Fui lesionado. ¿Puedo presentar una demanda contra la parte que causó mi lesión?

En general, cuando una persona es lesionada como resultado de la negligencia de otra persona, la parte perjudicada puede interponer una demanda contra la parte o partes que causaron las lesiones. Usted tiene derecho a una indemnización por sus lesiones si se comprueba que el demandado fue negligente y que esa negligencia fue la causa de su lesión. Cualquier caso de lesión personal depende de la responsabilidad civil, daños y perjuicios, y de si puede o no cobrar a la parte o partes negligentes. New Hampshire ha adoptado la doctrina de la negligencia comparativa modificada por la cual la acción del demandante está prohibida si su negligencia excede la negligencia combinada de todos los acusados. De lo contrario, la recuperación del reclamante se disminuye en proporción a su grado de negligencia.

La ley de lesiones personales intenta cubrir todas las áreas y tipos de lesiones sufridas por los individuos. Algunas de las áreas más comunes son los accidentes automovilísticos, la responsabilidad de los locales, la negligencia médica y la responsabilidad del producto, entre otros. Que tenga o no derecho a reparación, ello dependerá del tipo de accidente que causó la lesión.

 

ACCIDENTES DE VEHÍCULOS

New Hampshire, opera con el sistema de "falla" que determina la responsabilidad basada en la demostración de que una de las partes tuvo la culpa por negligencia, lo que causó el accidente. En otras palabras, si el otro conductor es el culpable del accidente, usted puede cobrar daños y perjuicios, y viceversa. Generalmente, las personas que operan vehículos de motor deben ejercer un cuidado razonable bajo las circunstancias. La falta de cuidado razonable es la base para la mayoría de demandas por daños y perjuicios causados ??por un accidente automovilístico. En estos casos, la prueba de la culpa es a menudo controvertida y requiere una investigación a fondo. El conductor también puede ser responsable por un accidente causado por una conducta intencional o imprudente. Un conductor imprudente es aquel que maneja sin precaución, con el deliberado desprecio por la probabilidad de que la forma en que conduce pueda ocasionar un accidente.

La compañía de seguros del otro conductor es el portador de la responsabilidad y le pagará, como víctima de la negligencia del otro conductor, por los gastos de bolsillo, los daños y el dolor y el sufrimiento. El seguro obligatorio de responsabilidad mínima en New Hampshire es de $ 25,000 por persona y $ 50,000 por accidente por lesiones personales, y $ 25,000 por daños a la propiedad.

Si la persona que causó su lesión dispone de seguro de responsabilidad civil del automóvil, un ajustador de seguros reunirá los registros pertinentes, incluidas las historias clínicas, facturas médicas, la verificación de la pérdida de salarios y similares, en un esfuerzo por verificar sus daños. La compañía de seguros le puede hacer una oferta para resolver la reclamación. Usted puede encontrar la oferta aceptable y una vez que la acepta, el proceso de reclamación se ha terminado. Si usted no recibe una oferta aceptable, se puede proceder a presentar una demanda. Tenga cuidado al tratar con la compañía de seguros de la otra parte, ya que puede tratar de apresurar un acuerdo antes de que usted pueda evaluar adecuadamente el alcance de sus daños. Si usted está en un accidente de automóvil con un conductor sin seguro que es culpable o un conductor que no tiene suficiente seguro para cubrir sus daños, se aplicarán las disposiciones de su propia póliza sobre los conductores sin seguro o con seguro insuficiente. Esta cobertura también se aplicaría si se vio afectado por un "golpe y fuga" del conductor.

 

RESPONSABILIDAD DE LOS LOCALES

 Si usted se lesionó en la casa de otra persona o en un establecimiento comercial, la persona o entidad responsable de los locales puede ser declarada responsable. Esto puede cubrir una variedad de situaciones que incluyen resbalones y caídas, mordeduras de perro, asaltos, entre otros. La persona responsable de sus daños es la parte que tiene el control de la propiedad. Esa parte es responsable del cuidado, mantenimiento e inspección de la propiedad. Por ejemplo, un propietario no puede ser el responsable si él o ella han arrendado la propiedad a otra persona que realmente tiene el control sobre los locales.

En general, es deber de un propietario ejercer un cuidado razonable en el mantenimiento de los locales. Se debe advertir a un visitante de las condiciones peligrosas que se conocen, o debieran ser conocidos por él, si las condiciones no pueden ser percibidas por el visitante y para reparar esas condiciones dentro de un plazo razonable. Los factores utilizados para determinar si el propietario actuó con la debida diligencia en el mantenimiento de la propiedad incluyen: (a) la previsibilidad del daño a los demás; (b) la magnitud de los riesgos de daño a los demás, si la propiedad se mantiene en su estado actual; (c) el beneficio a un individuo o a la sociedad de mantener la propiedad en su estado actual; y (d) el costo y la inconveniencia de ofrecer una protección adecuada.

