Conducta Inadecuada de la Fiscalía que Origina Convicciones Erróneas

Con frecuencia, los fiscales actúan bajo una gran presión para declarar la convicción de los delincuentes, particularmente cuando han ocurrido delitos violentos o de alto perfil. En combinación con esas presiones, la carga abrumadora de trabajo y un honrado deseo de hacer justicia, los fiscales a veces actúan inéticamente en relación con delitos que ellos procesan. Como resultado de lo anterior, las personas han resultado erróneamente convictas de delitos en algunos casos. Recientemente no ha habido escasez de casos en las noticias en que los tribunales han revocado convicciones delictuosas con base en actos inapropiados del fiscal. Aunque a veces los errores cometidos por los fiscales son de buena fe, la conducta errónea del fiscal puede ocurrir cuando un fiscal se enfoca en un sospechoso que le sea conveniente en vez del sospechoso real, cuando un fiscal suprime, oculta o aun fabrica cierta evidencia, o cuando inapropiadamente se basa en testigos no confiables. Todos estos incidentes de la conducta equivocada del fiscal pueden llevar a la revocación de la convicción en la apelación.

Enfocándose en un Sospechoso Equivocado

En la prisa por declarar apresuradamente convicto a los delincuentes y castigarlos gravemente, un fiscal puede enfocarse demasiado estrechamente en cierto sospechoso, pese a la existencia de factores y/o pruebas que señalan a un perpetrador diferente. Debido a la naturaleza de su profesión, los fiscales tienden a actual a la vista del público, sujetos a un escrutinio estricto de los medios y los electores, particularmente en los casos que involucran delitos graves, impactantes, y/o violentos. Como resultado de ello, a veces los fiscales cometen errores al destinar todos los recursos a la persecución de cierto sospechoso, en lugar de investigar otros motivos o evidencias posibles que puedan conducir a otro sospechoso. La tenacidad y el celo de un fiscal al respecto, puede dar lugar a que simplemente ignore evidencias exculpantes u otros factores que señalen en una dirección contraria a la del sospechoso en ese caso. Aun cuando parece bastante posible que otra persona haya cometido el delito, los fiscales pueden estar tentados a no tomar en cuenta tal evidencia y enfocarse solamente en la obtención de una convicción, aun cuando ésta resulte en una convicción equivocada.

Suprimiendo o Fabricando una Evidencia

El incidente más común de la conducta inapropiada de la fiscalía involucra la supresión o fabricación de una prueba exculpatoria, o de una evidencia que puede llevar a la exoneración de la persona sospechosa del delito. Una vez que un fiscal identifica y arresta a un sospechoso viable de un delito grave, para satisfacer el clamor del público y las preguntas de los medios, puede resistirse a tratar sobre cualquier prueba o información que no sostenga su caso contra el sospechoso. Esta situación acentúa la tensión entre el deseo de un fiscal de obtener una convicción y su deber de divulgar a la defensa una prueba exculpatoria. Como mínimo, un fiscal puede minimizar o simplemente ignorar una prueba exculpatoria. En el otro extremo, puede dar pasos para ocultar activamente tales pruebas a la mirada del abogado defensor del sospechoso, destruir las pruebas, y/o fabricar otras pruebas que apoyen su caso. Obviamente, tales acciones de los fiscales involucran un grave comportamiento profesional reprochable que puede dar lugar a que la persona equivocada resulte convicta del delito. Cuando la evidencia es manipulada de tal manera, el sistema judicial, elogiado por su capacidad para declarar convicto al culpable y exonerar al inocente, simplemente no puede funcionar normalmente, dando lugar así a convicciones equivocadas.

Basándose Inadecuadamente en Testigos No Confiables

Finalmente, un fiscal puede cometer una conducta reprochable e interferir con la adecuada administración de la justicia en un caso delictuoso, cuando funda un caso delictuoso principalmente sobre el testimonio de un testigo inherentemente desconfiable. Mediante el uso de “soplones”, o informantes en las cárceles, que se encuentran disponibles para rendir testimonios dañosos contra sospechosos en múltiples casos delictuosos, a cambio de incentivos relacionados con sus propios delitos y/o de los términos de su condena, un fiscal puede utilizar un testigo que es totalmente desconfiable. Dado que el motivo del soplón es puramente para su propio provecho, y que literalmente no tiene nada que perder al testificar, es muy probable que no esté diciendo la verdad o, al menos, la verdad completa. Cuando el testimonio de un soplón es la principal prueba en una convicción penal, tiende a ser considerada no confiable, lo que, a su vez, incrementa la posibilidad de una convicción errónea.

Conducta Reprobable de la Fiscalía y las Apelaciones

Aunque puede ser definitivamente difícil probar la existencia de conducta reprobable de la fiscalía en un caso penal, esto no es imposible, y ciertamente ha ocurrido en algunos casos. Si usted estima que tiene una evidencia válida y confiable de que ha ocurrido una conducta reprobable del fiscal, y de que como resultado, alguien está siendo convicto erróneamente de un delito, usted debería contactar inmediatamente al consejero legal de esa persona. La prueba de una conducta reprobable del fiscal, incluyendo el rechazo de otros posibles sospechosos, el manejo inapropiado de la evidencia, y/o el basarse en testigos notoriamente mentirosos, todo ello puede configurar bases para que la convicción sea revocada en la apelación. Tal evidencia puede ser revisada por el tribunal estatal de apelaciones, y aun por la suprema corte del Estado, u otro tribunal de apelaciones más alto, lo que puede dar como resultado la revocación de la convicción penal de esa persona.

Hable Hoy con un Abogado Calificado en Ley Criminal

Este artículo pretende ser útil e informativo. Pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en ley criminal puede atender sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Tome el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en ley criminal cerca de usted para discutir su situación jurídica específica.

Recursos Adicionales de Ley Criminal

Recursos Legales Estatales de Ley Criminal

Búsqueda de Recursos de Ley Criminal en Abogado

Encuentra un abogado en su área

Bufete de Abogados Destacado de Ley Criminal en Ashburn, VA

Louis A. Kleiman,
Attorney at Law

An Experienced Advocate to Stand Up for Your Rights

Captcha Image

Abogados de ley criminal en Ashburn