¿Quién es responsable cuando una persona resulta lesionada?

La ley de lesiones personales se refiere a la determinación de quién puede ser responsable de sus lesiones y cuánto debe pagar por sus daños. Las lesiones personales forman parte de la ley de agravios, el término legal que incluye muchos tipos de lesiones a las personas y sus bienes. Cada reclamación por agravios debe incluir cuatro elementos básicos, tales como: deber, incumplimiento de las obligaciones, daños y perjuicios, y la causa próxima. El acusado debe tener la obligación legal hacia el demandante. El acusado debe haber violado ese deber legal. El demandante debe haber sufrido algún daño para que la ley permita el otorgamiento de una indemnización monetaria. El incumplimiento de la demandada de un deber legal debe estar relacionado con una lesión lo suficientemente próxima para ser considerada una causa inmediata de la lesión del demandante.

Hay una serie de principios que se aplican a la ley de agravios y lesiones personales. Estos principios reconocen los grados de culpa por parte de la persona que causa la lesión. En general, los grados de culpa pueden ser descritos como negligencia, dolo, y la responsabilidad objetiva.

El término negligencia es esencial para la ley de agravios. Se espera que todo el mundo tenga cuidado ordinario normal para garantizar que su acción o las acciones de los demás bajo su control, no causen daño a nadie. Si caen por debajo de ese nivel, y alguien resulta lesionado o dañada su propiedad, entonces se convierten en negligencia. La negligencia no significa que la persona tuvo el propósito deliberado de causar daño, sólo significa que no tuvo el cuidado razonable o no actuó como lo hubiera hecho cualquier persona razonable. El grado de atención varía con las circunstancias de cada caso. El demandante también tiene el deber de ejercer un cuidado razonable de acuerdo con las circunstancias.

La responsabilidad objetiva significa que uno no tiene que probar la negligencia de la parte que causó la lesión para recuperar los daños. En el caso de la responsabilidad por productos defectuosos, la ley sostiene que no tiene que probarse que el fabricante fue negligente si alguien se lesiona durante el uso de un producto. Sólo tiene que demostrar que el producto era defectuoso cuando salió de las manos del vendedor en particular y que fue la causa próxima de las lesiones. Una demanda puede ser dirigida a cualquier persona que participe en la cadena de fabricación de ese producto, del fabricante al diseñador y a la tienda al por menor.

Un "agravio intencional" se refiere a daños personales causados por una persona que tiene la intención de causar daño. También puede referirse al daño causado por la conducta dolosa o imprudente. Los agravios intencionales incluyen el asalto y la agresión, provocación intencional de angustia emocional de difamación y calumnias, etc. 

Hable Hoy con un Abogado Calificado en Lesión Personal

Este artículo pretende ser útil e informativo. Pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en lesión personal puede atender sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Tome el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en lesión personal cerca de usted para discutir su situación jurídica específica.

Recursos Adicionales de Lesión Personal

Búsqueda de Recursos de Lesión Personal en Abogado

Encuentra un abogado en su área