¿Cómo puedo ayudar a que mi empleado llegue a ser residente de los E. U.?

Además de las peticiones que formulan los parientes, las peticiones de los empleadores son otra manera común de ayudar a una persona para que llegue a ser residente de los E. U.. En esta era global, es común que los empleadores recluten a sus empleados sobre una base internacional. A fin de que un nacional extranjero viva y trabaje permanentemente en los E. U. como residente, el empleador debe recurrir al proceso de solicitud ante el Servicio de Naturalización y Ciudadanía (USCIS) de los E. U. Aun más, existen requisitos específicos por lo que se refiere a la clase de empleados extranjeros que son elegibles para este tipo de procedimiento de inmigración.

Típicamente, el empleador debe obtener primero una Solicitud de Certificación Laboral (LCA) del Departamento del Trabajo de los E. U. Sin embargo, para algunas clases de empleados, la LCA no se requiere. A continuación de la aprobación de la LCA, o en caso de no requerirse esta aprobación, el empleador debe presentar la Forma I-140, Petición para la Inmigración de un Trabajador Extranjero ante el Centro de Servicio de USCIS, o en el caso de empleados que califiquen como “Inmigrantes Especiales,” como los define el siguiente párrafo, la Forma I-360, Petición para un Amerasian, Viudo(a), o Inmigrante Especial.

Los empleados extranjeros elegibles deben estar viviendo ya sea dentro o fuera de los E. U., en el momento de la petición. Sin embargo, deben estar comprendidos dentro de una de cuatro categorías a fin de ser elegibles para una residencia legal permanente con base en su empleo. Los empleados deben ser “Trabajadores Prioritarios”, tales como profesores o ejecutivos multinacionales, “Profesionistas con Grados Avanzados o Personas con una Habilidad Excepcional”, o “Profesionales o Trabajadores Calificados no Disponibles en los E. U., y/o “Inmigrantes Especiales”, tales como trabajadores religiosos o algunos médicos.

Una vez que la solicitud es aprobada, usted debe esperar hasta que se le dé al empleado el número de una visa de inmigrante por el Departamento de Estado de los E. U., aun cuando ya se encuentre dentro de los E. U. La solicitud aprobada da al empleado una “cita prioritaria”, o un lugar en la fila dentro de la cual otras personas buscan la residencia legal permanente mediante la misma categoría ocupacional. Los períodos de espera para visas de inmigrante varían de acuerdo con un número de factores, tales como el país o región a la que pertenezca el empleado, y el número de otras personas que buscan el mismo tipo de visa.

Después de recibir un número de visa de inmigrante, el empleado tiene derecho a una visa de inmigración para entrar y trabajar en los E. U. En este punto, el cónyuge del empleado y los hijos no casados menores de 21 años de edad, generalmente pueden ser sujetos de la petición de visa de inmigrante, o bien, ajustar su status a la de residentes legales permanentes. Si el empleado ya se encuentra en los E. U., entonces debe presentar la solicitud necesaria a fin de ajustar su status a aquel de residente legal permanente. Si aun no está en los E. U., entonces deberá completar el proceso ante la oficina del consulado de los E. U. que le corresponda.

Hable Hoy con un Abogado Calificado en Inmigración

Este artículo pretende ser útil e informativo. Pero los asuntos legales pueden llegar a ser complicados y estresantes. Un abogado calificado en inmigración puede atender sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Tome el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en inmigración cerca de usted para discutir su situación jurídica específica.

Recursos Adicionales de Inmigración

Búsqueda de Recursos de Inmigración en Abogado

Encuentra un abogado en su área

Abogados de inmigración en Ashburn