Me lastimé. ¿Puedo presentar una demanda contra la parte que causó mi lesión?

En general, cuando una persona es lesionada como resultado de la negligencia de otra persona, la parte perjudicada puede interponer una demanda contra la parte o partes que causaron las lesiones. Usted tiene derecho a una compensación por sus lesiones, si se comprueba que el demandado fue negligente y que esta negligencia fue la causa de su lesión. Cualquier caso de lesión personal depende de la responsabilidad civil, daños y perjuicios, y si usted puede o no cobrar a la parte o partes negligentes. Georgia ha aprobado una variación de la negligencia comparativa. Bajo esta doctrina, la acción del demandante se ve impedida si se podría haber evitado las consecuencias de la negligencia del demandado. De lo contrario, la recuperación del reclamante se disminuye en proporción a su grado de negligencia.

La ley de lesiones personales intenta cubrir todas las áreas y tipos de lesiones sufridas por los particulares. Algunas de las áreas más comunes son los accidentes automovilísticos, la responsabilidad de los edificios, la negligencia médica y la responsabilidad del producto, entre otros. Que tenga usted o no derecho a reparación, dependerá del tipo de accidente que causó la lesión.

ACCIDENTES DE VEHÍCULOS

Georgia opera un sistema de "falla" que determina la responsabilidad con base en una prueba de que una de las partes tuvo la culpa por negligencia, y por ello se causó el accidente.

En otras palabras, si el otro conductor es el culpable del accidente, usted puede cobrar daños y perjuicios, y viceversa. Generalmente, las personas que operan vehículos de motor deben ejercer un cuidado razonable de acuerdo con las circunstancias. La falta de cuidado razonable es la base para la mayoría de las demandas por daños y perjuicios causados por un accidente automovilístico. En estos casos, la prueba de la culpa es a menudo controvertida y requiere una investigación a fondo. El conductor también puede ser responsable por un accidente causado por una conducta intencional o imprudente. Un conductor imprudente es aquel que conduce de forma no segura, con el deliberado desprecio acerca de que la probabilidad de que su forma de conducir pueda ocasionar un accidente.

La compañía de seguros del otro conductor es el portador de la responsabilidad y le pagará, como víctima de la negligencia del otro conductor, por su sus daños de bolsillo y por el dolor y el sufrimiento. La cobertura mínima de responsabilidad civil obligatoria en Georgia es de $ 25.000 por persona y $ 30,000 por accidente por lesiones personales, y $ 25.000 por daños a la propiedad. Si la persona que haya causado su lesión tiene seguro de responsabilidad automotriz, un ajustador de seguros reunirá los registros pertinentes, incluidos el historial clínico, facturas médicas, la verificación de la pérdida de salarios y demás, en un esfuerzo por verificar sus daños.

La compañía de seguros le puede hacer una oferta para resolver su reclamación. Usted puede encontrar la oferta aceptable y una vez que la acepta, el proceso de reclamación ha terminado. Si usted no recibe una oferta aceptable, se puede proceder a presentar una demanda. Tenga cuidado al tratar con la compañía de seguros de la otra parte, ya que pueden tratar de apresurar un acuerdo antes de que usted  pueda evaluar la magnitud de sus daños adecuadamente. Si usted tiene un accidente automovilístico con un conductor sin seguro que es culpable o un conductor que no tiene suficiente seguro para cubrir sus daños, las disposiciones de su propia póliza sobre conductores sin seguro o con seguro insuficiente, se aplicarán si se ha adquirido dicha cobertura.

 RESPONSABILIDAD DE LOS EDIFICIOS

Si usted se lesionó en la casa de otra persona o en un establecimiento comercial, la persona responsable de los locales puede ser declarada responsable. Esto puede cubrir una variedad de situaciones que incluyen resbalones y caídas, mordeduras de perro, asaltos, entre otros. En Georgia, el deber de un propietario hacia la persona herida varía dependiendo del estado de la persona en el momento de la lesión. Un nivel superior de cuidado, se impone a un dueño de la propiedad con respecto a una persona con permiso, y un nivel más alto con respecto a una persona con permiso que a un intruso. Para un invitado, el propietario es responsable de los daños causados por no haber ejercido el cuidado normal en la conservación segura de los locales. El propietario del local es responsable de una persona con permiso (incluyendo un invitado por razones sociales) sólo por lo que toca a lesiones intencionales o injustificadas. Por lo general, es deliberado o injustificable no ejercer cuidado ordinario para evitar causar daños a una persona con permiso que realmente se sabe con certeza, o se espera razonablemente, que se encuentre dentro del rango de un acto o condición peligrosa. El deber del propietario hacia un intruso cuya presencia no se espera es no crear trampas para él o lesionarlo deliberada o injustificadamente.

