea una respuesta irracional.

Defensa por demencia

Si bien hace que los dramas televisivos sean fascinantes, los acusados ?en la vida real rara vez alegan demencia como defensa. Los jueces y los jurados son muy escépticos a estas declaraciones, y debido a la naturaleza abstracta de esta defensa, puede ser muy difícil de probar.

La teoría detrás de una defensa por demencia es la noción de que en casi todas las leyes penales existe un elemento "mental" o "intención". A menudo, el estado mental necesario es que usted debe haber tenido la intención de cometer el acto delictivo. Si a un acusado no posee la comprensión de lo que está haciendo por causa de una enfermedad mental, entonces no puede tener el estado mental que la acusación penal requiere. Desde un punto de vista político, también tendemos a pensar que sería más apropiado enviar a alguien que verdaderamente esté demente a un centro psiquiátrico, no a prisión. Por lo tanto, incluso si el acusado sale airoso en una defensa por demencia, lo enviarán a una institución psiquiátrica, no lo dejarán en libertad.

Entonces, ¿cómo definen los tribunales la "demencia"? La definición más popular es la prueba de McNaughten que define la demencia como "la incapacidad de distinguir entre el bien y el mal". Para salir airoso en una defensa por demencia, el acusado contará con el testimonio de un psiquiatra y será sometido a extensas pruebas psiquiátricas que pueden ser dolorosas y humillantes.

Defensa por estar bajo la influencia de sustancias

En relación con la defensa de la demencia, algunos acusados se ?defienden al alegar que estaban bajo la influencia de drogas y que no podrían haber tenido el estado mental necesario para cometer el delito. En otras palabras, estaban muy drogados para saber lo que estaban haciendo. Solo unos pocos estados permiten esta defensa, e incluso entonces, solo es una defensa parcial. En el mejor de los casos, reducirá el delito del que se lo declara culpable a un delito menor.

Defensa por celada

La defensa por celada resulta apropiada cuando un funcionario del gobierno lo induce a cometer un delito. Los ejemplos más comunes de esto son las redadas contra la prostitución o la venta de drogas. La teoría es que el gobierno no debe permitir que lo inciten a cometer un delito y luego condenarlo por ello.

Esta defensa no tendrá éxito si el juez o el jurado creen que de cualquier manera estaba predispuesto a cometer el delito. Así que, incluso si un oficial encubierto ofreció venderle drogas ilegales, es probable que una defensa por celada no surta efecto si tiene antecedentes de abuso de drogas. (Nota: los enlaces en este artículo contienen información en ingles.)

Cómo Obtener Ayuda Legal

El proceso de la ley penal puede ser muy difícil con mucho estrés. Si se lo acusa por un delito, es importante que se comuniquen con un abogado penalista de inmediato para proteger y analizar sus derechos.

Hable Hoy con un Abogado Calificado en Ley Criminal

Este artículo pretende ser útil e informativo. Pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en ley criminal puede atender sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Tome el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en ley criminal cerca de usted para discutir su situación jurídica específica.

Recursos Adicionales de Ley Criminal

Recursos Legales Estatales de Ley Criminal

Búsqueda de Recursos de Ley Criminal en Abogado

Encuentra un abogado en su área

Bufete de Abogados Destacado de Ley Criminal en Ashburn, VA

Louis A. Kleiman,
Attorney at Law

An Experienced Advocate to Stand Up for Your Rights

Captcha Image

Abogados de ley criminal en Ashburn