Fui Lesionado. ¿Puedo Presentar Una Demanda Contra La Parte Que Me Causó La Lesión?

En general, cuando una persona resulta lesionada como resultado de la negligencia de otra persona, la parte lesionada puede presentar una reclamación contra la parte o partes que causaron las lesiones. Usted tiene derecho a la compensación de sus lesiones si se encuentra que el acusado fue negligente y que tal negligencia causó su lesión. Cualquier caso de lesión personal depende de la responsabilidad, los daños y de si usted puede o no cobrar a la parte o partes que fueron negligentes. Aun si usted parcialmente tuvo la culpa de sus lesiones, usted puede tener derecho a una porción de los daños. Missouri ha adoptado la doctrina de la negligencia comparativa modificada por la que la acción del reclamante se elimina si su falta equivale o excede a la falta combinada de los acusados. De lo contrario, la recuperación que obtenga el reclamante será disminuida en proporción a su grado de participación en la falta.

La ley  sobre lesiones personales intenta cubrir todas las áreas y tipos de lesiones sufridas por los individuos. Algunas de las áreas más comunes son, entre otras, los accidentes automovilísticos, la responsabilidad de los edificios, la negligencia médica, y la responsabilidad del producto. El hecho de que tenga o no derecho a la compensación dependerá del tipo de accidente que causó la lesión.

 ACCIDENTES AUTOMOVILÍSTICOS

Missouri opera sobre un sistema de “falta”, el cual determina la responsabilidad con base en una demostración de que una parte estuvo en falta debido a negligencia, lo que causó el accidente. En otras palabras, si el otro conductor es culpado del accidente, usted puede cobrar daños, y viceversa. Generalmente, las personas que operan vehículos de motor deben ejercer un cuidado razonable de acuerdo con las circunstancias. No utilizar un cuidado razonable es la base de la mayoría de las demandas por daños causados por un accidente automovilístico. En estos casos, la prueba de la falta con frecuencia es impugnada y requiere un investigación completa. Un conductor también puede ser responsable de un accidente causado por una conducta intencional o negligente. Un conductor negligente es aquel que maneja inseguramente, con voluntario desapego de la probabilidad de que su manejo pueda causar un accidente.

La compañía de seguros del otro conductor es el portador de la responsabilidad y le pagará, como víctima de la negligencia del otro conductor, sus gastos de bolsillo y el dolor y sufrimiento. La cobertura de la responsabilidad minima obligatoria en Missouri es $25,000 por persona y $50,000 por accidente con lesiones personales, y $10,000 por daños a la propiedad. Si la persona que causó su lesión tiene un seguro de responsabilidad automotriz, un ajustador del seguro reunirá los registros pertinentes, incluyendo los registros médicos, cuentas médicas, pérdida de salarios, verificación y otros similares en un esfuerzo por hacerle una oferta para la verificación de sus daños. La compañía de seguros le hará una oferta para arreglar la reclamación. Si usted encuentra la oferta aceptable, el proceso de la reclamación queda terminado. Si usted no recibe una oferta aceptable, usted puede proceder a pr4esentar una demanda. Tenga cuidado cuando trate con la compañía de seguros de la otra parte debido a que tratará de apresurarlo a llegar a un arreglo antes de que pueda evaluar adecuadamente la extensión de sus daños. Si usted se encuentra en un accidente de automóviles con un conductor no asegurado que haya cometido falta o un conductor que no cuente con suficiente seguro para cubrir sus daños, el conductor no asegurado, se aplicarán las disposiciones de su propia póliza. Esta cobertura también se aplicaría si fuera chocado por un conductor  que “golpea y huye”.

RESPONSABILIDAD DE LOS EDIFICIOS

Si usted resultó lesionado en la casa de alguien o en un establecimiento comercial, la persona o entidad responsable del edificio puede ser encontrada responsable. Esto puede cubrir una variedad de situaciones, incluyendo resbalón y caída, mordida de perro, asalto, entre otras. La persona responsable de sus daños es la parte que tiene el control de la propiedad. Esa parte es responsable del cuidado, mantenimiento e inspección de la propiedad. Por ejemplo, un dueño puede no ser la parte responsable si ha rentado la propiedad a un tercero que actualmente tiene el control del edificio. En general, es deber del dueño ejercer un cuidado razonable en el mantenimiento del edificio y advertir a un visitante de cualquier condición peligrosa conocida o que debería haber sido conocida para el dueño, si dichas condiciones no son percibidas por el visitante.