Hay una excepción para los niños invasores que indica que en ciertas circunstancias, el propietario es responsable cuando en el ejercicio de los cuidados ordinarios debería prever que el daño se produciría a un niño cuya presencia se debería haber anticipado. En cuanto a los terrenos de recreo disponibles para uso público sin cobrar la entrada, el propietario no tiene obligación de mantener las instalaciones con seguridad o de dar cualquier aviso acerca de una condición peligrosa.

Es deber de un propietario ejercer un cuidado razonable en el mantenimiento de los locales y  advertir a un visitante de las condiciones peligrosas que se conocen, o debieran ser conocidos por él, si las condiciones no pueden ser percibidas por el visitante. Al propietario u operador de la propiedad debe notificársele el defecto o circunstancias que causaron su lesión antes de que la lesión se haya producido. El aviso puede ser real o implícito, es decir, el dueño sabía o debería haber sabido de la condición peligrosa teniendo en cuenta todos los hechos y circunstancias. La persona responsable de sus daños es la parte que tiene el control de la propiedad. Esa parte es responsable del cuidado, mantenimiento e inspección de la propiedad. Por ejemplo, un propietario no puede ser el responsable si ha arrendado la propiedad a otra persona que realmente tiene el control sobre los locales.

Responsabilidad por productos defectuosos

 La responsabilidad del producto trata de las recuperaciones de lesiones personales o daños a la propiedad resultantes de la utilización de un producto. Una acción puede basarse en la negligencia, incumplimiento de la garantía implícita o expresa, o en la responsabilidad estricta. Una demanda puede interponerse contra cualquier persona que participe en la cadena de fabricación de ese producto, del fabricante, al diseñador y hasta la la tienda al menudeo. Cuando una compañía diseña y fabrica un producto, tiene la responsabilidad de garantizar que cualquier persona que ejerza un cuidado razonable dentro de los parámetros esperados de uso esperado del producto, no resultará dañada.

Bajo la nueva teoría de la responsabilidad estricta, no tiene que probarse que el fabricante o diseñador fue negligente. Usted sólo tendrá que demostrar que el producto era defectuoso debido a errores de diseño defectuoso, en la fabricación, o que el fabricante no aportó suficiente advertencia de los riesgos potenciales o no ha proporcionado instrucciones adecuadas. Cualquier demanda basada en la responsabilidad estricta debe ser presentada dentro de diez años a partir de la fecha de la primera venta del producto. Los vendedores que no son en realidad los fabricantes no se hacen responsables en virtud de la doctrina de la responsabilidad estricta. Tenga en cuenta que existen otros límites a la ley de responsabilidad por productos como por ejemplo cuando el consumidor ha sido descuidado con el uso del producto.

 Negligencia médica

Cuando un proveedor de cuidados médicos causa una lesión debido a su incumplimiento de las normas aceptadas de la atención aplicables a ese campo particular de experiencia, usted puede tener una demanda por negligencia médica. Una reclamación puede ser interpuesta contra los médicos, dentistas, enfermeras, terapeutas, hospitales, clínicas y farmacéuticos, entre otros. Algunos ejemplos de negligencia médica incluyen el diagnóstico incorrecto, falta de tratamiento, un tratamiento inadecuado, retraso en el tratamiento, los errores de medicación, errores quirúrgicos, la prestación de  servicios sin el consentimiento informado, etc. Las reclamaciones por negligencia médica son algunas de las más difíciles de hacer prevalecer y son bastante costosas debido a la necesidad de revisión y testimonios de expertos calificados.

Hable Hoy con un Abogado Calificado en Lesión Personal

Este artículo pretende ser útil e informativo. Pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en lesión personal puede atender sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Tome el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en lesión personal cerca de usted para discutir su situación jurídica específica.

Recursos Adicionales de Lesión Personal

Búsqueda de Recursos de Lesión Personal en Abogado

Encuentra un abogado en su área

Abogados de lesión personal