El propietario u operador de la propiedad debe tener conocimiento del defecto o circunstancias que causaron su lesión antes de que la lesión se haya producido. El aviso puede ser real o aviso previo implícito, es decir, el dueño sabía o debería haber sabido de la condición peligrosa teniendo en cuenta todos los hechos y circunstancias. Cuando el dueño de hecho creó la condición peligrosa, entonces la notificación se presume. Si el peligro no puede ser eliminado, el propietario tiene el deber de advertir sobre los peligros de que sea consciente o que debería tener en cuenta.

En el caso de una mordedura de perro, sin embargo, en New Hampshire no es necesario que el dueño del perro tenga previo aviso de las tendencias peligrosas del perro. La responsabilidad objetiva se impone al propietario o criador del perro por los daños causados ??por el perro y el único elemento necesario para la recuperación de los daños es que el perro actuó en forma enconada o maliciosamente. El dueño del perro puede, sin embargo, utilizar la defensa de la culpa comparativa.

El deber de un poseedor del terreno hacia la persona lesionada puede variar dependiendo de la situación de la persona en el momento de la lesión. Los dueños de negocios suelen tener la mayor responsabilidad en relación con los visitantes de sus locales. Los propietarios también tienen ese deber hacia sus invitados. El estándar de la atención debida a un invasor adulto es menor que la debida a una persona que tiene permiso para estar en la propiedad.

Sin embargo, un propietario puede ser responsaible, si mantiene una condición que cause lesiones a un niño invasor.

RESPONSABILIDAD DE LOS PRODUCTOS

La responsabilidad por productos defectuosos se ocupa de la recuperación de lesiones personales o daños a la propiedad resultantes de la utilización de un producto. Los casos de responsabilidad del producto pueden implicar los juguetes peligrosos, el diseño de automóviles, las fallas del cinturón de seguridad, mal diseño de productos para el hogar, maquinaria industrial, productos que causan explosiones o quemaduras, productos de aviación, entre otros. Una demanda puede ser dirigida a cualquier persona que participe en la cadena de fabricación de ese producto, del diseñador al fabricante y a la tienda al por menor. Cuando una compañía diseña y fabrica un producto,  tiene la responsabilidad de garantizar que cualquier persona que ejerza un cuidado razonable dentro de los parámetros esperados del uso previsto del producto, no va a resultar lesionada. Una acción puede estar basada en la negligencia, el incumplimiento de la garantía implícita o expresa, o en la responsabilidad estricta.

Bajo una teoría de la negligencia, el demandante debe probar los elementos del deber, el incumplimiento de las obligaciones, daños y perjuicios, y la causa próxima. Un fabricante puede ser negligente en el uso de procedimientos inferiores o materiales pobres, en la construcción del producto. En cuanto a la violación de la teoría de la garantía, la garantía es como una promesa. Una garantía implícita es aquella que cuenta, exista o no una  "garantía" por escrito.

Una garantía implícita de comerciabilidad significa que el producto vendido se ajusta a las normas ordinarias del cuidado y que es comparable a los bienes similares vendidos en circunstancias semejantes. Una garantía implícita de aptitud para un propósito particular se da cuando el vendedor, distribuidor o fabricante tiene motivos para conocer el fin específico para el cual las mercancías son necesarias, y cuando el comprador se basa en la habilidad y el juicio del vendedor para seleccionar y presentar los productos susceptibles. Si las garantías de comerciabilidad o idoneidad para un propósito particular, no se cumplen, o la promesa se rompe, entonces el fabricante, distribuidor y / o vendedor del producto se hacen responsables de las consecuencias. 

Hable Hoy con un Abogado Calificado en Lesión Personal

Este artículo pretende ser útil e informativo. Pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en lesión personal puede atender sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Tome el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en lesión personal cerca de usted para discutir su situación jurídica específica.

Recursos Adicionales de Lesión Personal

Búsqueda de Recursos de Lesión Personal en Abogado

Encuentra un abogado en su área

Bufete de Abogados Destacado de Lesión Personal en New Hampshire

Hage Hodes PA
Attorneys at Law

Representing Injured People and Their Families throughout the States of New Hampshire and Massachusetts

Captcha Image