Los factores utilizados para determinar si el dueño puso un cuidado razonable en el mantenimiento de la propiedad, incluyen (a) la previsibilidad de riesgos de lesión para otros; (b) la magnitud de los riesgos para otros si la propiedad se mantiene en sus condiciones actuales; (c) el beneficio para un individuo o la sociedad de mantener la propiedad en sus condiciones actuales; y (d) el costo e inconveniencia de proporcionar una protección adecuada. El dueño u operador de la propiedad debe tener un aviso acerca del defecto o circunstancias que causaron su lesión, previamente a que la misma haya ocurrido. El aviso puede ser de hecho o implícito, significando que el dueño sabía o debía haber conocido la condición peligrosa dados los hechos y circunstancias del entorno. Cuando el dueño, de hecho, creó la condición peligrosa, entonces puede presumirse el aviso. Si un riesgo no puede ser eliminado, el dueño tiene el deber de advertir de los peligros que conoce o debería conocer. El deber de un poseedor del terreno hacia la persona lesionada puede variar dependiendo del status de la persona en el momento de la lesión. Los dueños de negocios, típicamente, tienen la más alta responsabilidad hacia aquellos que son invitados a su edificio. Los dueños de casa también tienen un deber hacia sus huéspedes. La norma de cuidados debidos a un adulto invasor es menor que la debida a una persona que tiene permiso de estar dentro de la propiedad. Sin embargo, un dueño puede ser responsable, si una condición causó lesiones a un niño invasor.

RESPONSABILIDAD DEL PRODUCTO

La responsabilidad del producto trata de la recuperación de lesiones personales o de los daños a la propiedad resultantes del uso de un producto. Los casos de responsabilidad del producto pueden involucrar, entre otros, juguetes peligrosos, diseño de automóviles, fallas de cinturones de seguridad, productos del hogar diseñados inapropiadamente, maquinaria industrial, productos que causan quemaduras o explosiones, productos de la aviación, prescripción de drogas. Una demanda puede iniciase contra cualquiera que participe en la cadena de la fabricación del producto, desde el fabricante, al diseñador y a la tienda al menudeo. Cuando una compañía diseña y fabrica un producto, tiene la responsabilidad de asegurar que cualquiera que ejerciendo un cuidado razonable dentro de los parámetros esperados para el producto, no resultará lesionado. Una acción puede basarse en la negligencia, incumplimiento de la garantía implícita o expresa, o en la responsabilidad estricta. De acuerdo con la teoría de la negligencia, el reclamante debe probar los elementos del deber, el incumplimiento del deber, los daños y la causa próxima.  En cuanto a la teoría del incumplimiento de la garantía, una garantía es como una promesa. Una garantía implícita existe ya sea que usted tenga o no una “garantía” escrita. Una garantía implícita de comerciabilidad significa que el producto vendido se ajusta a los estándares ordinarios de cuidado que son comparables con bienes similares vendidos en circunstancias similares. Una garantía implícita de adaptabilidad para un propósito en particular existe cuando el vendedor al menudeo, el distribuidor en general o el fabricante tienen razón de conocer el propósito para el cual los bienes se requieren, y que el comprador confía en la habilidad y juicio del vendedor para seleccionar y proporcionar bienes apropiados. Si las garantías de comerciabilidad y adaptabilidad para un propósito en particular se incumplen, o la promesa se rompe, entonces el fabricante, distribuidor y/o el vendedor del producto son responsables de las consecuencias.

De conformidad con la más reciente teoría de la responsabilidad estricta, usted no tiene que probar que el fabricante o el diseñador fue negligente. Usted debe demostrar que el producto fue defectuoso cuando salió del fabricante; y el defecto causó la lesión. En general, un producto es irrazonablemente peligroso o defectuoso si no funciona de la manera razonable que se espera a la luz de su naturaleza y esperada función. Existen tres tipos básicos de defectos. Primero, un producto puede contener un desperfecto de fabricación. Segundo, el producto puede haber sido diseñado defectuosamente. Tercero, el producto no cuenta con advertencias adecuadas, directrices o instrucciones. Tenga presente que hay límites legales a la responsabilidad del producto.

Hable Hoy con un Abogado Calificado en Lesión Personal

Este artículo pretende ser útil e informativo. Pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en lesión personal puede atender sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Tome el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en lesión personal cerca de usted para discutir su situación jurídica específica.

Recursos Adicionales de Lesión Personal

Búsqueda de Recursos de Lesión Personal en Abogado

Encuentra un abogado en su área

Abogados de lesión personal